Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
AUTORESESOTERICOS
Blog de masallaesoteric
27 de Noviembre, 2010 · General

RAUMSOL Y LA LOGOSOFIA

LOGOSOFIA :  DE RAUMSOL A LOS DIALOGOS : 

QUE ES LOGOSOFIA - BASES DE LOGOSOFIA - BIBLIOGRAFIA DE RAUMSOL - ANALISIS DE LAS OBRAS DE LOGOSOFIA DE RAUMSOL - GLOSARIO DE LOGOSOFIA - DIALOGOS INICIATICOS DE RAUMSOL - EL RITUAL DEL KEMUR - LAS LEYES DE LA VIDA (POR ZERION) 



QUE ES LOGOSOFIA :

NOTA DEL COPISTA : LOGOSOFIA ES EL NOMBRE DE UNA DISCIPLINA CONCEBIDA POR CARLOS PECOTCHE O "RAUMSOL",DICHA DISCIPLINA SE BASA EN EL ESTUDIO SIMBOLICO DE LAS PALABRAS Y SU VALOR FILOSOFICO,PRETENDE QUE LA PERSONA SE COMUNIQUE BIEN Y CONPRENDA SU CONDUCTA Y MOTIVACIONES Y QUE TOME LAS RIENDAS DE SUS EMOCIONES A TRAVES DE LA MENTE MEDIANTE EL USO DEL VERBO O LA FUERZA INTERNA ESPIRITUAL,QUE ES LO QUE LAS TRADICIONES LLAMAN SHEKINAH,MEMRAH,DABBAR,SOFIA,PROVIDENCIA,LOGOS,VERBO,VOZ DEL SILENCIO,CONCIENCIA TRASCENDENTE,BUDHI Y OTROS QUE DESIGNAN LA FUERZA ESCLARECEDORA QUE ILUMINA EL ALMA Y POR LA CUAL SE UNE AL UNIVERSO Y SUS FUERZAS CREATIVAS,LAS QUE EXPRESA EN OBRAS A SU ALREDEDOR,HAY MUCHO MATERIAL SUBLIME EN LOGOSOFIA Y HAY LUGARES DONDE ESTUDIARLA,MAS ADELANTE DARE MAS DETALLES Y LUGARES DONDE ESTUDIAR Y CONSULTAR DISCIPLINAS. 
Mucho del material  es RECOPILACION DE LOS POCOS SITIOS AL RESPECTO Y AQUI OFREZCO MUCHO MATERIAL INEDITO EN INTERNET ,QUE PUDE TRANSCRIBIR, COMO LOS DIALOGOS,KEMUR Y OTROS,MOVIDO POR EL INMENSO AMOR QUE LE TENGO A LA LOGOSOFIA...LAMENTABLEMENTE AL IGUAL QUE LA ANTROPOSOFIA DE STEINER,SUS AUTOLLAMADOS "SEGUIDORES" SOLO LES IMPORTA LUCRAR Y COBRAR (Y POR ESO AMBAS ESTAN ESTANCADAS Y SI SUS INICIADORES VIERAN LO QUE HA SUCEDIDO CON SUS LEGADOS,SE VOLVERIAN A MORIR DEL DISGUSTO...) Y PARA REMEDIARLO Y DE CORAZON,OFREZCO ESTAS PAGINAS...PORQUE DARLES SABIDURIA A LOS POBRES (DE BOLSILLO) ...PARA MI " NO ES TIRARLE PERLAS A LOS CERDOS ..."

LOGOSOFIA: S.f. Doctrina ético-filosófica fundada por el pensador argentino Carlos Bernardo González Pecotche ( 1901- 1963 ), que, mediante procesos originales, enseña cómo el individuo debe proceder para realizar un proceso evolutivo y consciente de autotransformación psicológica. Establece que los pensamientos son autónomos e independientes de la voluntad individual, y que nacen y cumplen sus funciones bajo la influencia de estados psíquicos o morales, propios o ajenos . Tiene como finalidad liberar la facultad de pensar de las influencias sugestivas, para que el individuo, pensando mejor, comprenda los verdaderos objetivos de la vida y descubra al Creador en el conocimiento y cumplimiento de las leyes universales^ /I F. gr. Logos (verbo) - sophía (sabiduría).

La Logosofía es una ciencia estrictamente experimental, de origen argentino, creada por el pensador y educador Carlos Bernardo González Pecotche (Raumsol) en 1930 y ampliamente difundida en decenas de países.

Ciencia moderna cuyo objetivo es el estudio del hombre a través de sí propio, de su íntimo, de sus sentimientos, de su alma.), que tiene por objeto enseñar a hombre a lograr la autotransformación mediante un proceso de evolución consciente, liberando así el pensamiento de las influencias sugestivas.Ciencia moderna que se propone "estudiar al hombre por el hombre mismo", es decir, inducirlo a examinar y conocer su íntimo, sus sentimientos, sus deseos y sus necesidades. Al considerar tales elementos como causas, pretende la Logosofía diferir de la Psicología en que, estudiando principalmente el comportamiento, se limita a los efectos.

QUE ES SEGUN RAUMSOL :

"La sabiduría logosófica, como fuente de conocimientos originales de una nueva concepción del pensamiento universal y humano, está promoviendo un movimiento de saludable reacción en los espíritus amantes del saber y la verdad.

"Entre sus fundamentales enseñanzas se hallan las que conciernen al conocimiento de sí mismo, base innegable del conocimiento de la vida propia, de sus proyecciones en la vida del semejante y, consecuentemente, en las esferas de las más altas realizaciones de la inteligencia humana.

"Sorprender la propia realidad interna, tal como la Logosofía la muestra al entendimiento del hombre, constituye uno de los primeros y quizás el más importante de los objetivos a lograr en corto plazo. De ese encuentro surge la necesidad imperiosa de modificar esa realidad, y es entonces cuando la enseñanza logosófica, señalando las dificultades que deberán ser vencidas, conduce por el camino del propio conocimiento en tanto activa la conciencia para ulteriores desarrollos.

"La Logosofía es la ciencia del presente y del futuro porque entraña una nueva e insuperable forma de concebir la vida, de pensar y de sentir, tan necesaria en la época actual para elevar los espíritus por encima de la torpe materialidad reinante."

Carlos Bernardo González Pecotche (RAUMSOL)

(Solapa de EXEGESIS LOGOSOFICA)

MAS DEFINICIONES :

Doctrina eticofilosófica fundada por Carlos Bernardo González Pecotche, que tiende a la perfección del conocimiento de sí mismo. Admite la realidad de un sistema consciente compuesto de dos mentes: la superior, que atiende a lo relacionado con el mundo metafísico, y la Inferior, que comprende las actividades Intelectuales y físicas comunes. Los pensamientos son independientes de la voluntad individual, y la selección rigurosa de los mismos da origen al pensamiento autoridad que debe regir la vida espiritual y consciente del ser.

Doctrina ético-filosófica fundada por el pensador argentino Pecotche (1901-1963), con el objetivo de enseñar al hombre a lograr la autotransformación por medio de un proceso de evolución consciente, liberando así el pensamiento de las influencias sugestivas. Afirma que los pensamientos son autónomos e independientes de la voluntad individual y que nacen y cumplen funciones bajo la influencia de estados psíquicos y morales. El movimiento se desarrolló en la Argentina, Uruguay, México y Brasil, habiendo real izado en Montevideo el I Congreso Internacional de Logosofía (1960); en Belo Horizonte, la I Jornada Juvenil Logosófica Internacional (1965); y en 1966, en Montevideo, la I Reunión Internacional de Docencia Logosófica. V. Fundación Logosófica 
  La Logosofía fue iniciada en la Argentina. en l930, por Carlos Bernardo González Pecotche (1901-1963)

  FUNDACION LOGOSOFICA - Tiene por objetivo promover la Logosofía, doctrina que predica la liberación del hombre por el &laqno;proceso de evolución consciente>>. Fue fundada en 1930 en la ciudad de Córdoba, en la Argentina, por el pensador Carlos Bernardo González Pecotche, y se implantó en el Brasil en 1935 teniendo su sede central en Río de Janeiro, desarrollando actividades en otras capitales.

Estos conocimientos dan nacimiento a una nueva cultura y a un nuevo humanismo, pues tienen la finalidad, en lo individual, de realizar un proceso de evolución consciente estrechamente ligado al conocimiento de sí mismo, de las leyes que rigen la vida y la función del hombre sobre la tierra.

La palabra, constituida por dos voces griegas para las cuales el autor seleccionó los significados verbo creador o manifestación del saber supremo (LOGOS) y ciencia original o sabiduría (SOPHIA), designa una nueva ciencia, creada en 1930 por el pensador y educador argentino Carlos Bernardo González Pecotche (1901 - 1963), conocido también como RAUMSOL.

