Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
AUTORESESOTERICOS
Blog de masallaesoteric
31 de Agosto, 2010 · General

GOLEMAN Y LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

GOLEMAN Y LA INTELIGENCIA EMOCIONAL (Datos,Libro y Video)

O INTELIGENCIA O EMOCIONAL...

Por Fabio Ramirez

NUESTRA PRIMITIVA FORMA DE PENSAR,TIPICAMENTE OCCIDENTAL,DE PENSAR EN FORMA DE CONFRONTACION,DE COMPARAR LAS COSAS EN TERMINOS DE PEOR O MEJOR O AUN DE SIMILAR,NOS MUESTRA UN EJEMPLO,EN ESTE CONCEPTO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL...

Y COMO DECIA EN EL TITULO,CUANDO EMPECE A ESTUDIAR ESTE TEMA ME VINO DE ENTRADA LA APARENTE OPOSICION ENTRE O INTELIGENCIA O EMOCIONAL...COMO 2 SENDEROS DISTINTOS,UNO EL DEL INTELECTO,EMINENTEMENTE RACIONAL O SEA DEL HEMISFERIO IZQUIERDO Y EL OTRO,EMOCIONAL,AFECTIVO Y SUBJETIVO,EJERCIDO POR EL HEMISFERIO DERECHO...

DESDE LA MISTICA HIPPIE DE LOS 60 CUANDO SE REVALORO EL HEMISFERIO DERECHO,O EL LADO MATERNAL,EL SUBCONCIENTE Y LOS VALORES ORIENTALES,ES CUANDO EMPEZAMOS A PLANTEAR UNA MANERA DE UNIR LOS 2 HEMISFERIOS TRABAJANDO JUNTOS...TAREA MUY DIFICIL QUE YA ERIC FROMM Y ESPECIFICAMENTE LA HOLISTICA HA INTENTADO DE MANERA MUY INTERESANTE AUNQUE COMPLEJA EN SUS LOGROS...

SE DICE QUE NUESTRO CEREBRO TIENE AUN UNA BASE DEL ANTIGUO CEREBRO ANIMAL,LA CORTEZA Y PARTE EMOCIONAL QUE CONSERVA LOS INSTINTOS REPTILES TIPICOS...Y QUE DENTRO DE TODO PENSANTE HUMANO ESTAN OCULTOS (A VECES MUY POCO OCULTOS) PUNCIONES Y RAICES EMOCIONALES INSTINTIVAS QUE SERIAN MUCHO MAS FUERTES DE LO QUE CREEMOS Y PODEMOS SOPORTAR Y ESAS RAICES INSOPORTABLES SERIAN JUSTAMENTE LO QUE NOS OCASIONA EL CONFLICTO PSICOEMOCIONAL...EN ORIENTE SE DICE QUE EL CONFLICTO O CRISIS PROVIENE DE LA LUCHA ENTRE LA MENTE Y LA EMOCION...O ENTRE 2 HEMISFERIOS,ENTRE EL TALAMO Y EL ENCEFALO PROPIAMENTE DICHO,PERO LA VERDAD ES QUE LAS EMOCIONES SE ENTROMETEN EN TODA LA CAJA CRANEANA Y SE REVELO QUE EN EL QUIASMA OPTICO Y LA CAJA TURCA HAY TERMINALES NERVIOSAS QUE REACCIONAN A LAS EMOCIONES Y RECUERDOS...

SABEMOS QUE MUCHAS ENFERMEDADES SON EMOCIONES MAL ASUMIDAS O EMOCIONES DESTRUCTIVAS Y EL INTENTO DEL PSICOANALISIS FREUDIANO DE EXORCIZAR LOS DEMONIOS EMOCIONALES,NO DIO RESULTADO...UNO NO PUEDE RENEGAR DE SUS EMOCIONES,SINO MONTARSE SOBRE ELLAS Y ASI DISFRUTAR EL VIAJE...LO IMPORTANTE NO ES EL DESTINO NI ADONDE VA,SINO LA FORMA DE VIAJAR,COMO DICE LOS AFORISMOS DE AUTOAYUDA...

PERO HAY VALOR EN LAS EMOCIONES ?...DEMASIADO Y NO ES RENEGANDO DE ELLAS COMO UNO SE CURA REALMENTE...ASUMIR EL LADO EMOCIONAL Y HACER PARTICIPAR A LA INTELIGENCIA DE LA SENSACION CONCIENTE DEL MOMENTO,ES UNO DE LOS ESTADOS MENTALES MAS RECOMENDABLES Y LOS ESOTERISTAS Y MISTICOS LO LLAMAN SENSACION DEL ETERNO PRESENTE....UN ESTADO EN EL QUE SE VIVE EL AQUI Y EL AHORA Y DONDE EL PASADO NO MOLESTA NI EL FUTURO NO IMPORTA...SE CONCENTRA EN EL MOMENTO Y SE ALEJAN MIEDOS Y DUDAS Y ASI CON TODAS LAS FUERZAS,PUEDE MANIFESTAR EL SER SU SUEÑO Y CONCRETAR SU DESEO...

QUE ES DIFICIL ? Y SI...UN TESORO,SIEMPRE TIENE UN DRAGON O UN VIAJE DIFICIL PARA DESCUBRIRLO Y AL QUE HAY QUE ENFRENTARNOS PARA PODER LLEGAR...CUANDO AL FINAL DESCUBRIMOS QUE ESE MONSTRUO O VIAJE AL QUE NOS ENFRENTAMOS ERA PARTE DE NOSOTROS MISMOS,LA MANIFESTACION (EGREGOR,USANDO UN TERMINO ESOTERICO) DE NUESTROS DEFECTOS Y QUE LA TRAVESIA EN SI ES LA FORMA DE ENFRNTARNOS Y TRASMUTAR NUESTROS DEFECTOS EN NUESTROS PODERES O VIRTUDES...

INTERESANTE Y POR MOMENTOS,SE ENLAZA CON LOS ESTUDIOS DE LA TRADICION ESOTERICA Y LOS SIMBOLOS MITICOS DE CARL JUNG Y DE JOSEPH CAMPBELL...AUNQUE ALGUNOS LO PRESENTAN COMO OTRA "CHANTADA"...PERO ES UN EJERCICIO DE SINCERAMIENTO INTERNO QUE PERMITE CORREGIR NUESTRAS FALLAS Y DESARROLLAR NUESTRA FUERZA INTERNA,ENTRENARNOS PARA SER SERES MEJORES...


GOLEMAN SEGUN LA WISKIPEDIA :

Daniel Goleman es un psicólogo estadounidense, nacido en Stockton, California, el 7 de marzo de 1947. Adquirió fama mundial a partir de la publicación de su libro Emotional Intelligence (Inteligencia Emocional) en 1995.

Daniel Goleman posteriormente también escribió Inteligencia Social, la segunda parte del libro Inteligencia Emocional.

Trabajó como redactor de la sección de ciencias de la conducta y del cerebro de The New York Times. Ha sido editor de la revista Psychology Today y profesor de psicología en la Universidad de Harvard, universidad en la que se doctoró.

Goleman fue cofundador de la Collaborative for Academic, Social and Emotional Learning en el centro de estudios infantiles de la universidad de Yale (posteriormente en la universidad de Illinois, en Chicago), cuya misión es ayudar a las escuelas a introducir cursos de educación emocional.

Editado por primera vez en 1995, Inteligencia emocional se mantuvo durante un año y medio en la lista de libros más vendidos del The New York Times. Según la web oficial de Daniel Goleman, hasta 2006, alrededor de 5.000.000 de ejemplares han sido vendidos en treinta idiomas, siendo best seller en muchos países.

En 2009 se publicó en español su libro Inteligencia ecológica.
La inteligencia emocional es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y el conocimiento para manejarlos. El término fue popularizado por Daniel Goleman, con su célebre libro: Emotional Intelligence, publicado en 1995. Goleman estima que la inteligencia emocional se puede organizar en cinco capacidades: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos, reconocerlos, crear la propia motivación, y gestionar las relaciones.


Con un beso, manifestamos nuestros sentimientos y evocamos emociones.

Orígenes del concepto [editar]El uso más lejano de un concepto similar al de inteligencia emocional se remonta a Charles Darwin, que indicó en sus trabajos la importancia de la expresión emocional para la supervivencia y la adaptación. Aunque las definiciones tradicionales de inteligencia hacen hincapié en los aspectos cognitivos, tales como la memoria y la capacidad de resolver problemas, varios influyentes investigadores en el ámbito del estudio de la inteligencia comienzan a reconocer la importancia de la ausencia de aspectos cognitivos. Thorndike, en 1920, utilizó el término inteligencia social para describir la habilidad de comprender y motivar a otras personas.[1] David Wechsler en 1940, describe la influencia de factores no intelectivos sobre el comportamiento inteligente, y sostiene, además, que nuestros modelos de inteligencia no serán completos hasta que no puedan describir adecuadamente estos factores.

En 1983, Howard Gardner, en su Teoría de las inteligencias múltiples Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences[2] introdujo la idea de incluir tanto la inteligencia interpersonal (la capacidad para comprender las intenciones, motivaciones y deseos de otras personas) y la inteligencia intrapersonal (la capacidad para comprenderse uno mismo, apreciar los sentimientos, temores y motivaciones propios). Para Gardner, los indicadores de inteligencia, como el CI, no explican plenamente la capacidad cognitiva.[3] Por lo tanto, aunque los nombres dados al concepto han variado, existe una creencia común de que las definiciones tradicionales de inteligencia no dan una explicación exhaustiva de sus características.

El primer uso del término inteligencia emocional generalmente es atribuido a Wayne Payne, citado en su tesis doctoral: Un estudio de las emociones: El desarrollo de la inteligencia emocional, de 1985.[4] Sin embargo, el término "inteligencia emocional" había aparecido antes en textos de Leuner (1966). Greenspan también presentó en 1989 un modelo de IE, seguido por Salovey y Mayer (1990) y Goleman (1995).