Con el método que le es propio, la LOGOSOFIA lleva al hombre al Conocimiento de sí mismo y a la realización del autoperfeccionamiento a través del Proceso de Evolución Consciente. Revela la existencia en el ser de un sistema mental compuesto de dos mentes: la superior, que atiende a lo relacionado con el mundo metafísico -incumbencia del espíritu- y la inferior, que comprende las actividades intelectuales y físicas comunes -incumbencia del alma-.

Descubre el secreto de los pensamientos -entidades autónomas que se generan en la mente humana- los cuales pueden tener actuaciones independientes de la voluntad individual, naciendo y cumpliendo sus funciones bajo la influencia de estados psíquicos y morales propios o ajenos. Enseña a hacer una rigurosa selección de los mismos y a instituir el pensamiento autoridad, que deberá regir la vida espiritual y consciente del ser.

Sustenta el principio de la evolución consciente, que lleva al hombre a la realización de sus más altas finalidades, entre las cuales está la redención de sí mismo, solamente posible a través del conocimiento.

Presenta un método totalmente original, que se aplica a la vida individual y de cuya adopción depende el reencuentro del hombre con su propio espíritu. Conduce al hombre al conocimiento de sí mismo, de Dios, del Universo y de sus leyes eternas.

La concepción Logosófica

Se diferencia de toda otra concepción filosófica y científica por la originalidad de sus pronunciamientos que, al ofrecer soluciones concretas calman y satisfacen las inquietudes que experimenta el alma humana frente a la gran incógnita de la vida y destino del hombre con relación a la Sabiduría Suprema que lo creó.

 Los conocimientos y enseñanzas que de ella proceden tienen dos objetivos fundamentales: el primero, hacer que el hombre se adentre en las profundidades de sus contenidos y extraiga de allí la luz mental que capacitará a su entendimiento para internarse en los arcanos de su existencia; el segundo, conducirle con firmeza y acierto a través del proceso de evolución consciente que debe realizar para que sea realidad, y no ficción, el conocimiento del propio mundo interno y el del mundo metafísico que lo interpenetra, del cual el espíritu es un exponente de alta valía.

La concepción logosófica conduce al hombre hacia el reencuentro con su espíritu, que es quien anima su conciencia y le permite comprender, mediante la realización del mencionado proceso de evolución consciente, los secretos de su existencia y del mundo metafísico, en cuyos dominios actúa el espíritu. Para que alcance la conciencia de esa actuación de su espíritu, le enseña a organizarse internamente, con lo cual el mundo individual se conecta al mundo metafísico o trascendente, constituido por el gran agente o elemento mental que opera y rige todas las actividades inteligentes del universo.

 Nada de lo que la concepción logosófica lleva a realizar al hombre escapa a la fiscalización rigurosa de su razón, puesto que los campos mentales en que la inteligencia habrá de internarse para ampliar sus conocimientos, están reglados por leyes que determinan sus alcances y su realidad.



BASES DE LOGOSOFIA :

El ser humano siente la necesidad de penetrar en los misterios de la naturaleza

Sabido es que la mente humana ha experimentado en todas las épocas de la historia, la imperiosa necesidad de iluminarse, tratando de rasgar el ve!o que oculta a su visión y comprensión las profundas verdades del Universo, tan celosamente guardadas en el santuario de la Naturaleza. Nos referimos a los misterios que encierra el hombre en lo que atañe a su propia naturaleza, destino y razón de su existencia; la esencia de la vida a través de sus múltiples aspectos y manifestaciones; las leyes del mundo de los pensamientos; el determinismo; el libre albedrío; la responsabilidad moral del ser. etc., etc., y tantos otros que son temas permanentes de la inquietud humana, cuya tentativa de explicación ha dado origen al nutrido conjunto de sistemas filosóficos, metafísicos, científicos y hasta religiosos, aparecidos en la historia del pensamiento humano.

Si tratáramos de concretar a través de una imagen global y sintética, el resultado final a que ha llegado la humanidad después de los tantos siglos de búsqueda en la dilucidación de esos magnos problemas, nos encontraríamos frente a una escena en verdad desalentadora. Aparecería en un primer plano, esta inmensidad de teorías, hipótesis y doctrinas que con apariencias de verdad han ido acumulándose en la bibliografía universal, y cuyo monto sigue creciendo y complicándose día a día; ocuparía el otro plano, una segunda inmensidad constituida ya no por teorías, sino de realidades; es decir de seres vivientes, de estos millones y millones de seres humanos que se desesperan frente a un océano de necesidades y problemas de todo orden: materiales, culturales, artísticos, éticos, sociales, espirituales, etc. originados en última instancia por una sola causal: por la ignorancia que tiene el hombre de lo que él es en sí mismo, y de lo que representa su vida frente a este todo que es el Universo.

En efecto; si tomamos aisladamente a cada unidad humana y efectuamos un meticuloso estudio de su manera de ser. de sus variadas tendencias, de sus múltiples reacciones frente a todo lo que le rodea, de sus inestables deseos, de sus siempre insatisfechas aspiraciones; de sus constantes fracasos, etc., etc., en una palabra de lo complejo de su "vida psíquica", bien pronto surgirá en nosotros la evidencia de que a pesar de los veinte siglos de descubrimientos, progresos y experiencias reunidos en lo que va recorrido de la era cristiana, el hombre no ha logrado aún comprenderse a sí mismo, puesto que no se siente feliz, cualquiera que sea el plano en el que le toque actuar. Diríase que es una pieza o resorte que no ha logrado ubicarse en su sitio para colaborar y actuar con eficacia en la armonía que debiera existir dentro del majestuoso mecanismo universal del cual forma parte.

¿Una ciencia de la vida?

"¿Cómo debemos vivir? ¿Existe un "debemos"? ¿Hay, en efecto, una buena (o correcta) manera de vivir?, y, si la hubiera, ¿Dónde buscaríamos su conocimiento? ¿Es éste un conocimiento demostrable, como el de las matemáticas? ¿Podemos, razonablemente, aceptar un conocimiento así, tal como aceptamos las conclusiones de los científicos, basadas en experimentos y observaciones controladas? Si es así, ¿Por qué todos nosotros no nos adherimos a su verdad como lo hacemos con la de los físicos o con la de los ingenieros? Si no lo podemos hacer, ¿Hemos de concluir que el reino del vivir es sólo cuestión de especulación, en la cual la opinión de un hombre es tan buena como la de otro y el conocimiento no existe?

Una verdadera ciencia -tal como usamos el término hoy en día- no nos indica lo que debemos hacer. Su asunto es decirnos lo que es, no lo que debería ser o lo que debería hacerse. El ingeniero no nos dice si debemos construir un puente. El dice: "Si Ud. quiere construir un puente, yo puedo decirle cómo", y si le preguntamos: "Pero, ¿deberíamos construir un puente en vez de una escuela o una escuela en vez de un hospital?", él dice: "Yo no puedo decidir eso. Soy sólo un ingeniero."

Igualmente, el médico puede recomendarnos que dejemos de fumar si deseamos vivir más, pero cuando respondemos que preferimos fumar a vivir más, él se encoge de hombros y dice: "Eso es cosa suya. Yo sólo soy un médico."

¿Qué hombre, que no sólo sea un ingeniero o un médico, puede contestar todas las preguntas excepto las difíciles? ¿Quién puede ayudarnos a tomar decisiones en lo moral y en lo político? Si hay una ciencia del vivir, debe haber un científico cuyo "campo" sea justamente ese, quien pueda decirnos qué es la vida y cuál es la manera correcta de vivir. Si hay una ciencia aplicada (o arte) del vivir, debe haber no sólo un Doctor en Medicina, sino un Doctor de la Vida, quien pueda decirnos con autoridad doctoral, no cómo vivir más sino cómo vivir bien. Si existiera una ciencia o arte de la vida humana, sería ciertamente la reina de todas las ciencias y haría necesaria la mayor atención y dedicación de todos los hombres."

Puerta hacia los grandes libros, R. M. Hutchins, M. J. Adler, Ed.

A la juventud :

 La juventud de nuestros días clama por una nueva palabra que la oriente y la ampare contra la indiferencia y el abandono de que ha sido objeto por parte de los mayores. 
La cultura actual, a cuyo derrumbe estamos asistiendo, no ha dado a la juventud fórmulas precisas para manejarse en esa edad difícil de la vida. 
La Logosofía enseña precisamente eso a la juventud: a conocer a fondo su realidad y a sortear con éxito esa etapa confusa de la existencia. 
Le da a conocer las prerrogativas con que cuenta para dominar sus inquietudes y lograr honestamente los triunfos que el devenir le depara en la lucha, y le enseña a conciencia a defenderse contra el mal que la asecha. 
La Logosofía evitará a la juventud caer reiteradamente en falta y padecer, como ocurre actualmente, las consecuencias dolorosas de la inexperiencia y el desamparo espiritual.