Como resultado del creciente reconocimiento por parte de los profesionales de la importancia y relevancia de las emociones en los resultados del trabajo, la investigación sobre el tema siguió ganando impulso, pero no fue hasta la publicación del célebre libro de Daniel Goleman: Inteligencia Emocional: ¿Por qué puede importar más que el concepto de cociente intelectual?, que se convirtió en muy popular.[5] Un relevante artículo de Nancy Gibbs en la revista Time, en 1995, del libro de Goleman fue el primer medio de comunicación interesado en la IE. Posteriormente, los artículos de la IE comenzaron a aparecer cada vez con mayor frecuencia a través de una amplia gama de entidades académicas y puntos de venta populares.

Aspectos biológicos

Imagen esquemática del cerebro.Para comprender el gran poder de las emociones sobre la mente pensante —y la causa del frecuente conflicto existente entre los sentimientos y la razón— debemos considerar la forma en que ha evolucionado el cerebro.[6]

La región más primitiva del cerebro es el tronco encefálico, que regula las funciones vitales básicas, como la respiración o el metabolismo, y lo compartimos con todas aquellas especies que sólo disponen de un rudimentario sistema nervioso. De este cerebro primitivo emergieron los centros emocionales que, millones de años más tarde, dieron lugar al cerebro pensante: el neocórtex. El hecho de que el cerebro emocional sea muy anterior al racional y que éste sea una derivación de aquél, revela con claridad las auténticas relaciones existentes entre el pensamiento y el sentimiento.[7]

El neocórtex permite un aumento de la sutileza y la complejidad de la vida emocional, aunque no gobierna la totalidad de la vida emocional porque, en estos asuntos, delega su cometido en el sistema límbico. Esto es lo que confiere a los centros de la emoción un poder extraordinario para influir en el funcionamiento global del cerebro, incluyendo a los centros del pensamiento.[8]

La sede de las pasiones

Imagen anatómica del cerebro.La amígdala cerebral y el hipocampo fueron dos piezas clave del primitivo «cerebro olfativo» que, a lo largo del proceso evolutivo, terminó dando origen al córtex y posteriormente al neocórtex. La amígdala está especializada en las cuestiones emocionales y se la considera una estructura limbica muy ligada a los procesos del aprendizaje y la memoria.[9] Constituye una especie de depósito de la memoria emocional.[10] Es la encargada de activar la secreción de dosis masivas de noradrenalina, que estimula los sentidos y pone al cerebro en estado de alerta.[11]

LeDoux descubrió que la primera zona cerebral por la que pasan las señales sensoriales procedentes de los ojos o de los oídos es el tálamo y, a partir de ahí y a través de una sola sinapsis, la amígdala. Otra vía procedente del tálamo lleva la señal hasta el neocórtex —el cerebro pensante—, permitiendo que la amígdala comience a responder antes de que el neocórtex haya ponderado la información.[12] Según LeDoux: «anatómicamente hablando, el sistema emocional puede actuar independientemente del neocórtex. Existen ciertas reacciones y recuerdos emocionales que tienen lugar sin la menor participación cognitiva consciente».[13]

La memoria emocional

Las opiniones inconscientes son recuerdos emocionales que se almacenan en la amígdala. El hipocampo registra los hechos puros, y la amígdala es la encargada de registrar el «clima emocional» que acompaña a estos hechos.[14] Para LeDoux: «el hipocampo es una estructura fundamental para reconocer un rostro como el de su prima, pero es la amígdala la que le agrega el clima emocional de que no parece tenerla en mucha estima». Esto significa que el cerebro dispone de dos sistemas de registro, uno para los hechos ordinarios y otro para los recuerdos con una intensa carga emocional.[15]

Un sistema de alarma anticuado

En el cambiante mundo social, uno de los inconvenientes de este sistema de alarma neuronal es que, con más frecuencia de la deseable, el mensaje de urgencia mandado por la amígdala suele ser obsoleto. La amígdala examina la experiencia presente y la compara con lo que sucedió en el pasado, utilizando un método asociativo, equiparando situaciones por el mero hecho de compartir unos pocos rasgos característicos similares, haciendo reaccionar con respuestas que fueron grabadas mucho tiempo atrás, a veces obsoletas.[16]

En opinión de LeDoux, la interacción entre el niño y sus cuidadores durante los primeros años de vida constituye un auténtico aprendizaje emocional, y es tan poderoso y resulta tan difícil de comprender para el adulto porque está grabado en la amígdala con la tosca impronta no verbal propia de la vida emocional. Lo que explica el desconcierto ante nuestros propios estallidos emocionales es que suelen datar de un período tan temprano que las cosas nos desconcertaban y ni siquiera disponíamos de palabras para comprender lo que sucedía.[17]

Cuando las emociones son rápidas y toscas

La importancia evolutiva de ofrecer una respuesta rápida que permitiera ganar unos milisegundos críticos ante las situaciones peligrosas, es muy probable que salvaran la vida de muchos de nuestros antepasados, porque esa configuración ha quedado impresa en el cerebro de todo protomamifero, incluyendo los humanos. Para LeDoux: «El rudimentario cerebro menor de los mamíferos es el principal cerebro de los no mamíferos, un cerebro que permite una respuesta emocional muy veloz. Pero, aunque veloz, se trata también, al mismo tiempo, de una respuesta muy tosca, porque las células implicadas sólo permiten un procesamiento rápido, pero también impreciso», y estas rudimentarias confusiones emocionales —basadas en sentir antes que en pensar— son las «emociones precognitivas».[18]

El gestor de las emociones

La amígdala prepara una reacción emocional ansiosa e impulsiva, pero otra parte del cerebro se encarga de elaborar una respuesta más adecuada. El regulador cerebral que desconecta los impulsos de la amígdala parece encontrarse en el extremo de una vía nerviosa que va al neocórtex, en el lóbulo prefrontal. El área prefrontal constituye una especie de modulador de las respuestas proporcionadas por la amígdala y otras regiones del sistema límbico, permitiendo la emisión de una respuesta más analítica y proporcionada. El lóbulo prefrontal izquierdo parece formar parte de un circuito que se encarga de desconectar —o atenuar parcialmente— los impulsos emocionales más perturbadores.[19]


Vandalismos en forma de pintadas. El vandalismo en wikis es otro ejemplo de actuación con perturbación emocional.Armonizando emoción y pensamiento
Las conexiones existentes entre la amígdala (y las estructuras límbicas) y el neocórtex constituyen el centro de gestión entre los pensamientos y los sentimientos. Esta vía nerviosa explicaría el motivo por el cual la emoción es fundamental para pensar eficazmente, tomar decisiones inteligentes y permitimos pensar con claridad. La corteza prefrontal es la región cerebral que se encarga de la «memoria de trabajo».[20]

Cuando estamos emocionalmente perturbados, solemos decir que «no podemos pensar bien» y permite explicar por qué la tensión emocional prolongada puede obstaculizar las facultades intelectuales del niño y dificultar así su capacidad de aprendizaje. Los niños impulsivos y ansiosos, a menudo desorganizados y problemáticos, parecen tener un escaso control prefrontal sobre sus impulsos límbicos. Este tipo de niños presenta un elevado riesgo de problemas de fracaso escolar, alcoholismo y delincuencia, pero no tanto porque su potencial intelectual sea bajo sino porque su control sobre su vida emocional se halla severamente restringido.[21]

Las emociones son importantes para el ejercicio de la razón. Entre el sentir y el pensar, la emoción guía nuestras decisiones, trabajando con la mente racional y capacitando —o incapacitando— al pensamiento mismo. Del mismo modo, el cerebro pensante desempeña un papel fundamental en nuestras emociones, exceptuando aquellos momentos en los que las emociones se desbordan y el cerebro emocional asume por completo el control de la situación. En cierto modo, tenemos dos cerebros y dos clases diferentes de inteligencia: la inteligencia racional y la inteligencia emocional y nuestro funcionamiento vital está determinado por ambos.[22]

Daniel Goleman, psicólogo norteamericano, bajo el término de "Inteligencia Emocional" recoge el pensamiento de numerosos científicos del comportamiento humano que cuestionan el valor de la inteligencia racional como predictor de éxito en las tareas concretas de la vida, en los diversos ámbitos de la familia, los negocios, la toma de decisiones, el desempeño profesional, etc. Citando numerosos estudios Goleman concluye que el Coeficiente Intelectual no es un buen predictor del desempeño exitoso. La inteligencia pura no garantiza un buen manejo de las vicisitudes que se presentan y que es necesario enfrentar para tener éxito en la vida.

La Inteligencia Académica tiene poco que ver con la vida emocional, las personas más inteligentes pueden hundirse en los peligros de pasiones desenfrenadas o impulsos incontrolables. Existen otros factores como la capacidad de motivarse y persistir frente a decepciones, controlar el impulso, regular el humor, evitar que los trastornos disminuyan la capacidad de pensar, mostrar empatía, etc., que constituyen un tipo de Inteligencia distinta a la Racional y que influyen más significativamente en el desempeño en la vida.

El concepto de "Inteligencia Emocional" enfatiza el papel preponderante que ejercen las emociones dentro del funcionamiento psicológico de una persona cuando ésta se ve enfrentada a momentos difíciles y tareas importantes: los peligros, las pérdidas dolorosas, la persistencia hacia una meta a pesar de los fracasos, el enfrentar riesgos, los conflictos con un compañero en el trabajo. En todas estas situaciones hay una involucración emocional que puede resultar en una acción que culmine de modo exitoso o bien interferir negativamente en el desempeño final. Cada emoción ofrece una disposición definida a la acción, de manera que el repertorio emocional de la persona y su forma de operar influirá decisivamente en el éxito o fracaso que obtenga en las tareas que emprenda.

Este conjunto de habilidades de carácter socio-emocional es lo que Goleman definió como Inteligencia Emocional. Esta puede dividirse en dos áreas:

Inteligencia Intra-personal: Capacidad de formar un modelo realista y preciso de uno mismo, teniendo acceso a los propios sentimientos, y usarlos como guías en la conducta.

Inteligencia Inter-personal: Capacidad de comprender a los demás; qué los motiva, cómo operan, cómo relacionarse adecuadamente. Capacidad de reconocer y reaccionar ante el humor, el temperamento y las emociones de los otros.