 BIBLIOGRAFÍA DE RAUMSOL :

Bibliografia de Carlos Bernardo González Pecotche (RAUMSOL)

Década de 30

1931-1939 Revista trimestral: "Aquarius" 1934 Axiomas y Principios de Logosofía; Tomo I 
1934 Logosofía,Tratado Elemental de Enseñanzas 
1935 Cartas Iniciáticas 
1935-1939 Periódico mensal: "El Heraldo Raumsólico" 
1937 Artículos y Publicaciones 
1937 Axiomas y Principios de Logosofía, Tomo II 
1938 Perlas Bíblicas

Década de 40

1940 Biognosis 
1940 Nueva Concepción Política 
1941-1947 Revista Mensual "LOGOSOFÍA" Década de 50 
1950 Intermedio Logosófico* 
1951 Introducción al Conocimiento Logosófico* 
1956 Exégesis Logosófica** 
1956 El Mecanismo de la Vida Consciente** 
1957 La Herencia de Sí Mismo** 
1957 Logosofía, Ciencia y Método** 
1959 El Señor de Sándara*

Década de 60

1962 Deficiencias y Propensiones del Ser Humano** 
1963 Curso de Iniciación Logosófica*** 
1965 Bases para Tu Conducta 
1968 El Espíritu 
*En Portugués 
** En Portugués e Ingles 
*** En Portugués, Ingles e Francés



ANALISIS DE LAS OBRAS DE LOGOSOFIA DE RAUMSOL :

Contenidos de las obras de Logosofía

El lector que por primera vez toma contacto con nuestras obras advertirá que no se trata de lecturas corrientes. Sus contenidos están encaminados a guiar la reflexión de los estudiosos en primer lugar, y, por extensión, la de la comunidad humana, hacia la confrontación de dos realidades perfectamente delimitadas: la que todos conocen, o sea la propia vida tal como cada uno haya sido capaz de vivirla, y la descrita en los capítulos de estos libros. Significamos con lo antedicho que nuestras publicaciones responden a un plan de reeducación del espíritu que de tiempo se viene realizando con el mayor de los éxitos en nuestro país y en otros del continente.

Carlos B. González Pecotche

El Señor de Sandara :

Es ésta una novela original, que obedece a una concepción que mueve con desacostumbrado vigor los pensamientos y hechos que configuran la conducta humana en múltiples aspectos. 
Su autor, conocedor profundo de la psicología humana, penetra en los arcanos de la vida y lleva los hilos luminosos de su concepción por los senderos de un mundo en que lo espiritual y lo físico se conjugan en una misma esencia humana y divina. 
 Esta novela, por su carácter, su contenido, la delicadeza con que trata hechos, problemas e inquietudes del sentir humano y la profundidad con que penetra en ellos sin tiznar la pureza del pensamiento en la exposición de los mismos, está llamada a ser el gran libro de la vida.

La variedad y riqueza de las imágenes que presenta como fiel exponente de los hondos dramas de la vida, mantienen el suspenso, la ansiedad y acrecientan el interés por conocer los desenlaces de cada uno de sus episodios. Ningún hombre o mujer, cualquiera sea su edad, debe dejar de leer este libro. Ignorarlo es perder la oportunidad de saber cómo debe conducirse la vida auxiliado con las riquezas del saber trascendente.

Logosofía Ciencia y Método

He aquí un libro cuyas páginas abren seguro rumbo para iniciarse en una nueva disciplina de investigación psicológica y metafísica del ser humano.

Contiene nueve lecciones en las que se exponen con absoluta claridad y Iógica las partes prominentes de la concepción logosófica. Esta concepción abarca un conjunto de conocimientos que por su índole promueven en el espíritu humano un nuevo género de vida, el cual proporciona enormes satisfacciones y permite ubicar el entendimiento muy por encima de la conducta corriente y de las apreciaciones generalizadas.

Destacamos de LOGOSOFIA. CIENCIA Y MÉTODO, libro orientador de la conducta humana hacia su total armonización con el proceso de evolución consciente, los puntos vitales contenidos en las lecciones que tratan sobre los pensamientos, el sistema sensible y el método logosófico.

Cada lector sentirá la importancia de la verdad expresada en sus páginas y podrá comprobar sin lugar a dudas cómo cada conocimiento que en él se expresa, trasladado a la propia vida, proporciona renovados momentos de felicidad.

Mecanismo de la Vida Consciente

Plantea y expone al juicio del lector temas que atraen inmediatamente su atención por estar vinculados con la realidad que atraviesa la humanidad actual. 
  Sin desmerecer ni desconocer los adelantos logrados por el hombre en los terrenos de la ciencia y de la técnica, enfrenta al ser humano al hecho incuestionable de su carencia de recursos en lo que respecta a la propia vida y a la solución de los problemas que le afligen. Abre simultáneamente al individuo nuevas posibilidades, pues al par que le proporciona las claves que le permitirán ir creando o modificando su propio destino, le otorga un concepto completamente original acerca de la redención de si mismo. 
A través de páginas de real interés, el autor da a conocer el humanismo en su contenido esencial. Brinda los elementos para que con el propio esfuerzo el hombre desarrolle sus aptitudes y calidades hasta afianzar en él la esencia humana, y pone a este en condiciones de que las excelencias de su contenido espiritual trasciendan por el ejemplo y la enseñanza a la humanidad.

La herencia de sí mismo

Esta monografía, primera de una serie anunciada por el autor, trata en forma concisa y densa una parte substancial de la concepción logosófica, cuya paternidad y originalidad son de cuño exclusivo. 
Presenta a la herencia en sus manifestaciones material, psicológica y espiritual, y afirma que "el espíritu es, en suma, el depositario de la herencia personal". 
Profundos aspectos de la línea hereditaria, tales como su prosecución a través de la corriente sanguínea y la transmigración de pensamientos y palabras, son expuestos conjuntamente con otros de la herencia a corto plazo, la cual no obstante ser intrascendente (un título profesional, por ejemplo, herencia del estudio), puede proyectarse en la existencia del ser como efectiva contribución a la propia herencia. 
Cuando los conocimientos publicados en este libro sean inculcados en la niñez y enseñados en la juventud, se habrá dado un gran paso en la conducción del alma infantil y del adolescente, inmunizándolos contra los alarmantes estados de desequilibrio que ofrecen las generaciones actuales.

Introducción al Conocimiento Logosófico

Especialmente dedicado a los estudiantes de logosofía, este libro ha de llegar, por extensión, a cuantos simpatizan con la enseñanza logosófica y a todos aquellos espíritus que sean atraídos por su lectura, sirviéndoles de introducción al conocimiento esencial logosófico.

Comprende setenta y dos conferencias pronunciadas por el autor en diferentes fechas en las sedes de la Fundación Logosófica en Buenos Aires, Rosario, Córdoba y Montevideo.

Esta obra constituye una cálida y profunda fuente de estímulos para la investigación individual, a la vez que un utilísimo libro de consulta respecto a puntos capitales de la concepción logosófica. Encierra en sus páginas preciosas joyas conceptuales, accesibles al lector sincero y reflexivo, y factibles de ser llevadas a la propia vida con sorprendente resultado. Merecen ser mencionados por su belleza los aspectos éticos que presenta como partes ineludibles en la prosecución del proceso individual evolutivo. Interesantes temas, como "La mente en su función rectora", "Misterios de la creación humana", "Ser y no ser en la concepción logosófica", "Cómo debe estudiarse Logosofía", forman parte de esta serie de conferencias que, en su totalidad, ofrece una visión clara, amplia y fuertemente estimulante de lo que puede lograr el ser humano cuando emprende con decisión la tarea de elevar sus condiciones y aptitudes mediante el proceso integral de superación consciente.

Intermedio Logosófico

Para dar a luz este libro de leyendas, fábulas y narraciones que lleva por título INTERMEDIO LOGOSOFICO, su autor se ha inspirado en el anhelo de brindar a los lectores un conjunto seleccionado de imágenes, extraídas todas de la sabiduría logosófica.

Este nuevo tipo de leyendas, fábulas y narraciones, que define rasgos y características propias de la psicología humana, encuentra su mayor atractivo en la viviente manifestación de las ideas y pensamientos que animan el alma de cada episodio. 
Reproduce, dentro de los justos límites de la síntesis y en alegóricas figuras, hechos, conductas, tendencias y demás motivos que pertenecen al hombre y que se consuman a través de toda su vida. 
Nada extraño sería, pues, que el lector encontrara en esta o aquella leyenda, o fábula, personajes con los cuales guarda parecido, como así también alguna similitud en el móvil, la intención o el pensamiento que los anima. 
Por la índole de su contenido y por el hondo sentido moral que impregna todas sus páginas, INTERMEDIO LOGOSOFICO ofrece asimismo un vasto y original caudal de enseñanzas de gran valor educativo para ser brindado a la juventud

Exégesis Logosófica

  La publicación de este libro, de fácil manejo y clara exposición, está destinada a promover mayor agilidad al movimiento de atención que requieren los simpatizantes de la obra logosófica desde el instante en que se proponen interiorizarse a fondo del método que ésta emplea para el cumplimiento de su alta finalidad humanitaria.

Ofrece en sus páginas una síntesis de los puntos que convergen en el proceso de preparación para el ingreso a la Fundación Logosófica, los que por su importancia alcanzan aun a la vida activa del discípulo.

Todos estos puntos, al unirse, constituyen una línea recta que determina la orientación más eficaz para cumplir el proceso de referencia. Mas destacamos como una realidad bien comprobada, que "las disciplinas logosóficas en nada perturban la vida corriente en el diario quehacer; por el contrario, ordenan inteligentemente los movimientos de cada actividad, vigorizando los útiles y eliminando los inútiles, de donde resulta un mayor rendimiento del tiempo, que es aprovechado en el cuidado del espíritu y de la vida superior".

Diálogos

Este libro constituye la expresión conjunta de un considerable número de diálogos en los que el autor encara sugerentes temas, dilucida problemas o responde a interrogantes planteados por los estudiantes del pensamiento logosófico reunidos en amables cenáculos.

Los diálogos que integran esta obra muestran, unas veces, el vigor convincente de sus expresiones, otras, el tono suave y persuasivo de sus reflexiones, sorprendiendo siempre la originalidad conceptual de los temas planteados, tal como acontece allí donde el autor se refiere a la parte humana de Dios, al oficio mudo, a los genios y celebridades que existieron en el mundo, etc. En todas las páginas de este libro se advierte el acento inconfundible que caracteriza a la sabiduría logosófica. Dondequiera el lector detenga su atención sentirá cómo tras la forma sugestiva y elocuente, amena y ágil, fluye una enseñanza jamás leída o escuchada en parte alguna, de la cual surge el conocimiento que ilumina la inteligencia y llena de placer el espíritu.

Curso de Iniciación Logosófica

  Estamos en condiciones de asegurar con la autoridad que nos confiere la obra misma que vamos desarrollando y los testimonios vivos surgidos de innumerables experiencias llevadas a feliz término, que los goces estéticos que se experimentan al sentirse cada cual dueño de recursos internos que sobrepasan todo lo imaginado sobre una vida mejor, son infinitamente más densos que los que pueden ofrecer los goces materiales, incluso halagos y satisfacciones personales, que sólo duran un instante. 
Se sobreentenderá que es la juventud, en primer término, a la que deben interesar estos conocimientos, por hallarse en plena etapa de formación mental, psicológica y espiritual. Pero han de ser padres, tutores y maestros quienes concurran con sus luces a señalarles las ventajas de esta auténtica investigación interna, llamada a perfeccionar al hombre y hacer que renazca en él la confianza en sí mismo.

Logosofía es una ciencia creadora y depositaria de conocimientos concretos para la vida, factibles todos de realización individual al aplicarlos conscientemente a la propia psicología. 
Hemos abierto, en síntesis, las puertas de una nueva y fecunda investigación, y ofrecemos al mismo tiempo los resultados que se obtienen mediante el estudio y práctica de los conocimientos que integran esta nueva y harto esperada ciencia del perfeccionamiento inmediato, positivo, integral y consciente del hombre.

Por todo lo expuesto, se verá la importancia capital que reviste la concepción logosófica en el reordenamiento de las condiciones humanas y el conocimiento cabal de sí mismo.

Biognosis

  Caminando por la nueva ruta que abre el conocimiento logosófico, el autor expresa en las páginas de este libro lo que ni la ciencia ni la filosofía han dicho aún sobre la vida, y presenta asimismo las posibilidades humanas y extrahumanas en forma clara y asequible al entendimiento y la razón del hombre. 
  El desequilibrio actual entre los avances de la ciencia y la ignorancia del ser frente a sí mismo, aparece delineado con toda evidencia en el siguiente párrafo: "El investigador mide la trayectoria de los astros y desconoce la de su propia vida; sigue las perturbaciones del átomo y descuida las de su pensamiento; estudia y analiza todo, menos lo que atañe al conocimiento de la mente, que es la que faculta al ser para discernir y pensar mientras se capacita para conocer el origen y evolución de su propio pensamiento; lee y comenta mil biografías, y tiembla pensando en cómo terminará la suya; cuenta maravillas sobre la organización de las hormigas y las abejas, y en cuanto se ve abocado a la organización de sus valores personales vacila ante cien consejos antagónicos. Una lectura reflexiva de los contenidos de esta obra acercará al entendimiento valiosos conceptos logosóficos, que servirán de excelentes auxiliares en las múltiples alternativas que ofrece la vida


GLOSARIO DE LOGOSOFIA :

Estos son sólo algunos de los tópicos más prominentes que la ciencia logosófica trata a lo largo de toda su extensa bibliografía. Lo que dice acerca de cada uno de ellos puede brindar una idea de su original concepción.

Afecto Evolución Moral 
Alma Evolución Consciente Mundo Interno 
Amistad Existencia Pensamientos 
Conciencia Familia Pensar 
Conocimiento Guerra Personalidad 
Conocimiento de Sí Mismo Herencia de Sí Mismo Proceso de Evolución Consciente 
Defensas Mentales Hombre Psiqueálisis 
Deficiencias Caracterológicas Ignorancia Saber 
Destino Impostura Sentimiento 
Dios Individualidad Sistema Mental - Mente 
Espíritu Inteligencia Sistema Sensible - Sensibilidad 
Etica Leyes Universales Vida

Todos los textos abajo citados pertenecen a Carlos Bernardo González Pecotche

Algunos conceptos que contribuyen a comprender el pensamiento logosófico

 Alma

"Para la Logosofía el ser humano está integrado por el ente físico o alma y el ente espíritu. Al primero le ha sido fijado un destino común. Se desarrolla física e intelectualmente sujeto a la poderosa influencia del mundo material; del mundo de las grandes empresas, de los magnos descubrimientos y de los actos heroicos; de los perfeccionamientos técnicos estupendos, de las construcciones maravillosas y de las no menos asombrosas creaciones artísticas..." 
(Del libro "El Mecanismo de la Vida Consciente" - C.B.G.P. - Pág. 88)

Conciencia

"...constituye, cuando se halla en posesión de los conocimientos que la habilitan para su alto cometido, el gobierno central de nuestro mundo interior. Nada de cuanto en él ocurre puede ya permanecer ajeno a su intervención y aquiescencia". 
(Del libro "El Señor de Sándara" - C.B.G.P. - Pág. 265) 
"...archivo histórico individual que conserva y custodia las intimidades del alma y permite que las referencias que de él provienen sean fieles, útiles y oportunas". 
(Del libro "Logosofía Ciencia y Método" - C.B.G.P. - Pág. 108)

Conocimiento

"...es el camino único e inconfundible para lograr una superación ascendente hasta el máximum concedido a la naturaleza humana..." 
(Del libro "Diálogos" - C.B.G.P. - Pág. 45) 
"...es el comienzo y fin de todas las cosas y único objeto de la vida del hombre..." 
(Del libro "Axiomas y Principios de la Logosofía" - C.B.G.P. - Pág. 108) 
"Es, pues, el conocimiento lo que permite al hombre marchar sin extravíos por los caminos de su existencia." 
(Del libro "Logosofía Ciencia y Método" - C.B.G.P. - Pág. 132)

Conocimiento de sí mismo

"...es el encuentro e identificación con el propio espíritu..." 
(Del libro "El Mecanismo de la Vida Consciente" - C.B.G.P. - Pág. 89) 
"Para lograr tal cosa, es imprescindible comenzar por conocer el funcionamiento de la propia mente, y para alcanzar esto, todo ser debe someterse a un lógico proceso en base a la evolución consciente, experimentando lo que estudia e investiga, única forma de obtener la seguridad en el conocimiento. 
Conocer la naturaleza humana en su aspecto psíquico-mental, he ahí la realización del conocimiento de sí mismo". 
(De la Revista Logosofía Número 10 de - C.B.G.P. - Pág. 13)

Defensas mentales

"Nunca como en los tiempos presentes ha sido tan necesario, útil y aleccionador el conocimiento de las defensas mentales que cada individuo puede instituir a voluntad para preservarse de los males que constantemente acechan su integridad física, moral y espiritual. Males que en la mayoría de los casos terminan por someterlo a voluntades ajenas, a influencias de ambientes, sean políticos, religiosos, ideológicos o de cualquier otra índole". 
(Del libro "Curso de Iniciación Logosófica" - C.B.G.P. - Pág. 55)