La naturaleza de la inteligencia emocional [editar]Las características de la llamada inteligencia emocional son: la capacidad de motivarnos a nosotros mismos, de perseverar en el empeño a pesar de las posibles frustraciones, de controlar los impulsos, de diferir las gratificaciones, de regular nuestros propios estados de ánimo, de evitar que la angustia interfiera con nuestras facultades racionales y la capacidad de empatizar y confiar en los demás.[23]

Medición de la inteligencia emocional y el CI
No existe un test capaz de determinar el «grado de inteligencia emocional», a diferencia de lo que ocurre con los test que miden el cociente intelectual (CI). Jack Block, psicólogo de la universidad de Berkeley, ha utilizado una medida similar a la inteligencia emocional que él denomina «capacidad adaptativa del ego», estableciendo dos tipos teóricamente puros, aunque los rasgos más sobresalientes difieren ligeramente entre mujeres y hombres:[24]

«Los hombres que poseen una elevada inteligencia emocional suelen ser socialmente equilibrados, extrovertidos, alegres, poco predispuestos a la timidez y a rumiar sus preocupaciones. Demuestran estar dotados de una notable capacidad para comprometerse con las causas y las personas, suelen adoptar responsabilidades, mantienen una visión ética de la vida y son afables y cariñosos en sus relaciones. Su vida emocional es rica y apropiada; se sienten, en suma, a gusto consigo mismos, con sus semejantes y con el universo social en el que viven».
«Las mujeres emocionalmente inteligentes tienden a ser enérgicas y a expresar sus sentimientos sin ambages, tienen una visión positiva de sí mismas y para ellas la vida siempre tiene un sentido. Al igual que ocurre con los hombres, suelen ser abiertas y sociables, expresan sus sentimientos adecuadamente (en lugar de entregarse a arranques emocionales de los que posteriormente tengan que lamentarse) y soportan bien la tensión. Su equilibrio social les permite hacer rápidamente nuevas amistades; se sienten lo bastante a gusto consigo mismas como para mostrarse alegre:

s, espontáneas y abiertas a las experiencias sensuales. Y, a diferencia de lo que ocurre con el tipo puro de mujer con un elevado CI, raramente se sienten ansiosas, culpables o se ahogan en sus preocupaciones».
«Los hombres con un elevado CI se caractericen por una amplia gama de intereses y habilidades intelectuales y suelen ser ambiciosos, productivos, predecibles, tenaces y poco dados a reparar en sus propias necesidades. Tienden a ser críticos, condescendientes, aprensivos, inhibidos, a sentirse incómodos con la sexualidad y las experiencias sensoriales en general y son poco expresivos, distantes y emocionalmente fríos y tranquilos».

«La mujer con un elevado CI manifiesta una previsible confianza intelectual, es capaz de expresar claramente sus pensamientos, valora las cuestiones teóricas y presenta un amplio abanico de intereses estéticos e intelectuales. También tiende a ser introspectiva, predispuesta a la ansiedad, a la preocupación y la culpabilidad, y se muestra poco dispuesta a expresar públicamente su enfado (aunque pueda expresarlo de un modo indirecto)».

Estos retratos, obviamente, resultan caricaturescos pues toda persona es el resultado de la combinación entre el CI y la inteligencia emocional, en distintas proporciones, pero ofrecen una visión muy instructiva del tipo de aptitudes específicas que ambas dimensiones pueden aportar al conjunto de cualidades que constituye una persona.


ENTREVISTAS A DANIEL GOLEMAN :

Las emociones son más poderosas que la razón

por Nora Bär

El psicólogo norteamericano afirma que la inteligencia emocional es el talento básico para vivir feliz y triunfar Descartes sentenció "Pienso, luego existo". El doctor Daniel Goleman, psicólogo egresado de Harvard, probablemente cambiaría esa fórmula por otra levemente diferente: "Siento, luego existo". Es que este ex periodista de la sección científica de The New York Times -cuyo primer libro, "La inteligencia emocional", lleva vendidos más de 4 millones de ejemplares en 29 idiomas- está convencido de que las habilidades emocionales son prioritarias dentro del conjunto de las aptitudes necesarias para la vida (incluso más que la razón) y que son los talentos en este poco explorado territorio de la mente los que nos ayudan no sólo a proteger la salud y el bienestar psíquico, sino también a tener éxito en la vida laboral.

Goleman está en Buenos Aires para presentar en la Feria del Libro su nueva obra, "La inteligencia emocional en la empresa" (Editorial Vergara), un grueso volumen de casi 400 páginas que reúne los resultados de dos años de investigación en más de 500 empresas del mundo. Su conclusión es rotunda: en el mundo del trabajo, el éxito depende tan sólo en un 20% del cociente intelectual. Son las habilidades emocionales las que hacen la diferencia.

-¿Cuáles son los talentos emocionales?

-Son habilidades tales como la empatía, ser capaz de motivarse y persistir en la búsqueda de una meta a pesar de las frustraciones, controlar los propios impulsos, regular el humor, comprender las relaciones interpersonales... Se trata de un concepto nuevo que está en proceso de definición.

-¿En qué investigaciones científicas se basó para desarrollar sus teorías?

-En los últimos diez años ha habido un gran entusiasmo por estos temas. Comenzó a entenderse el funcionamiento de los centros emocionales del cerebro y cómo trabajan en relación con los centros cognitivos: los primeros son mucho más antiguos evolutivamente y también mucho más poderosos. Hoy se sabe que la aptitud emocional es algo así como una metahabilidad, que determina cómo podemos utilizar cualquier otro talento, incluido el intelecto.

-¿Se puede descubrir si una persona tiene inteligencia emocional cuando se presenta a una entrevista laboral?

-Esa es una situación particularmente difícil, porque en esas circunstancias todos mostramos nuestra mejor cara. Pero hay indicadores indirectos.

-Usted afirma que la inteligencia emocional no es hereditaria y que puede desarrollarse. ¿Piensa que podría enseñarse como la matemática, por ejemplo?

-Bueno, precisamente no como la matemática. Pero sí es cierto que puede desarrollarse. Es algo así como enseñarle a un chico a andar en bicicleta. Hay que conocer las propias fuerzas y debilidades. Hay personas que son muy hábiles para motivarse, o para manejar las emociones, pero no para relacionarse con otras personas. Si uno puede ayudarlos a entender exactamente lo que les ocurre, podrán mejorar.

-¿Podría hacerse en la escuela?

-Claro, los buenos maestros lo hacen. Sería interesante que la incluyeran dentro de la enseñanza escolar y creo que sería muy positivo en la Argentina. En los Estados Unidos hemos estado haciéndolo desde hace varios años con muy buenos resultados. Se les enseña a los chicos a saber qué sienten, a manejar las propias emociones. Se establecieron programas de entrenamiento para maestros de alrededor de dos semanas. Por otro lado, todo lo que hace el maestro, su forma de reaccionar, es una gran enseñanza emocional para los chicos. En las escuelas donde se imparte este tipo de enseñanza bajaron los índices de violencia y de adicción a las drogas, y mejoró el desempeño académico.

-¿Episodios como el ocurrido esta semana en una escuela norteamericana o la violencia urbana podrían explicarse por la falta de inteligencia emocional?

-Cuando vemos gente con conductas agresivas o violentas también comprobamos que tienen deficiencias en aspectos particulares de la inteligencia emocional. No son buenos para manejar su furia, y no tienen ninguna empatía, pueden ser muy crueles y sádicos con los demás.

-Usted afirma que el cociente intelectual y las habilidades técnicas tienen poca influencia en el éxito profesional. ¿No es un poco descorazonador para los jóvenes?

-Lo que digo no es que sólo la inteligencia emocional importa, sino que también importa la inteligencia emocional. El cociente intelectual juega un rol importante en la elección del campo de trabajo. Pero una vez que uno está en un área determinada, el cociente intelectual no basta para predecir el éxito profesional. Los datos obtenidos en 500 compañías muestran que la inteligencia emocional es doblemente importante.

Este artículo fue publicado el 23.04.1999 en el diario La Nación

...

Daniel Goleman: “¿En qué está pensando cuando no piensa?”

Entrevista en La Vanguardia con Daniel Goleman, divulgador científico, autor del libro ‘Inteligencia social’.

Por Lluís Amiguet:

“Tengo 60 años: cada año que cumplo me permite aceptarme más a mí mismo. Soy doctor en Psicología por Harvard; fui periodista de The New York Times y autor de La inteligencia emocional. Creo en un capitalismo eficaz pero compasivo. Hemos sufrido la oscura tríada del narcisista Bush, el maquiavélico Rumsfeld y el sociópata Cheney”.

—¿Por qué caes bien o mal?
—Hágase el test del yo-tú.

—Ni idea.
—Fíjese en cuánto tiempo tarda en utilizar el tú en una conversación. Quien usa el tú antes gana, y el primero que dice nosotros…, ¡ése es un líder!

—¿Y si están intentando venderme algo?
—Si percibe que le instrumentalizan, sentirá rechazo. Al mal político se le nota porque no nos trata como a un tú sino como a un ello. En lugar de ser personas que merecemos su atención por serlo, para él somos meros electores de quienes sólo importa el voto.

—Y logran mucha abstención.
—Nos frustran, porque el cerebro humano es muy sensible cuando espera un trato de tú, el de comunión, y en cambio recibe el de ello, de instrumentalización. Es el paso de te quiero por lo que eres al te requiero por lo que puedo sacar de ti.

—Ponga otro ejemplo.
—Recibe una llamada de un amigo que se interesa mucho por su vida y su salud… ¡Y acaba vendiéndole un seguro de vida!

—Es un amigo socialmente patoso.
—Y lo social es nuestra primera obligación cerebral, porque de nuestras relaciones depende nuestra supervivencia: los seres humanos que han sobrevivido no han sido los más fuertes sino los más cooperativos, y eso se nota en nuestro cerebro: ¿en qué piensa usted cuando no está pensando en nada?

—No sé si es publicable…
—En lo más importante para su supervivencia: ¡sus relaciones personales! Nuestro cerebro en reposo revisa una y otra vez escenas de nuestra red de conexiones sociales, igual que si estuviéramos viendo una película.