Deficiencias

"La Logosofía designa con este nombre las personales fallas caracterológicas, habituales en el ser común normal, originadas por el enquiste psicológico de pensamientos negativos que a diario influyen en mayor o menor grado sobre las facultades inteligentes y sensibles de cada persona, entorpeciendo su funcionamiento normal y afectando insensiblemente el cuadro de sus perspectivas morales". 
(Del libro "Curso de Iniciación Logosófica" - C.B.G.P. - Pág. 20)

Dios

"... es el Supremo Creador de la Ciencia Universal, porque todos los procesos de la Creación se cumplen siguiendo los dictados de su Sabiduría". 
(Del libro "Curso de Iniciación Logosófica" - C.B.G.P. - Pág. 13) 
"Para el pensamiento logosófico Dios es la inmensidad, lo eterno; es la Suprema Ciencia de la Sabiduría, que la mente humana puede descubrir en cada uno de los procesos del universo estampados en la naturaleza, procesos exactos, ciencia pura, perfecta, en la que se inspira el hombre para crear "su" ciencia". 
(Del libro "El Espíritu" - C.B.G.P. - Pág. 45)

Espíritu

"Los tres sistemas que conforman la psicología humana: el mental, el sensible y el instintivo deben girar en torno a su eje-madre o centro-imán, que es el espíritu". 
(Del libro "El Señor de Sándara" - C.B.G.P. - Pág. 165) 
"Siendo que la conciencia encara la herencia superior del ser humano, tendremos que admitir que el espíritu, tal como lo define la concepción logosófica, es quien, absorbiendo de ella los valores que el hombre adquiere, los prolonga a través del tiempo en cada una de las etapas de la existencia humana". 
(Del libro "La Herencia de Sí Mismo" - C.B.G.P. - Pág. 20)

Ética

"La paciencia, la benignidad y la tolerancia, son manifestaciones de ética superior. Cuando se exalta el fervor por la rectitud de los pensamientos y acciones, se enaltece también el concepto ético por la comprensión de su significado social. Así todo pensamiento, toda acción y toda palabra deberá estar condicionada a una norma de conducta que dignifique y no menoscabe el propio concepto frente al juicio de los demás. Cada palabra deberá llevar una impresión de confianza en el semejante, en virtud o en nombre de una invariable norma ética". 
(De la Revista Logosofía Número 51 de - C.B.G.P. - Pág. 24)

Evolución

"... es signo de superación y perfeccionamiento". 
(Del libro "Logosofía Ciencia y Método" - C.B.G.P. - Pág. 23)

Evolución Consciente

"... implica cambiar de estado, de modalidad y de carácter". 
(Del libro "Logosofía Ciencia y Método" - C.B.G.P. - Pág. 36) 
"... es el camino para alcanzar los inestimables fines, que tanto embellecen y llenan de felicidad la existencia". 
(Del libro "Introducción al Conocimiento Logosófico" - C.B.G.P. - Pág. 375)

Existencia

"El hombre, cuya existencia obedece — digamos — a la sublime finalidad de alcanzar la perfección como culminación de los grandes conocimientos que debe llegar a abarcar mientras van verificándose en él las transiciones y los cambios lógicos que exige la evolución hacia alturas tan inmaculadas, empieza a vislumbrar la existencia de tan excelsas verdades, recién cuando se pronuncian en su ser interno las primeras inquietudes, síntomas evidentes de las necesidades del espíritu que pugna por participar en los consejos íntimos de las reflexiones". 
(De la Revista Logosofía Número 29 de - C.B.G.P. - Pág. 4)

Familia

"No queda duda de que al darle forma legal al ayuntamiento humano se buscó el amparo de la herencia, haciendo que ésta se deslizara por los cauces genealógicos, y cada ser, consciente o no de su responsabilidad histórica, se reencontrara en su propia sangre a través de los siglos. Induce a pensarlo así el hecho de que en la célula genésica queda impresa la filiación que el vástago presenta en el parecido inconfundible con sus progenitores, ya en sus preferencias, ya en sus inclinaciones, inquietudes, etc., las que por impulso de la misma evolución impuesta por las leyes universales se ve obligado a superar. El sólo enunciado de esta realidad hable meridianamente acerca del oficio que cumple la institución familiar y de la importancia que la solidez y perfeccionamiento de su estructura cobra en el avance y progreso de la comunidad humana". 
(Del libro "El Señor de Sándara" - C.B.G.P. - Pág. 216)

Herencia de sí mismo

"... es la suma de los conocimientos superiores adquiridos y de las obras de bien que con esos conocimientos se hayan realizado en las diferentes etapas de la existencia". 
(Del libro "La Herencia de Sí Mismo" - C.B.G.P. - Pág. 23)

Hombre

"El hombre, por su constitución psíquica, mental, espiritual y física, es un ser adaptable a todos los cambios y a todas las situaciones en que lo coloca la vida a medida que avanza hacia su perfeccionamiento." 
(Del libro "Introducción al Conocimiento Logosófico" - C.B.G.P. - Pág. 161)

Impostura

"...es lo que no concuerda con la realidad y lo que elude la verificación individual, a la que todo ser tiene derecho. Las verdades, cuando lo son, no se ocultan ni se imponen. Se descubren a la luz de la razón con el objeto de que el hombre tome conciencia de ellas y las use para emanciparse de la ignorancia. Lo que se pretende imponer como verdad sólo tiene un fin: esclavizar al ente humano para convertirlo en pasivo instrumento de quienes explotan su credulidad." 
(Del libro "Curso de Iniciación Logosófica" - C.B.G.P. - Pág. 64)

Individualidad

"...es fruto de la evolución, del constante cultivo de las calidades morales y psicológicas latentes en el ser. Pero es, ante todo, cuando se forma conscientemente, el espíritu mismo emergiendo del interior de la propia existencia." 
(Del libro "Curso de Iniciación Logosófica" - C.B.G.P. - Pág. 50)

Inteligencia

"...las facultades de pensar, de razonar, de juzgar, de intuir, de entender, de observar, de imaginar, de recordar, de predecir, etc., (...) son asistidas por otras facultades que llamaremos accesorias y que tienen por función discernir, reflexionar, combinar, concebir, etc.    Todas las facultades forman la inteligencia. La Logosofía ha denominado a esta última facultad cumbre, porque abarca a todas en conjunto." 
(Del libro "Logosofía Ciencia y Método" - C.B.G.P. - Pág. 44)

Leyes Universales

"Dentro de la gran estructura cósmica y como una expresión cabal y absoluta del Pensamiento Supremo aparecen configuradas en sus respectivas jurisdicciones las Leyes Universales reglando y rigiendo la vida cósmica tanto como la humana. Entre las más directa y estrechamente vinculadas al hombre, citaremos las de Evolución, Causa y Efecto, Movimiento, Cambio, Herencia, Tiempo, Correspondencia, Caridad, Lógica, Adaptación." 
(Del libro "El Mecanismo de la Vida Consciente" - C.B.G.P. - Pág. 41)

Moral

"... la moral –insistimos– se edifica con el buen ejemplo, no con palabras. Se nutre y se afirma en una actitud que surge de lo interno como imperativo de la conciencia. Esa actitud es el respeto; el respeto que cada cual debe tener de sí para no dañar su concepto con pensamientos, palabras o actos que lo denigren; el respeto al semejante, que otorga de los demás la misma consideración; el respeto a Dios, apartando de la mente todo pensamiento o idea que no favorezca el acercamiento a El por el camino del saber y la perfección; finalmente, el que se debe a todo lo que, por sentimiento natural, inspira respeto." 
(Del libro "Curso de Iniciación Logosófica" - C.B.G.P. - Pág. 82)

Mundo Interno

"... está formado por nuestra vida mental y psicológica, por nuestra conciencia, por los pensamientos, que son entidades animadas (...), y por los sentimientos que actúan en la región sensible de nuestro ser." 
(Del libro "El Señor de Sándara" - C.B.G.P. - Pág. 289)

Pensamientos

"... son entidades autónomas que se procrean y cobran vida activa en la mente humana, de donde pueden pasar luego a otras mentes sin la menor dificultad." 
(Del libro "El Mecanismo de la Vida Consciente" - C.B.G.P. - Pág. 80) 
"... son entidades autónomas que actúan por lo común independientemente de la voluntad del individuo y gravitan sobre él en forma despótica no pocas veces." 
(Del libro "Curso de Iniciación Logosófica" - C.B.G.P. - Pág. 67)