—¿Y si has metido la pata?
—Esa revisión mental nos ayuda a corregir errores y nos da mecanismos mentales para defendernos de la vergüenza. “El sufrimiento —dijo Marco Aurelio— no lo produce lo que creemos que es su causa, sino el modo en que juzgamos esa causa”.

—¿Si metes la pata no es mejor olvidarlo?
—El modo de olvidarlo es elaborarlo: cada vez que evocamos un recuerdo, lo modificamos bioquímicamente en nuestro cerebro, de forma que lo reeditamos.

—¿Reeditamos la historia cada vez?
—Es como si volviéramos a montar la película de ese error una y otra vez. Cuando la mente vuelve a visionarlo, ya no retomamos la primera sino nuestra última versión de esa película, y cada nueva versión es menos dolorosa que la anterior. Así nos sobreponemos.

—La memoria nos miente piadosamente.
—Es adaptación mental. El hombre no razona el mundo, lo racionaliza.

—¿Cómo detecto que me mienten?
—La sinceridad es la respuesta por defecto de nuestro cerebro. Si no hacemos el esfuerzo de mentir, lo natural es decir la verdad. Y es precisamente ese esfuerzo por lograr mentir el que delata al embustero…

—… ¿Y al político en campaña?
—¿Hablamos de líderes o de políticos?

—Deberían ser lo mismo.
—El líder tiene carisma, que es la capacidad de despertar en los demás las emociones que uno mismo experimenta, y el político, además, debe saber encubrir las propias emociones, y ésa es una habilidad clave para la presentación de uno mismo.

—¿Y el político líder?
—Además de carisma tiene exactitud empática: detecta, sintoniza y modula las emociones ajenas hasta convertirlas en propias. Esa exactitud hace posible la convivencia en pareja con el efecto Miguel Ángel.

—Suena muy romántico.
—La empatía en pareja hace que cada uno vaya modelando al otro en los mismos gustos, ambiciones y personalidad. Una pareja enamorada hace los mismos gestos y eso a la larga determina que, al provocarse las mismas arrugas de gesto, lleguen a compartir también cierta similitud incluso física.

—Supongo que se logra con los años.
—A los 60 años, la relación en la pareja, el rapport empático, es mucho mejor que a los 40. Verá mejores parejas en los mayores.

—¿El mérito es de él o de ella?
—La mujer tiene más inteligencia social y concede más importancia a los vínculos más próximos, mientras que el hombre disfruta con la sensación de crecimiento, liderazgo e independencia y poder.

—Al rico y poderoso no le faltan amigos.
—Por eso existe un lado oscuro del liderazgo: los narcisistas y los maquiavélicos.

—¿Qué líder no es narcisista?
—El narcisista es el niño mimado que fue centro del universo y considera sus necesidades más importantes que las de los demás. Esa confianza en sí mismo, cierto, le da una ventaja de salida en las carreras políticas y de poder.

—¿Cómo detectar al narciso?
—No quiere ser amado sino admirado y no soporta la crítica, porque en el fondo tiene una autoestima muy baja. Se rodea de aduladores —su parásito favorito— y desdeña cualquier información que no se ajuste a su visión previa del universo, en la que ocupa el centro. El narciso no sabe escuchar, sólo predicar y adoctrinar.

—¿El maquiavélico es más listo?
—Es social y emocionalmente tonto de un modo muy inteligente. “Mi fin —se repite— justifica los medios”. Como el narciso, el maquiavélico sólo sabe utilizar a los demás y, aunque simule empatía para lograr lo que pretende, en realidad se “desconecta” de los sentimientos ajenos si no sirven a su fin.

— ¡Qué vida más aburrida!
—Las emociones le desconciertan y compensa esa aridez emocional con sexo, dinero o poder y por eso siempre necesita más y más, lo que le obliga a ser más maquiavélico aún.

Leer los ojos
Le pido a Goleman que me ayude a mejorar mi inteligencia emocional y social. “Aprenda —me anima— a leer ojos”. Me sugiere que coja fotos de rostros humanos y tape toda la cara menos los ojos y trate de averiguar sólo por las miradas cuál era el estado emocional de la persona. Existen cursos de esa utilísima —los ojos no saben mentir— lectura ocular que preconizó el test Baron-Cohen. Leo los ojos de Goleman en el taxi camino del Fòrum HSM, donde presenta ´Inteligencia social´ (Kairós) y detecto impaciencia. Tal vez por librarse de mí. Le pregunto sin maldad cuánto cobra por su charla. La impaciencia de sus ojos está a punto de tornarse irritación, pero se domina y me dice más tranquilo: “El dinero no me importa tanto como hacer algo que valga la pena”.

En: C'est la vie, Entrevistas — Noviembre 15, 2006


LA TEORIA DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL :

ANTECEDENTES Y REPERCUSIONES DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL :

Antecedentes

Nos agrega además wikipedia que el uso más lejano de un concepto similar al de inteligencia emocional se remonta a Darwin, que indicó en sus trabajos la importancia de la expresión emocional para la supervivencia y la adaptación. Aunque las definiciones tradicionales de inteligencia hacen hincapié en los aspectos cognitivos, tales como la memoria y la capacidad de resolver problemas, varios influyentes investigadores en el ámbito del estudio de la inteligencia comienzan a reconocer la importancia de la ausencia de aspectos cognitivos. Thorndike, en 1920, utilizó el término inteligencia social para describir la habilidad de comprender y motivar a otras personas. [David Wechsler en 1940, describe la influencia de factores no intelectivos sobre el comportamiento inteligente, y sostiene, además, que nuestros modelos de inteligencia no serán completos hasta que no puedan describir adecuadamente estos factores.

En 1983, Howard Gardner, en su Teoría de las inteligencias múltiples Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences[] introdujo la idea de incluir tanto la inteligencia interpersonal (la capacidad para comprender las intenciones, motivaciones y deseos de otras personas) y la inteligencia intrapersonal (la capacidad para comprenderse uno mismo, apreciar los sentimientos, temores y motivaciones propios). Para Gardner, los indicadores de inteligencia, como el CI no explican plenamente la capacidad cognitiva.[] Por lo tanto, aunque los nombres dados al concepto han variado, existe una creencia común de que las definiciones tradicionales de inteligencia no dan una explicación exhaustiva de sus características.

El primer uso del término inteligencia emocional generalmente es atribuido a Wayne Payne, citado en su tesis doctoral: Un estudio de las emociones: El desarrollo de la inteligencia emocional, de 1985.Sin embargo, el término "inteligencia emocional" había aparecido antes en textos de Leuner (1966). Greenspan también presentó en 1989 un modelo de IE, seguido por Salovey y Mayer (1990) y Goleman (1995

Cabe destacar además que Galton fue uno de los primeros investigadores que se interesó por el estudio sistemático de las diferencias individuales en la capacidad mental.

Siguiendo a Hardy (1992): antes de los trabajos de Galton, en 1890 Catell inventa pruebas mentales con el objetivo de convertir la Psicología en una ciencia aplicada.

El concepto de Inteligencia Emocional, aunque esté de actualidad, tiene claro precursor en el concepto de Inteligencia Social de Thorndike (1920, p. 228) quien la define como "la habilidad para comprender y dirigir a los hombres y mujeres, muchachos y muchachas, y actuar sabiamente en las relaciones humanas".

La Inteligencia Emocional, fue un concepto acuñado por Peter Salovey, quien la definió como "un tipo de inteligencia social que incluye la habilidad de supervisar y entender las emociones propias y las de los demás, discriminar entre ellas, y usar la información para guiar el pensamiento y las acciones de uno" (Mayer & Salovey, 1993: 433). Según Salovey & Mayer (1990), este concepto de IE subsume a los conceptos de inteligencia intrapersonal e interpersonal que propone Gardner (Gardner, 1993: 40), dándole además un enfoque algo menos cognitivo, pero añadiéndole el componente emocional que Gardner casi obvia, (Gardner, 1993: 40) quizás por estar inmerso del "Zeitgeist" de la época, a principios de los ochenta cuando Gardner define estas inteligencias por primera vez, donde la Psicología Cognitiva predominaba como paradigma

Repercusiones

El conocimiento y la correcta utilización de nuestros sentimientos y los de los demás en las relaciones profesionales puede ser una de las más poderosas armas para triunfar en el ámbito laboral, aspecto que la gerencia no debe descuidar. La inteligencia emocional, término acuñado por Daniel Goleman, puede ser la diferencia entre una carrera llena de éxitos o el estancamiento profesional. Las posibilidades de triunfar en el mundo profesional no dependen únicamente del cociente intelectual de la persona ni de su formación académica. Daniel Goleman dejaba esto bastante claro en su libro «La inteligencia emocional», que se ha revelado como uno de los best-sellers más importantes en el sector empresarial en la última década. Sus estudios sobre los sentimientos en las relaciones profesionales han dado la vuelta al mundo y se han consagrado como una de las teorías más revolucionarias en lo que se refiere a estilos de dirección y atención al cliente.

Integrada por diferentes competencias, la inteligencia emocional, «capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones», como la define el propio Goleman, se nos revela en el libro como un «factor determinante del éxito laboral». Su aplicación será, según él, la que determine la trayectoria profesional de una persona. Es lo que tradicionalmente se ha denominado «madurez».

Trabajo en equipo, iniciativa, supresión de niveles jerárquicos, fomento de la confianza, atención personalizada a cada cliente, empatía... son valores en los que se ha insistido mucho en los últimos años como único camino posible para mantener la competitividad de la empresa en el siglo XXI. La aplicación de la inteligencia emocional se presenta como el mejor camino para alcanzarlos, en perjuicio de una autoridad que cada día está menos presente en los organigramas de las empresas.

Según Goleman la inteligencia emocional resulta más certera para el éxito de las empresas y de sus trabajadores que las capacidades intelectuales o las habilidades técnicas, y que el éxito profesional se debe en un 90% a la inteligencia emocional, y sólo en un 10% al coeficiente intelectual.

“Cualquier persona puede enojarse. Pero hacerlo con la persona correcta, en el momento adecuado y por los motivos justos no es nada fácil”, dice Goleman.

Las investigaciones de Goleman han contribuido a extender este tipo de enseñanzas en las grandes empresas, como Endesa, Renfe, Motorola, IBM o Telefónica, entre otras.

La utilización de la Inteligencia Emocional tiene importantes implicaciones para aquellas organizaciones que deseen aprovechar el máximo potencial de las personas.

Muchos de los procesos clave para la generación de beneficios futuros en la empresa tienen una fuerte base emocional. La confianza, el compartir conocimientos, la comunicación, la cooperación o la motivación son aspectos que requieren una efectiva utilización de la Inteligencia Emocional.

Recientemente muchos investigadores se han dado cuenta de lo limitado de la antigua forma de enfocar la inteligencia. Uno de ellos H. Gardner reclamaba un variado espectro de inteligencias.

Para Gardner, las inteligencias lingüísticas y lógico/matemática han sido las convencionales a la hora de conformar los test para llegar al Coeficiente de Inteligencia.

Pero también habría que tener en cuenta las inteligencias espacial (las personas con esta inteligencia encuentran fácil trabajar con detalles visuales y tienen buen sentido de la dirección en sus tres dimensiones), musical, cenestésica, intrapersonal, interpersonal (es la habilidad de comprender a los demás. Son personas que perciben y reaccionan apropiadamente según los sentimientos, temperamentos, motivaciones y deseos de los demás).

La inteligencia emocional parte de una visión mas amplia de la inteligencia que las desarrolladas hasta ahora.

Ventajas que conlleva su desarrollo, tanto a nivel personal como profesional:

La comunicación mejora
El trabajador se siente más persona, más feliz, más pleno y con mayor calidad de vida
Aumenta la motivación
Las relaciones personales mejoran
Las personas se implican más en su trabajo y son más responsables y autónomas
Se mejora el clima laboral
El poder (especialmente el carismático) y nuestro liderazgo se ven reforzados
Aumenta la eficacia y eficiencia de las personas y de los equipos
Los procesos de cambio y de mejora continua se agilizan
Mejoran las relaciones con los clientes y con todos los públicos de la empresa
Mejoran un sin fin de pequeñas y sutiles cosas además de la rentabilidad de la empresa.
*Referencias:.- Apuntes y notas de la cátedra de comportamiento organizacional de Faces UC

BIOLOGIA DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL :

* EXTRAIDO DE MONOGRAFIAS.COM,de un brillante trabajo Enviado por cesar medina

1. Introducción
2. Diferencias entre emociones, sentimientos, sentimentalismo y etc
3. Inteligencia
4. Las Emociones.
5. Aspectos fisiológicos de las emociones
6. Inteligencia Emocional
7. Características de la mente emocional
8. Las características de las capacidades de la inteligencia emocional
9. La inteligencia emocional en la empresa
10. Implicaciones en la vida y la educación de la Inteligencia Emocional
11. Conclusiones
12. Anexo 1

INTRODUCCIÓN

La Organización Mundial de la Salud ofrecía recientemente las estadísticas siguientes el suicidio es la primera causa de muerte de jóvenes, uno de cada seis muchachos al llegar a los 20 años, presentan síntomas de embriaguez crónica.

El 5% de las mujeres a nivel mundial presentan problemas de bulimia o anorexia por hecho de no aceptarse como son.

Por eso hay que aprender a manejar las emociones y los sentimientos, unas veces, por la confusa impresión de que los sentimientos son algo oscuros y misteriosos, poco racional, y casi ajeno a nuestro control, por que se confunden emociones, sentimientos, sentimentalismo y sensiblería, la educación afectiva es una tarea difícil, requiere mucho discernimiento y mucha constancia.

En los últimos años a partir del libro de Howard Gardner, "Frames of Mind" el que habla de siete inteligencias, en las cuales ubica las inteligencias personales, lo que ha servido de pie para que dos investigadores se dieran a la tarea de investigar sobre esas inteligencias personales.

Esto es lo que se tratara dentro de este trabajo, la importancia de obtener esa inteligencia emocional.

Mediante una investigación bibliográfica en libros y medios electrónicos de difusión, conoceremos los datos más actuales sobre esta inteligencia.

Las emociones y los sentimientos ya no están en el corazón se encuentran en la amígdala.

DIFERENCIAS ENTRE EMOCIONES, SENTIMIENTOS, SENTIMENTALISMO Y ETC.

Las emociones son agitaciones del ánimo producidas por ideas, recuerdos, apetitos, deseos, sentimientos o pasiones.

Las emociones: son estados afectivos de mayor o menor intensidad y de corta duración.

"Se manifiestan por una conmoción orgánica más o menos visible "

Conmoción afectiva de carácter intenso.

Agitación del animo acompañada de fuerte conmoción somática.

Sentimientos: Tendencias o impulsos, estados anímicos. (orgánicos)

Sentimiento: Estado afectivo de baja intensidad y larga duración.

Los sentimientos son impresiones que causan el ánimo las cosas espirituales. Son también estados de ánimo. Vienen de los sentidos.

Pasión: Estado efectivo muy intenso y de larga duración.

Schock Emocional: Estado afectivo de intenso de muy corta duración.

Difusión: estado en el que hay un rompimiento con la realidad.

El sentimentalismo es el carácter o cualidad de lo que muestra demasiada sensibilidad o sensiblería.

La sensiblería es la sensibilidad exagerada.

La sensibilidad es la capacidad propia de los seres vivos de percibir sensaciones y de responder a muy pequeñas excitaciones, estímulos o causas.

Capacidad de responder a estímulos externos.

II - INTELIGENCIA.

La inteligencia de una persona está formada por un conjunto de variables como la atención, la capacidad de observación, la memoria, el aprendizaje, las habilidades sociales, etc., que le permiten enfrentarse al mundo diariamente. El rendimiento que obtenemos de nuestras actividades diarias depende en gran medida de la atención que les prestemos, así como de la capacidad de concentración que manifestemos en cada momento. Pero hay que tener en cuenta que, para tener un rendimiento adecuado intervienen muchas otras funciones como, por ejemplo, un estado emocional estable, una buena salud psico-física o un nivel de activación normal.

La inteligencia es la capacidad de asimilar, guardar, elaborar información y utilizarla para resolver problemas, cosa que también son capaces de hacer los animales e incluso los ordenadores. Pero el ser humano va más allá, desarrollando una capacidad de iniciar, dirigir y controlar nuestras operaciones mentales y todas las actividades que manejan información. Aprendemos, reconocemos, relacionamos, mantenemos el equilibrio y muchas cosas más sin saber cómo lo hacemos. Pero tenemos además la capacidad de integrar estas actividades mentales y de hacerlas voluntarias, en definitiva de controlarlas, como ocurre con nuestra atención o con el aprendizaje, que deja de ser automático como en los animales para focalizarlo hacia determinados objetivos deseados.

Una de las definiciones que mejor se adaptan a nuestra forma de entender el término, es la que nos dice que inteligencia, es "la aptitud que nos permite recoger información de nuestro interior y del mundo que nos circunda, con el objetivo de emitir la respuesta más adecuada a las demandas que el vivir cotidiano nos plantea", según acuerdo generalizado entre los estudiosos del tema depende de la dotación genética y de las vivencias que experimentamos a lo largo de la vida.

La inteligencia dentro del proyecto Spectrum una visión cambiaba, en los ojos de un psicólogo de la facultad de ciencias de la educación de la universidad de Harvard, Howard Gardner , la idea de que el hombre solo tenía un tipo de inteligencia, en su libro Frames of Mind, en el cual establece nueve tipos de inteligencias: La verbal-lingüística verbal, la lógica-matemática, la kinestética, la visual-espacial, la músical, la intrapersonal, la interpersonal, la naturalista y la existencia. Aunque sus colegas investigadores llegaron a describir hasta 20.

III. LAS EMOCIONES.

Las emociones son los estados anímicos que manifiestan una gran actividad orgánica, que refleja en los comportamientos externos e internos.

Las emociones es una combinación compleja de aspectos fisiológicos, sociales, y psicológicos dentro de una misma situación polifacética, como respuesta orgánica a la consecución de un objetivo, de una necesidad o de una motivación.

1. Cuadro de emociones

DueloDepresiónConfusión
DecepciónIndignaciónIrritabilidad
HostilidadCólera.Miedo
PánicoMelancolíaDecepción
NerviosismoConsternaciónTerror
FobiaPesimismoSatisfacción
EuforiaÉxtasisPlacer
GratificaciónFelicidadRabia
FuriaResentimientoDesesperación
TemorAprensiónAnsiedad


2. Experiencias emocionales básicas

Las emociones pueden agruparse, en términos generales, de acuerdo con la forma en que afectan nuestra conducta: si nos motivan a aproximarse o evitar algo.

Robert Plutchik, quien identificó y clasificó las emociones en el 1980, propuso que se experimentan 8 categorías básicas de emociones que motivan varias clases de conducta adoptiva.

Temor, sorpresa, tristeza, disgusto, ira, esperanza, alegría y aceptación; cada una de estas nos ayudan a adaptarnos a las demandas de nuestro ambiente aunque de diferentes maneras. Las diferentes emociones se pueden combinar para producir un rango de experiencias aún más amplio. Estas emociones varían en intensidad, la ira.

IV. ASPECTOS FISIOLÓGICOS DE LAS EMOCIONES

Emoción es un fenómeno consciente de capacidad de respuesta. El humano responde a circunstancias y a entradas específicas con combinaciones de reacciones mentales y fisiológicas. Las reacciones mentales son parte del conocimiento. Las respuestas fisiológicas varían, pero involucran al sistema respiratorio, cardiovascular y otros sistemas corporales. Éstas son frecuentemente inducidas por sustancias químicas y contribuye el sistema límbico, esto es, el hipotálamo y la amígdala. Una buena hipótesis acerca del desencadenamiento de emociones se origina en el modelo del cerebro como instrumento de control.