Pensar

"... es la primera manifestación del espíritu creador del hombre." 
(Del libro "Introducción al Conocimiento Logosófico" - C.B.G.P. - Pág. 204) 
"... es un acto que ejerce la mente para elaborar un pensamiento, una idea o, simplemente, la descripción de un motivo que una circunstancia determinada exige a los fines de una explicación. La función de pensar es, pues, un acto, diríase, creador, desde el momento que crea en la mente, la existencia de un pensamiento o una idea que hasta ese instante no existía; pero también ese acto llena otras necesidades de la inteligencia, como es la de coordinar y seleccionar los elementos que luego habrán de usarse para encarar asuntos o problemas, ya de incumbencia personal, ya general." 
(De la Revista Logosofía Número 58 de - C.B.G.P. - Pág. 19)

Personalidad

"... es todo lo externo con que se reviste el ser para mostrarse superior a los demás." 
(Del libro "Introducción al Conocimiento Logosófico" - C.B.G.P. - Pág. 201) 
"... es lo opuesto a la individualidad." 
(Del libro "Curso de Iniciación Logosófica" - C.B.G.P. - Pág. 52) 
"La formación consciente de la individualidad responde inexorablemente a los altos fines de la evolución del hombre. Nadie dejará de reconocer, como prueba irrefutable, el hecho de que éste se ha ocupado exclusivamente de su personalidad, es decir, de su ser físico, de su figura estética, su educación y cultura refinadamente condicionadas a lo externo, buscando siempre la exaltación de su concepto personal ante sus semejantes. Ambición, vanidad, engreimiento, brillo, lustre, superficialidad son algunos de los heterogéneos ingredientes constitutivos del ente personal." 
(Del libro "Curso de Iniciación Logosófica" - C.B.G.P. - Pág. 49)

Proceso de Evolución Consciente

"... estamos señalando el camino que lleva a penetrar en los secretos de la vida psicológica, mental y espiritual propias." 
(Del libro "Curso de Iniciación Logosófica" - C.B.G.P. - Pág. 14) 
"... único medio real y seguro de sacar al hombre del ostracismo mental y psicológico en que ha permanecido hasta aquí y elevarlo a niveles de superación extraordinarios..." 
(Del libro "Logosofía Ciencia y Método" - C.B.G.P. - Pág. 33)

Psiqueálisis

"Neologismo logosófico; se aplica a la paralización de una zona mental afectada por prejuicios dogmáticos." 
(Del libro "Curso de Iniciación Logosófica" - C.B.G.P. - Pág. 58) 
"... o sea, la paralización de una zona mental que altera la facultad de entender..." 
(Del libro "Curso de Iniciación Logosófica" - C.B.G.P. - Pág. 58)

Saber

"... es como el hombre alcanza a ser verdaderamente consciente del gobierno de su vida, es decir, de lo que piensa y hace." 
(Del libro "Curso de Iniciación Logosófica" - C.B.G.P. - Pág. 45)

Sentimientos

"Son los agentes directos de la región sensible y los que establecen, en definitiva, las cualidades del alma; en otras palabras, son los agentes virtuales de la sensibilidad. Reciben el influjo vital del mundo mental, pero supeditados a su sistema. Al igual que los pensamientos, los sentimientos requieren una consagración íntima por parte del que se dispone a su cultivo, quien ha de esforzarse en conservarlos y acrecentarlos, ennobleciéndolos gradualmente. 
Los sentimientos se perpetúan por el estímulo incesante de la causa que les dio origen." 
(Del libro "Logosofía Ciencia y Método" - C.B.G.P. - Pág. 73)

Sistema Mental - Mente

"... causa primera de la vida del hombre y, mejor aún, de su ser consciente –psicológica y espiritualmente hablando–, es su mente. Al decir esto queremos señalar que la mente es el único medio usado por el espíritu para sus manifestaciones inteligentes." 
(Del libro "El Mecanismo de la Vida Consciente" - C.B.G.P. - Pág. 40) 
"... es en la mente del hombre donde radica el factor primordial de nuestra existencia y es en ella donde se gestan, promueven y proyectan las imágenes de todas las cosas que luego se materializarán en el escenario del mundo para bien o desgracia de los hombres.." 
(De la Revista Logosofía Número 2 de - C.B.G.P. - Pág. 21)

Sistema Sensible - Sensibilidad

"... el conjunto de las facultades del sistema, la sensibilidad, aparte de crear sentimientos e intervenir en su formación, es la que sustenta al individuo en su fase anímica y la que dispone de las energías internas equilibrando la vida psíquica en todas las circunstancias en que se acentúan las preocupaciones que de uno u otro modo la afectan. 
Las facultades sensibles accionan por vía de las causas que las excitan: impresiones, emociones, estímulos, necesidades internas, exigencias del espíritu e influencias de los pensamientos. Tales causas conmueven primeramente la sensibilidad, articulándose al punto el funcionamiento de las facultades llamadas a intervenir." 
(Del libro "Logosofía Ciencia y Método" - C.B.G.P. - Pág. 72)

Afecto

"... es la parte de amor hecha conciencia; es obvio, pues, que su estabilidad no peligra como aquél, sujeto siempre a variaciones y  mudanzas".

(Del Libro Logosofía Ciencia y Método de C.B.G.P. - Pág. 139) 
 

Alma 
 

"Para la Logosofía el ser humano está integrado por el ente físico o alma y el ente espíritu. Al primero le ha sido fijado un destino común. Se desarrolla física e intelectualmente sujeto a la poderosa influencia del mundo material ; del mundo de las grandes empresas, de los magnos descubrimientos y de los actos heroicos; de los perfeccionamientos técnicos estupendos, de las construcciones maravillosas y de las no menos asombrosas creaciones artísticas..."

(Del Libro El Mecanismo de la Vida Consciente  de C.B.G.P. - Pág. 88)

Amistad

"... es uno de los pocos valores de esencia superior que aún quedan en el hombre, que lo elevan y dignifican haciéndole generoso y humanitario".

(De la Revista Logosofía Número 2 de C.B.G.P.  - Pág. 26)

Conciencia

"... constituye, cuando se halla en posesión de los conocimientos que la habilitan para su alto cometido, el gobierno central de nuestro mundo interior. Nada de cuanto en él ocurre puede ya permanecer ajeno a su intervención y aquiescencia".

(Del Libro El Señor de Sándara de C.B.G.P. - Pág. 265)

"... archivo histórico individual que conserva y custodia las intimidades del alma y permite que las referencias que de él provienen sean fieles, útiles y oportunas".

(Del Libro Logosofía Ciencia y Método de C.B.G.P. - Pág. 108) 
 

Conocimiento

"... es el camino único e inconfundible para lograr una superación ascendente hasta el máximum concedido a la naturaleza humana".

(Del Libro Diálogos de  C.B.G.P. - Pág. 45))

"... es el comienzo y el fin de todas las cosas y único objeto de la vida del hombre..."

(Del Libro Axiomas y Principios de la Logosofía de C.B.G.P. - Pág. 109)

"Es, pues, el conocimiento lo que permite al hombre marchar sin extravíos por los caminos de su existencia".

(Del Libro Logosofía Ciencia y Método de C.B.G.P. - Pág. 132)

Conocimiento de sí mismo

"... es el encuentro e identificación con el propio espíritu"

(Del Libro El Mecanismo de la Vida Consciente  de C.B.G.P.- Pág. 89)

"Para lograr tal cosa, es imprescindible comenzar por conocer el funcionamiento de la propia mente, y para alcanzar esto, todo ser debe someterse a un lógico proceso en base a una evolución consciente, experimentando lo que estudia e investiga, única forma de obtener la seguridad en el conocimiento.

Conocer la naturaleza humana en su aspecto psíquico-mental, he ahí la realización del conocimiento de sí mismo."

(De la Revista Logosofía Número 10 de C.B.G.P. - Pág. 13)

Defensas Mentales

"Nunca como en los tiempos presentes ha sido tan necesario, útil y aleccionador el conocimiento de las defensas mentales que cada individuo puede instituir a voluntad para preservarse de los males que constantemente acechan su integridad física, moral y espiritual. Males que en la mayoría de los casos terminan por someterlo a voluntades ajenas, a influencias de ambientes, sean políticos, religiosos, ideológicos o de cualquier otra índole".

(Del Libro Curso de Iniciación Logosófica de C.B.G.P. - Pág. 55)

Deficiencias

"La Logosofía designa con este nombre las personales fallas caracterológicas, habituales en el ser común normal, originadas por el enquiste psicológico de pensamientos negativos que a diario influyen en mayor o menor grado sobre las facultades inteligentes y sensibles de cada persona, entorpeciendo su funcionamiento normal y afectando insensiblemente el cuadro de sus perspectivas morales".

(Del Libro Curso de Iniciación Logosófica de C.B.G.P. - Pág. 20)

Destino

"... el destino es factible de ser modificado; más aún, cada ser es responsable de su propio destino, sobre todo si se tiene en cuenta que éste es el resultado de sus hechos, pensamientos y palabra".

(De la Revista Logosofía Número 42 de C.B.G.P. - Pág. 10)

Dios

"... es el Supremo Creador de la Ciencia Universal, porque todos los procesos de la Creación se cumplen siguiendo los dictados de su Sabiduría".

(Del Libro Curso de Iniciación Logosófica - Pág. 13)

"... es el inmaculado y soberano artífice del universo. Su Obra Magna es la creación con todas sus maravillas".

(Del Libro Tratado Elemental de Enseñanza de C.B.G.P. - Pág. 84)

Espíritu

"Los tres sistemas que conforman la psicología humana: el mental, el sensible y el instintivo deben girar en torno a su eje-madre o centro-imán, que es el espíritu".

(Del Libro El Señor de Sándara de C.B.G.P. - Pág. 165)

"Siendo que la conciencia encara la herencia superior del ser humano, tendremos que admitir que el espíritu, tal como lo define la concepción logosófica, es quien absorbiendo de ella los valores que el hombre adquiere, los prolonga a través del tiempo en cada una de las etapas de la existencia humana..."

(Del Libro La Herencia de Sí Mismo de C.B.G.P.- Pág. 20)

Etica

"La paciencia, la benignidad y la tolerancia, son manifestaciones de ética superior. Cuando se exalta el fervor por la rectitud de los pensamientos y acciones, se enaltece también el concepto ético por la comprensión de su significado social. Así todo pensamiento, toda acción y toda palabra deberá estar  condicionada a una norma de conducta que dignifique y no menoscabe el propio concepto frente al juicio de los demás. Cada palabra deberá llevar una impresión de confianza en el semejante, en virtud o en nombre de una invariable norma ética. ".

(De la Revista Logosofía de C.B.G.P. Número 51 - Pág. 24)

Evolución

"... es signo de superación y perfeccionamiento".

(Del Libro Logosofía Ciencia y Método de C.B.G.P. - Pág. 23)

Evolución Consciente

"... implica cambiar de estado, de modalidad y de carácter".

(Del Libro Logosofía Ciencia y Método de C.B.G.P. - Pág. 36) 
 

"... es el camino para alcanzar esos inestimables fines, que tanto embellecen y llenan de felicidad la existencia".

(Del Libro Introducción al Conocimiento Logosófico de C.B.G.P. - Pág. 375)

Existencia

El hombre, cuya existencia obedece — digamos — a la sublime finalidad de alcanzar la perfección como culminación de los grandes conocimientos que debe llegar a abarcar mientras van verificándose en él las transiciones y los cambios lógicos que exige la evolución hacia alturas tan inmaculadas, empieza a vislumbrar la existencia de tan excelsas verdades, recién cuando se pronuncian en su ser interno las primeras inquietudes, síntomas evidentes de las necesidades del espíritu que pugna por participar en los consejos íntimos de las reflexiones.

(De la Revista Logosofía de C.B.G.P. Número 29 - Pág. 4)

Familia

"... es el medio vital y la fuerza moral que sostiene y ampara a los hombres, distinguiéndolos de todas las demás especies que pueblan el orbe".

(De la Revista Logosofía Número 78 de C.B.G.P. - Pág. 9)

"... es el templo sagrado donde cada ser humano aprende, en el amor de sus padres y hermanos, a amar a Dios y a sus semejantes, y es a la vez el taller irremplazable donde se forjan las bases de la unidad humana".

(De la Revista Logosofía Número 78 de C.B.G.P. - Pág. 9)

Guerra

"... constituye la culminación de una serie de violencias que fueron gestando silenciosamente la tragedia en las mentes humanas".

(Del Libro Introducción al Conocimiento Logosófico de C.B.G.P. - Pág. 114)

Herencia de sí mismo

"... es la suma de los conocimientos superiores adquiridos y de las obras de bien que con esos conocimientos se hayan realizado en las diferentes etapas de la existencia".

(Del Libro La Herencia de Sí Mismo de C.B.G.P. - Pág. 23)

Hombre

"El hombre, por su constitución psíquica, mental, espiritual y física, es un ser adaptable a todos los cambios y a todas las situaciones en que lo coloca la vida a medida que avanza hacia su perfeccionamiento".

(Del Libro Introducción al Conocimiento Logosófico de C.B.G.P. - Pág. 161

Ignorancia

"Sabido es cómo la ignorancia, que es ausencia de conocimiento y falta de cultura, estrecha y dificulta la manera de vivir y los medios de obrar; pues no sabiendo por esta causa cómo ser más, habrá de conformarse el inepto con aquello que lícitamente y en justicia le es dado tener".

(Del La Revista Logosofía Número 41 de C.B.G.P. - Pág. 4)

Impostura

"... es lo que no concuerda con la realidad y lo que elude la verificación individual, a la que todo ser tiene derecho. Las verdades, cuando lo son, no se ocultan ni se imponen. Se descubren a la luz de la razón con el objeto de que el hombre tome conciencia de ellas y las use para. emanciparse de la ignorancia. Lo que se pretende imponer como verdad sólo tiene un fin: esclavizar al ente humano para convertirlo en pasivo instrumento de quienes explotan su credulidad".

(Del Libro Curso de Iniciación Logosófica de C.B.G.P. - Pág. 64)

Individualidad

"...es fruto de la evolución, del constante cultivo de las calidades morales y psicológicas latentes en el ser. Pero es, ante todo, cuando se forma conscientemente, el espíritu mismo emergiendo del interior de la propia existencia".

(Del Libro Curso de Iniciación Logosófica de C.B.G.P. - Pág. 50)

Inteligencia

"Es el eje central del mecanismo mental en torno del cual giran todas las actividades internas y externas del ser".

(Del Libro Tratado Elemental de Enseñanza de C.B.G.P. - Pág. 43)

Leyes Universales

"... son la voluntad manifiesta del espíritu  de Dios; de ahí que sean absolutas e inexorables".

(Del Libro Axiomas y Principios de Logosofía II de C.B.G.P. - Pág. 24)

"Dentro de la gran estructura cósmica y como una expresión cabal y absoluta del Pensamiento Supremo aparecen configuradas en sus respectivas jurisdicciones las Leyes Universales reglando y rigiendo la vida cósmica tanto como la humana. Entre las más directa estrechamente vinculadas al hombre, citaremos las de Evolución, Causa y Efecto, Movimiento, Cambio, Herencia, Tiempo, Correspondencia, Caridad, Lógica, Adaptación".

(Del Libro El Mecanismo de la Vida Consciente de C.B.G.P. - Pág. 41)

Moral

"Pero la moral –insistimos– se edifica con el buen ejemplo, no con palabras. Se nutre y se afirma en una actitud que surge de lo interno como imperativo de la conciencia. Esa actitud es el respeto; el respeto que cada cual debe tener de sí para no dañar su concepto con pensamientos, palabras o actos que lo denigren; el respeto al semejante, que otorga de los demás la misma consideración; el respeto a Dios, apartando de la mente todo pensamiento o idea que no favorezca el acercamiento a El por el camino del saber y la perfección; finalmente, el que se debe a todo lo que, por sentimiento natural, inspira respeto."

(Del libro Curso de Iniciación Logosófica de C.B.G.P.- Pág. 82)

Mundo Interno

"... está formado por nuestra vida mental y psicológica, por nuestra conciencia, por los pensamientos, que son entidades animadas ..., y por los sentimientos que actúan en la región sensible de nuestro ser".

(Del Libro El Señor de Sándara de C.B.G.P. - Pág. 289)

Pensamientos

"... son entidades autónomas que se procrean y cobran vida activa en la mente humana, de donde pueden pasar luego a otras mentes sin la menor dificultad".

(Del Libro El Mecanismo de la Vida Consciente de C.B.G.P. - Pág. 80) 
"... son entidades autónomas que actúan por lo común independientemente de la voluntad del individuo y gravitan sobre él en forma despótica no pocas veces".

(Del Libro Curso de Iniciación Logosófica de C.B.G.P. - Pág. 67)

Pensar

"... es la primera manifestación del espíritu creador del hombre".

(Del Libro Introducción al Conocimiento Logosófico de C.B.G.P. - Pág. 204)

"... es un acto que ejerce la mente para elaborar un pensamiento, una idea o, simplemente, la descripción de un motivo que una circunstancia determinada exige a los fines de una explicación. Es, pues, un acto, diríase, creador, desde el momento que crea en la mente, la existencia de un pensamiento o una idea que hasta ese instante no existía; pero también ese acto llena otras necesidades de la inteligencia, como es la de coordinar y seleccionar los elementos que luego habrán de usarse para encarar asuntos o problemas, ya de incumbencia personal, ya general".