El hipotálamo y el tálamo juega un papel fundamental en el desarrollo de las emociones, el hipotálamo contiene los centros que gobiernan los dos sistemas autónomos (simpático y parasimpático), por lo que ejerce un papel esencial en el conjunto de la vida afectiva, pulsional y emocional, y en el control de las manifestaciones emocionales por intermedio del sistema nervioso autónomo.

Las emociones van siempre acompañadas de reacciones somáticas. Son muchas las reacciones somáticas que presenta el organismo, pero las más importantes son:

-Las alteraciones en la circulación.

-Los cambios respiratorios.

-Las secreciones glandulares

El Sistema Nervioso es encargado de regular los aspectos fisiológicos de las emociones. El sistema nervioso autónomo acelera y desacelera los órganos a través del simpático y para-simpático; la corteza cerebral puede ejercer una gran influencia inhibitoria de las reacciones fisiológicas; de este modo algunas personas con entrenamiento logran dominar estas reacciones y llegan a mostrar un auto control casi perfecto.

1. Sistema nervioso periférico

Definición: El SNP o PNS consiste en el sistema nervioso cráneo espinal que controla los movimientos musculares voluntarios, así como el sistema nervioso autonómico que controla los movimientos musculares involuntarios. El SNP está separado pero también integrado al sistema nervioso central que se encarga del procesamiento cognitivo previo a los movimientos voluntarios.

2. El sistema nervioso autónomo

Parte del sistema nervioso periférico que incluye todos los nervios motores involuntarios.

El sistema simpático y parasimpático constituye el sistema de control y regulación de expresión emocional.



El sistema nervioso simpático es una parte del sistema nervioso autonómico. Su función es entre otras es la de poner al organismo en la actitud de escape o de agresión frente a una alarma.

El sistema nervioso parasimpático es una parte del sistema nervioso autonómico. Su función principal en el cuerpo es de establecer una conducta de descanso y recuperación del cansancio. Sirve de enlace entre cada uno de los sistemas y órganos corporales con el cerebro. La retro alimentación a partir del cuerpo se interpreta en dicho cerebro y allí activa respuestas involuntarias.

2.1 Sistema límbico

Un sistema cerebral que gestiona respuestas fisiológicas a las emociones y está asociado con la conducta. Incluye al tálamo, al hipotálamo y a la amígdala, así como parte de la formación reticular, el tronco cerebral y la corteza cerebral.

2.2 El diencéfalo

Una de las áreas del cerebro que, entre otros atributos, se asocia con la integración sensorial.

El hipotálamo una parte diencéfalo considerado el ganglio maestro del sistema nervioso autonómico. En caso de emociones exageradas, el hipotálamo se encarga de estabilizar las funciones afectadas.

Tálamo es el centro de integración del cerebro. Parte del diencéfalo. Su ubicación permite el acceso a la información de todas las áreas sensoriales y sus salidas hacia el cerebro y hacia los centros de control motor.

2.3 Amígdala

Parte no superficial del sistema límbico ubicado adyacente al hipocampo. La amígdala está asociada con la expresión y la regulación emocional. Una ligadura entre la amígdala y los sistemas físicos del cuerpo que son activados por la amígdala en asociación con las emociones pueden constituir una parte importante de la cognición.

Investigaciones de la neurociencia sobre las emociones

Cada vez más científicos se han percatado de este hecho elemental, y se están dedicando a estudiar los mecanismos cerebrales que controlan y regulan los sentimientos humanos.

La amígdala es una de las regiones del cerebro que desempeña un papel fundamental e los fenómenos emocionales.

2.4 Ultimas investigaciones.

El investigador Simon Killcross y sus colegas de la universidad de Cambridge, experimento con ratones sobre las amígdalas y se dio cuenta que al bloquearlas que dan inoperantes ante una situación de peligro.

La investigadora Andreas Bartels y sus colaboradores, del University College de Londres, emplearon la resonancia magnética para observar si existía una reacción de sentimientos románticos ante otra tan solo con su foto, encontraron que el sentir algo por otra persona aun sin verla físicamente encontraron que la persona recibía estímulos en seis y veinte áreas del cerebro se activaban al pedirse que pensara o recordara al otro, aunque dentro de la materia gris.

La plasticidad del cerebro según Cotman puede llegar a edades inclusive de periodos de vejez, por lo tanto da pautas para que se educable hasta edades adultas la Inteligencia emocional.

V. INTELIGENCIA EMOCIONAL

En 1960 un texto que habla sobre la inteligencia social se declaro un concepto inútil.

La inteligencia emocional es una forma de interactuar con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos, y engloba habilidades tales como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, la agilidad mental, etc. Ellas configuran rasgos de carácter como la autodisciplina, la compasión o el altruismo, que resultan indispensables para una buena y creativa adaptación social.

Las personas con habilidades emocionales bien desarrolladas también tienen más probabilidades de sentirse satisfechas y ser eficaces en su vida.

Ya en tiempos de lo Griegos se hablaba de la Alegoría de el carro que decían que el hombre tenía que dominar a dos caballos y que había un auriga que los controlaba a dos apetitos del hombre.

Pero actualmente partiendo de dos autores se establece lo que hoy se da a llamar la inteligencia emocional ellos son Solovey y Mayer, los cuales dieron pie a que un investigador del New York Time diera a conocer al mundo a este concepto Daniel Goleman, pero esto abrió cause a un educador José Antonio Alcázar, estos hablaremos en este capítulo.

Se expondrán los postulados de cada uno y su modo de ver actualmente este punto basado en las ultimas exposiciones de sus temas en la Internet.

1. Las emociones según Solovey

Salovey acuña sobre la definición de Gardner de la inteligencia personal sus conceptos sobre lo que seria para él la inteligencia emocional en cinco esferas:

* Conocer las propias emociones: La conciencia de uno mismo, es la capacidad de controlar sentimientos de un momento a otro, es fundamental para la penetración psicológica y la comprensión de uno mismo. En este punto los autores coinciden manejado este punto por los demás como auto-conocimiento.

* Manejar las emociones: E la capacidad de manejar sentimientos para que sean adecuados, es una capacidad que se basa en la conciencia de uno mismo. Este punto se maneja como lo veremos como Auto- control, tal vez medular de esta Inteligencia que como vimos depende también de cuestiones fisiológicas.

* La propia motivación: capacidad de ordenar las emociones al servicio de un objetivo esencial. Llamado también Auto-motivación que es buscar los motivos por los que hago las cosas.

* Reconocer las emociones de los demás: la empatía es autoconciencia de las emociones de los otros. Punto en el que se busca en parte social del manejo de las emociones, saber que siente el otro, me da la pauta para empezar a pensar en los demás.

* Manejar las relaciones: la capacidad de manejar las emociones de los demás. Es la adecuación a nuestro ser social, parte esencial del desarrollo con los demás.

2. Las emociones según Mayer

Mayer expone diferentes estilos característicos para responder ante las emociones:

o Consiente de sí mismo: Los que su cuidado los ayuda a manejar sus emociones. Son las personas que buscan cambiar.

o Sumergido: se trata de personas que a menudo se sienten abrumados y emocionalmente descontrolado. Es una persona que se da cuenta de lo que sucede pero no sabe por que por lo tanto no puede cambiar.

o Aceptador: personas que suelen ser claras en lo que sienten, pero no hacen nada para cambiar. Persona que se da cuenta de lo que le sucede, pero que llega a pensar que así es y que no lo puede cambiar.

En el estilo de respuesta esta el tipo de trabajo que se puede comenzar hacer con cada persona.

3. Las emociones según Goleman.

En base en las investigaciones realizadas por los dos investigadores anteriores y comparándole con las Inteligencias Múltiples, Goleman afirmó en su última conferencia en Madrid, que la inteligencia emocional, este término incluye dos tipos:

· La Inteligencia Personal: está compuesta a su vez por una serie de competencias que determinan el modo en que nos relacionamos con nosotros mismos. Esta inteligencia comprende tres componentes cuando se aplica en el trabajo:

* Conciencia en uno mismo: es la capacidad de reconocer y entender en uno mismo las propias fortalezas, debilidades, estados de ánimo, emociones e impulsos, así como el efecto que éstos tienen sobre los demás y sobre el trabajo. Esta competencia se manifiesta en personas con habilidades para juzgarse a sí mismas de forma realista, que son conscientes de sus propias limitaciones y admiten con sinceridad sus errores, que son sensibles al aprendizaje y que poseen un alto grado de auto-confianza.
* Autorregulación o control de sí mismo: es la habilidad de controlar nuestras propias emociones e impulsos para adecuarlos a un objetivo, de responsabilizarse de los propios actos, de pensar antes de actuar y de evitar los juicios prematuros. Las personas que poseen esta competencia son sinceras e íntegras, controlan el estrés y la ansiedad ante situaciones comprometidas y son flexibles ante los cambios o las nuevas ideas.
* Auto-motivación: es la habilidad de estar en un estado de continua búsqueda y persistencia en la consecución de los objetivos, haciendo frente a los problemas y encontrando soluciones. Esta competencia se manifiesta en las personas que muestran un gran entusiasmo por su trabajo y por el logro de las metas por encima de la simple recompensa económica, con un alto grado de iniciativa y compromiso, y con gran capacidad optimista en la consecución de sus objetivos.

· La Inteligencia Interpersonal: al igual que la anterior, esta inteligencia también está compuesta por otras competencias que determinan el modo en que nos relacionamos con los demás:

* Empatía: es la habilidad para entender las necesidades, sentimientos y problemas de los demás, poniéndose en su lugar, y responder correctamente a sus reacciones emocionales. Las personas empáticas son aquellas capaces de escuchar a los demás y entender sus problemas y motivaciones, que normalmente tienen mucha popularidad y reconocimiento social, que se anticipan a las necesidades de los demás y que aprovechan las oportunidades que les ofrecen otras personas.
* Habilidades sociales: es el talento en el manejo de las relaciones con los demás, en saber persuadir e influenciar a los demás. Quienes poseen habilidades sociales son excelentes negociadores, tienen una gran capacidad para liderar grupos y para dirigir cambios, y son capaces de trabajar colaborando en un equipo y creando sinergias grupales.

4. La inteligencia Emocional según José Antonio Alcázar

Este autor ha manejado en el 2001 este tema la Inteligencia emocional llamado a este Educación de la afectividad en su ultima exposición virtual dice lo siguiente:

"Si quieres conocer a una persona, no le preguntes lo que piensa sino lo que ama". San Agustín

Los afectos constituyen nuestro núcleo más personal y peculiar.

Es la inteligencia la que debe encauzar y utilizar la fuerza de los sentimientos.

La inteligencia debe gobernar las pasiones como el navegante gobierna la embarcación, con el timón y las velas.

Una buena educación sentimental ha de ayudar, entre otras cosas, a aprender, en lo posible, a disfrutar haciendo el bien y sentir disgusto haciendo el mal.

Habla José Antonio de un desarrollo evolutivo de esta afectividad:

* El recién nacido siente malestar o sosiego. Llora o ríe. Y alguien va a entenderle.

* Su mundo es de necesidades, afectos y acciones.

* El primer trato con la realidad es afectivo.

* Ya a los dos meses los ojos de su madre son el centro preferido de su atención.

* Si se satisfacen todos sus antojos, se le impedirá desarrollar su capacidad de resistir el impulso y tolerar la frustración y su carácter se iría volviendo egocéntrico y arrogante.

* Hacia los 18 meses ya se han conectado las estructuras corticales con las profundas del cerebro, lo que permite la aparición de una afectividad inteligente.

* En los primeros años va configurándose el temple básico del niño.

* Hacia el primer año la madre va a enseñando al niño si hay que sentir y qué hay que sentir sobre el entorno.

* La seguridad del afecto de la madre es lo que permite al niño apartarse, explorar, dominar los miedos y los problemas.

* Una correcta educación proporciona la seguridad y el apoyo afectivo necesarios para sus nuevos encuentros.

* El desarrollo de la inteligencia está muy ligado a la educación de los sentimientos.

* Sentirse seguro es sentirse querido.

* En la familia uno es querido radical e incondicionalmente.

* Las experiencias infantiles impregnadas de afecto pasan a formar parte de la personalidad a través de la memoria.

* Aprende a andar y a hablar y su mundo se expande.

* Perturban intencionalmente, se saltan las prohibiciones, tantean... Y anticipan el sentimiento de sus madres.

* Hacia los dos años entran en su mundo las miradas ajenas.

* Disfrutan al ser mirados con cariño: ¡mira cómo...!

* A partir de ahora cobra gran fuerza educativa la satisfacción ante el elogio o ante las muestras de aprobación de aquellos a quien él aprecia.

* Hacia los 7-8 años nos convertimos en actores y jueces: reflexión y libertad. Y aparecen el orgullo y la vergüenza aunque no haya público.

* Hacia los 10 años pueden integrar sentimientos opuestos.

* Empieza a darse cuenta de que los sentimientos deben controlarse.

* Hacia los 7-8 años nos convertimos en actores y jueces: reflexión y libertad. Y aparecen el orgullo y la vergüenza aunque no haya público.

* Hacia los 10 años pueden integrar sentimientos opuestos.

* empieza a darse cuenta de que los sentimientos deben controlarse

* la adolescencia es una etapa decisiva en la historia de toda persona

* los sentimientos fluyen con fuerza y variabilidad extraordinarias

* Es la edad de los grandes ánimos y desánimos.

* Muchos experimentan la rebeldía de no poder controlar sus sentimientos ni comprender su complejidad.

* El descubrimiento de la libertad interior es importante para la maduración del adolescente.

* Al principio pueden identificar obligación con coacción, el deber con la pérdida de libertad.

* Al ir madurando comprende.

o Que hay actuaciones que le llevan a un desarrollo más pleno y otras que le alejan.

o que lo que apetece no siempre conviene.

- que una libertad sin sentido es una libertad vacía.

* Ha de descubrir que actuar conforme al deber perfecciona y necesita aceptar el deber como una voz amiga, que se puede asumir con cordialidad.

*
VI. CARACTERÍSTICAS DE LA MENTE EMOCIONAL.

1. Siguiendo a Daniel Goleman, la mente emocional es infantil, en cuanto a que es categórica, todo es blanco o negro, para ella no existen los grises.

2. Todo lo enfoca personalizándolo en una misma.

3. Es auto confirmante, ya que obvia y no permite la percepción de todo aquello que socava las propias creencias o sentimientos y se centra exclusivamente, en lo que los confirma.

4. Impone el pasado sobre el presente, lo cual quiere decir que si una situación posee alguna característica o rasgo que se asemeje de alguna forma a un suceso del pasado cargado emocionalmente (esto es, que suscito en nosotras gran emoción), la mente emocional ante cualquier detalle que considere semejante, activa en el presente los sentimientos que acompañaron al suceso en el pasado, con la añadida de que las reacciones emocionales son tan difusas, que no nos apercibimos del hecho de que estamos reaccionando, de una determinada forma, ante una situación que probablemente no comparta más que algunos rasgos, con aquella que desencadenó esa misma reacción en el pasado.

5. Sé auto justifica en el presente utilizando la mente racional, de forma que sin tener idea de lo que está ocurriendo, tenemos la total convicción de que lo sabemos perfectamente.

6. Realidad específica de estado, esta característica se refiere al hecho de que cada emoción tiene su propio repertorio de pensamientos, sensaciones y recuerdos asociados, que el cerebro percibe y emite automáticamente sin control racional. Así pues la visión de la realidad se modifica en función de la emoción que estemos sintiendo; lo que percibo no es lo mismo si me siento furioso o enamorado.

7. La mente emocional también posee el rasgo de la memoria selectiva lo cual implica, que ante una situación emocional determinada, reorganiza los recuerdos y las posibles alternativas de forma que sobresalgan los que considera relevantes.

8. Es asociativa, esto es considera los elementos que activan los recuerdos como si fuera la realidad, y ya sabemos que un solo rasgo similar puede evocar la totalidad de los sentimientos asociados, por esto el lenguaje de las artes, metáforas, leyendas, fábulas, le hablan directamente.

9. El tiempo no existe para ella y no le importa como son las cosas, sino como se perciben y lo que nos recuerdan.

10. Por lo que respecta a las palabras asociadas a este tipo de mente, podemos hablar de rapidez, impaciencia, relacionarse, decisiones a partir de ensayo error, globalizar, orientada a las emociones, sentir, creer, intuir, vincular.

11. Es cálida, imprecisa y está orientada básicamente a las relaciones con nosotros mismos y con los demás.

VII. LAS CARACTERÍSTICAS DE LAS CAPACIDADES DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

1. Independencia. Cada persona aporta una contribución única al desempeño de su trabajo.

2. Interdependencia: cada individuo depende en cierta medida de los demás.

3. Jerarquización: las capacidades de la inteligencia emocional se refuerzan mutuamente.

4. Necesidad pero no-suficiencia: poseer las capacidades no garantiza que se acaben desarrollando.

5. Genéricas: se puede aplicar por lo general para todos.

VIII. LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA EMPRESA.

" Las normas que gobiernan el mundo laboral están cambiando. En la actualidad no sólo se nos juzga por lo más o menos inteligentes que podamos ser ni por nuestra formación o experiencia, sino también por el modo en que nos relacionamos con nosotros mismos o con los demás" Daniel Goleman.

Dentro de la empresa se observa la necesidad de dos habilidades para tener éxito en las empresas: la formación de equipos y la capacidad de adaptarse a los cambios.

Las competencias emocionales más relevantes para el éxito caen dentro de los tres grupos siguientes.

1. Iniciativa, motivación de logro y adaptabilidad.

2. Influencia, capacidad para liderar equipos y conciencia política.

3. Empatía, confianza en uno mismo y capacidad de alentar el desarrollo de los demás.

1. Competencias personales desde el punto de vista de la inteligencia emocional.

Conciencia de uno mismo: conciencia de nuestros propios estados internos, recursos e instituciones.

Conciencia de uno mismo: conciencia de nuestros propios estados internos, recursos e intuiciones.

Conciencia emocional: reconocer las propias emociones y efectos

Valoración adecuada de uno mismo: conocer las propias fortalezas y debilidades.

Confianza en uno mismo: seguridad en la valoración que hacemos sobre nosotros mismos y sobre nuestras capacidades

Autorregulación: control de nuestros estados, impulsos y recursos internos

Autocontrol: capacidad de manejar adecuadamente las emociones y los impulsos conflictivos

Confiabilidad: fidelidad al criterio de sinceridad e integridad

Integridad: asumir la responsabilidad de nuestra actuación personal

Adaptabilidad: flexibilidad para afrontar los cambios

Innovación: sentirse cómodo y abierto ante las nuevas ideas, enfoques e información.

Motivación: las tendencias emocionales que guían o facilitan el logro de nuestros objetivos.

Motivación de logro: esforzarse por mejorar o satisfacer un determinado criterio de excelencia.

Compromiso: secundar los objetivos de un grupo u organización.

Iniciativa: prontitud para actuar cuando se presenta la ocasión.

Optimismo y persistencia en la consecución de los objetivos a pesar de los obstáculos y los contratiempos.

Competencia social. Determinan el modo en que nos relacionamos con los demás

IX. IMPLICACIONES EN LA VIDA Y LA EDUCACIÓN DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL.

En mi experiencia profesional de 18 años en el ramo educativo, he llegado a comprobar lo importante que es la inteligencia emocional en la educación en la vida.

Por eso implemente un programa para buscar en los muchachos un programa de asesoría que busca lograr la autoestima y autoconcepto positivo.

Antes definiré estos dos conceptos, según Cooperssmith la autoestima es la abstracción que la persona hace desarrollar acerca de sus atributos, capacidades, objetos y actividades que posee o persigue; esta abstracción es presentada por el símbolo mi, que consiste en la idea que la persona posee de sí misma. El autoconcepto según Tamayo la concibe como un proceso psicológico cuyos contenidos y dinamismos son determinados socialmente y que le permiten comprender el conjunto de percepciones, sentimientos, autoatribuciones y juicios de valor referentes a uno mismo.

Buscar estos en las personas esto es fundamental para llegar a tener una verdadera inteligencia emocional esto se busca con la asesoría (Ver ANEXO 1 Asesoría)

Otras maneras para el control de las emociones son las siguientes:

* Lograr expresar con palabras lo que sentimos. verbalizar.
* ¿no entiendes bien qué te pasa? pues empieza a explicarlo.

* Cuando logramos expresar en palabras lo que sentimos damos un gran paso hacia el gobierno de nuestros sentimientos .
* "Una vez que tienes el valor de mirar al mal cara a cara, de verlo por lo que realmente es y de darle su verdadero nombre, carece de poder sobre ti y puedes destruirlo" Lloyd Alexander

* .Pensar, leer y hablar sobre los sentimientos.

* Es muy útil plantearse si no tendré yo los defectos que identifico en los demás. Es lo más probable.

* Identificar nuestros defectos y valores dominantes.

* Actitud crítica hacia el origen de la preocupación

o ¿cuál es la posibilidad real de que eso suceda?

o ¿qué es razonable hacer para evitarlo?

o ¿sirve de algo que siga dándole vueltas?

* Reflexionar sobre las causas. ¿qué pensamientos se esconden en el núcleo de la tristeza? Cuestionar su validez y considerar alternativas positivas.

* Que la reflexión no acabe en lamento.

* No sólo hay males que denunciar, también hay buenos ejemplos para seguir. Centrarse en lo constructivo
* La distracción es muy útil cuando los pensamientos deprimentes no tienen causa directa clara con moderación..
* Evitar pensamientos victimitas.
* Desahogo con quien nos pueda ayudar.
* Esforzarse en ver lo positivo de cualquier situación.
* Descansar.
* Pensar en los demás.

* Descargar el enfado casi nunca es positivo.

* En los momentos de enfado se piensan, se dicen y se hacen cosas de las que nos habremos arrepentido al poco tiempo, pero producen heridas que son difíciles de curar.

* Hay que aprender a buscar una salida a los enfados que no perjudique a los demás.

X. CONCLUSIONES

La inteligencia emocional es importante en la vida de las personas, ser equilibrado en una reacción emocional, saber controlar las emociones y los sentimientos, conocerse y auto-motivarse.

Eso da a la persona la capacidad de ser mejor persona, con mejores relaciones, lo que hará en su vida personal y profesional.

El fin el lograr una personalidad madura, que es el conjunto existencial y dinámico de rasgos físicos, temperamentales, afectivos y volitivos propios, que nos hacen ser únicos y originales.

En la Inteligencia emocional ya no depende del corazón depende de las capacidades intelectuales superiores del hombre, ya que un cerebro primitivo como es el sistema límbico debe supeditarse a un cerebro más avanzado, entre más control tengamos de nuestro cerebro, entre más rápido sean nuestras conexiones entre el cerebro primitivo y la corteza cerebral mucho mas inteligencia emotiva tendremos.

Para lograr las conexiones tendremos que crear hábitos positivos sobre las emociones, lo que lograra que nuestras sinapsis sean mejores y más rápidas.

Desarrollar la inteligencia emocional nos hará mejores personas, y nos ayudará a que los demás lo sean.

ANEXO 1

Asesoría

La asesoría es el seguimiento personal de los alumnos, esto es de manera integral, viendo al alumno no solo del modo académico, sino en todo lo que influye dentro de su educación.

El asesor es la persona que se designa según las características de la persona que entra, para educarlo durante su estancia dentro de una institución y le da seguimiento durante su vida escolar fuera de esta, respetando su intimidad.

Tratará de ser ante todo un amigo, por lo cual deberá de tener las cualidades de este:

Accesibilidad, estar a disposición del asesorado en la medida de lo posible puesto que es la primera condición básica de la confianza.

Saber escuchar, es importante prestar atención a las cosas de los asesorados platican, pues la base de la confianza y además es la base para enseñarle a escuchar.

Comprensión, para lograr esto es necesario el conocimiento del asesorado, teniendo en cuenta su edad, carácter, preferencias, problemas.

Corrección, una parte importante y además difícil de ejecutar para no perder la amistad, un verdadero amigo tiene que tener la facultad de conocer a la otra persona, que pueda en un momento dado corregir las fallas del otro, el asesor debe tomar este punto como sumamente importante para el desarrollo de la asesoría, puesto que no es solo una llamada de atención, sino corregir en realidad la acción negativa hecha, que es mucho más difícil que " llamarle la atención con dureza", puesto que implica un conocimiento del interior del asesorado, saber por que lado se le puede corregir, así habrá desde quien necesite que le griten casi al grado de parecer maltrato, hasta quien con solo una mirada pueda corregirse. Esta parte tiene una etapa anterior que se llama la prevención, etapa que para lograrla el asesor tiene que tener la capacidad de ver a futuro en la acción del alumno, esto implica no solo decirle lo que podría pasar de seguir las acciones de la misma manera en que las realiza, el método podría ser una dialéctica que a través de las preguntas y respuestas que él dé lo hagan llegar al error que podría tener.

No implica esto el tomar las acciones negativas como positivas sino que se debe aceptar como limitación del muchacho como parte de su desarrollo.

Libertad, en esta parte, es involucrar al muchacho dentro de la responsabilidad de su propia vida y de los hechos que ellos mismos produzcan.

Respeto, se debe respetar su intimidad. Vigilarles con cuidado amoroso que en nada parezca el espionaje. Corregid sin acritud, sin déjalos en mal, cuantas veces será más útil una palabra a solos que ese grito en público para humillar hasta enrojecer.

Disculpar y disculparse, es bueno que cuando el asesor tenga la facultad de reconocer su equivocación y sea ante todo capaz de actuar ante el error del asesorado con serenidad y dominio de sí mismo.

Preceptos positivos, "El buen educador es el que pone siempre ante los ojos del educador imágenes de la vida positiva. Al temor, al pesimismo, a la duda de sí mismo, sustituye la confianza; a la denigración la benevolencia; a la envidia y el resentimiento, el amor. De este modo favorece la floración en la alegría y en la libertad".

Valorar lo bueno, es obvio que no se da la confianza entre dos personas que, mutua y recíprocamente, no saben dar valor a lo que de bueno tiene una y otra. Esta debe de ser una actitud vital de respeto y estimación.

Sinceridad, es actuar auténticamente, para dar oportunidad a ser sinceros es creerles aun a costa de que se engañen en alguna ocasión, llegar a la sinceridad a tal medida que tenga la confianza de contarnos el engaño.

Enfoque de meta, un amigo no-fija las metas que debe conseguir el amigo, sino le ayuda primero a enfocara las metas de tal manera que encuentre su perfección como ser humano, además de ayudarle mediante su consejo, participación y ejemplo a cumplirlas.

La asesoría como dice este último punto deberá de tener unas matas para lo cual se debe trazar un plan, esto es que se ayuda al asesorado a definir sus metas, igual que determinar cual será el plan de acción a seguir para lograr esas metas, en toda la integridad de su persona y de acuerdo al mismo, esto lo prevendrá de cualquier cosa que pueda truncar el plan y el logro de las metas y lo corregirá cuando se salga del plan que el mismo determino a seguir.

Al planear se enfocará en las diferentes áreas del hombre:

Física: Es necesario la preparación del cuerpo en los deportes y que el asesorado goce de buena salud, cuidar todo aquello que perjudique la salud.

Económica: Es necesario que se le haga consiente al asesorado de la necesidad del ahorro y de saber administrar y ganar el dinero.

Social: es parte necesaria la convivencia con todas las personas, sabiendo adaptarse a estas sanamente.

Afectiva: es importante que el asesorado que pase por nuestra institución logre sentirse aceptado por los demás pero en especial por el mismo esto es que llegue a una verdadera auto-estima, esto es que no dependa de los demás para sentirse bien.

Estética: como parte de su educación es bueno que el alumno dentro de su formación personal tenga gusto por las artes.

Intelectual: E necesario que no solo por esta institución se le dé instrucción, sino que adquiría herramientas necesarias para que desarrolle su inteligencia en todos sus sentidos.

Moral: Dentro de la vida del asesorado pocas veces se puede llegar a este punto de manera importante, ya que esta formación empieza dentro de la familia, pero se puede influir de manera indirecta en la formación de su inteligencia moral.

Religiosa: es el área más importante de la persona y a la vez el área más impenetrable de está, así que en este punto lo mejor es enseñarle en la mediada que sea posible con ejemplo, y pocas veces con comentarios acerca de esta, excepto que se diera el caso de consultarle.

La asesoría puede ser el centro de cambio de los alumnos de una institución, pero lo más importante sería el cambio de tratar a los alumnos como números dentro de una institución a tratarlos como personas.

CESAR ARMANDO


LIBROS DE DANIEL GOLEMAN:

Daniel Goleman - Inteligencia Emocional.doc (LO SUBI YO)
Goleman Daniel - Inteligencia Social.PDF
Goleman Daniel - La Practica De Inteligencia Emocional.PDF
Inteligencia Emocional - tiramiZú Los Duendes Trabajadores.rar
Inteligencia Emocional y PNL.rar
Inteligencia emocional y mundo de la empresa.rar
La Inteligencia Emocional en la Organización.rar
Test de Inteligencia Emocional.rar
Los Cuatro pilares de la Inteligencia Emocional.doc

VIDEOS DE DANIEL GOLEMAN :

http://www.youtube.com/watch?v=s9UOP8d2h8U

http://www.youtube.com/watch?v=2ARxUSOaa90


Palabras claves, ,
publicado por masallaesoteric a las 16:01 · Sin comentarios ·  Recomendar
 
Más sobre este tema · Participar
Comentarios (0) · Enviar comentario
Enviar comentario
Nombre:
E-Mail (no será publicado):
Sitio Web (opcional):
Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagenEscriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>, <li>· Lista</li>
imgSobre mí
FOTO

Fabio Ramirez

hola soy Fabio Ramirez,Bienvenidos a este blog de novedades esotericas...

» Ver perfil

imgCalendario
Ver mes anteriorOctubre 2017Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
imgBuscador
Blog  Web
imgTópicos
» General (21)
imgNube de tags [ ? ]
imgSecciones
» Inicio
imgEnlaces
 
FULLServices Network | Blogs | Privacidad