(De la Revista Logosofía Número 58 de C.B.G.P. - Pág.. 19)

Personalidad

"... es todo lo externo con que se reviste el ser para mostrarse superior a los demás".

(Del Libro Introducción al Conocimiento Logosófico de C.B.G.P. - Pág. 201) 
"... es lo opuesto a individualidad".

(Del Libro Curso de Iniciación Logosófica de C.B.G.P. - Pág. 52)

"La formación consciente de la individualidad responde inexorablemente a los altos fines de la evolución del hombre. Nadie dejará de reconocer, como prueba irrefutable, el hecho de que éste se ha ocupado exclusivamente de su personalidad, es decir, de su ser físico, de su figura estética, su educación y cultura refinadamente condicionadas a lo externo, buscando siempre la exaltación de su concepto personal ante sus semejantes. Ambición, vanidad, engreimiento, brillo, lustre, superficialidad son algunos de los heterogéneos ingredientes constitutivos del ente personal".

(Del Libro Curso de Iniciación Logosófica de C.B.G.P. - Pág. 49)

Proceso de Evolución Consciente

"... estamos señalando el camino que lleva a penetrar en los secretos de la vida psicológica, mental y espiritual propias".

(Del Libro Curso de Iniciación Logosófica de C.B.G.P. - Pág. 14)

"... único medio real y seguro de sacar al hombre del ostracismo mental y psicológico en que ha permanecido hasta aquí y elevarlo a niveles de superación extraordinarios".

(Del Libro Logosofía Ciencia y Método de C.B.G.P. - Pág. 33)

Psiqueálisis

"Neologismo logosófico; se aplica a la paralización de una zona mental, afectada por prejuicios dogmáticos".

(Del Libro Curso de Iniciación Logosófica de C.B.G.P. - Pág. 58)

"... o sea, la paralización de una zona mental que altera la facultad de entender..."

(Del Libro Curso de Iniciación Logosófica de C.B.G.P. - Pág. 58)

Saber

"... es como el hombre alcanza a ser verdaderamente consciente del gobierno de su vida, es decir, de lo que piensa y hace..."

(Del Libro Curso de Iniciación Logosófica de C.B.G.P. - Pág. 45)

Sentimiento

"... es una fuerza existencial que debe ser considerada como parte de la misma vida".

(De la Revista Logosofía Número 57 de C.B.G.P. - Pág. 4)

"Debe considerarse al sentimiento desde el punto de vista logosófico, como la expresión interna de mayor significación espiritual humana".

(Del Libro Tratado Elemental de la Enseñanza de C.B.G.P. - Pág. 49)

Sistema Mental / Mente

"... es la causa primera de la vida del hombre y, mejor aún, de su ser consciente -psicológica y espiritualmente hablando-, ... es el único medio usado por el espíritu para sus manifestaciones inteligentes".

(Del Libro el Mecanismo de la Vida Consciente de C.B.G.P. - Pág. 40)

"... es en la mente del hombre donde radica el factor primordial de nuestra existencia y es en ella donde se gestan, promueven y proyectan las imágenes de todas las cosas que luego se materializarán en el escenario del mundo para bien o desgracia de los hombres".

(De la Revista Logosofía Número 2 de C.B.G.P. - Pág. 21)

Sistema Sensible / Sensibilidad

"... es la que sustenta al individuo en su fase anímica y la que dispone de las energías internas equilibrando la vida psíquica en todas las circunstancias en que se acentúan las preocupaciones que de uno u otro modo la afectan".

(Del Libro Logosofía Ciencia y Método de C.B.G.P. - Pág. 72)

Vida

"... es como el texto de un libro que lleva nuestro nombre y del cual debemos ser su principal protagonista, su figura prominente, si no queremos vernos desplazados a segundo término y aún menos, por haber desempeñado en él un papel de escasa significación".

(Del Libro El Señor de Sándara de C.B.G.P. - Pág. 102)

"... es el campo experimental donde tienen lugar las luchas y donde cada uno vence o es derrotado; pero es, también el escenario donde el espíritu se templa verdaderamente y donde, poco a poco, con voluntad y entusiasmo grandes, se va labrando un nuevo y elevado destino".

(Del Libro Introducción al Conocimiento Logosófico de C.B.G.P. - Pág. 263)



DIALOGOS INICIATICOS DE RAUMSOL :

NOTA DEL COPISTA : LOS DIALOGOS INICATICOS DE RAUMSOL,SON DIALOGOS QUE SE PUBLICARON ENTRE 1927 Y 1934 EN LA REVISTA AQUARIUS,ORGANO DE LA LOGOSOFIA,LA LOGOSOFIA ES UNA DISCIPLINA INICIATICA A TRAVES DE LA REFLEXION SOBRE EL LENGUAJE Y SIMBOLISMO; 
PODEMOS DECIR QUE ES UNA ESPECIE DE CABALA CASTELLANA,PERO EN REALIDAD SOBREPASA A ESO,NO ES DEMASIADO DIFUNDIDA ABIERTAMENTE EN EL RESTO DEL MUNDO Y ES UNA PENA;

PARA TRATAR DE COMPARTIR LAS EXTRAORDINARIAS ENSEÑANZAS DE LA LOGOSOFIA,ES QUE VOY A SEGUIR PUBLICANDO LOS DIALOGOS DEL GRAN FILOSOFO RAMSOL (ARTURO PECOTCHE),PUES SI BIEN HAY UNA LOGIA CENTRAL DE LOGOSOFIA,QUEDA ALGO APARTADA PARA LA MAYORIA Y SUS LIBROS SON ALGO COSTOSOS,LO QUE TRATO DE SOLUCIONAR AL COMPARTIR ESTAS ENSEÑÁNZAS INEDITAS EN INTERNET QUE POSEO EN EDICION ORIGINAL DE AQUARIUS ENTRE 1927 Y 1937 Y YA DE POR SI ES UNA JOYA COMO COLECCION Y CREO QUE RESCATAR SU CONTENIDO Y COMPARTIRLO SERA UNA COLABORACION A LA SABIDURIA GENERAL,PUBLICARE SUCESIVAMENTE LOS DIALOGOS,PUES LA TAREA DE DIGITALIZARLOS Y CORREGIRLOS NO ME PERMITE PUBLIZAR TODO JUNTO,ESPERO SEPAN DISCULPAR PERO EL ESFUERZO DE PUBLICARLO VALE TANTO COMO EL ESFUERZO DE LEERLO Y ESTE CONTENIDO ESTABA PERDIDO Y SIN DIVULGAR POR SU ANTIGUEDAD;

EL COPISTA. 
FABIO RAMIREZ-GRUPO TRABAJO ESOTERICO

DIALOGOS INICIATICOS DE RAUMSOL (INTRODUCCION)

Las palabras y sus misteriosos 
desdoblamientos

INTRODUCCION

El lenguaje y el pensamiento. 
Sus proyecciones y significado. 
El eco de las palabras.

Al permitir publicar por primera vez parte de las revelaciones que hice a los discípulos en el año 1931 sobre lenguaje divino, experimento una muy tierna alegría, pues muchos de ellos ya tienen en sus mentes suficiente luz para comprenderlo en la intensidad de sus expresiones.

El carácter eminentemente iniciático de este lenguaje exime al maestro de toda otra explicación, desde que para entonar este canto maravilloso es necesario conocer las claves que reservo para todos los que quieran aprenderlo.

Dejemos pues las palabras en la expresión común del diccionario o la gramática, para internarnos en la verdadera substancia del lenguaje. 
El idioma divino tiene un solo verbo y se conjuga al tiempo que se Tanifiesta.  Es divino por que sus reglas son inviolables.  Su escritura sirve unicamente de medio para conocer el pensamiento que anima las palabras.  Pronunciar lo que se lee en los pensamientos sería profanarlos y perderían su virtud y su fuerza.

El que sabe hablar no malgasta palabra.  Cada palabra de este lenguaje es una fuerza.  El que sabe pronunciarlas no usa de palabras sino de fuerzas.  "da tus palabras para que ellas no te hieran a tí mismo, dice el axioma. 
 

Los iniciados utilizan la tabla hermética de los setenta y dos voca blos como clave para descifrar el enigma de las letras de oro.

Todos los idiomas contienen parte de ese substractum, de ese plasma mental que se coagula en las palabras y se resuelve en el espíritu.

Ya dije una vez que los papeles eran las tumbas de las palabras (por ello se las llamó "letra muerta") como los sepulcros eran las tumbas de los hombres  Pero las palabras, como los hombres, tienen un cuerpo físico, un alma y un espíritu, y éste puede ergtiirse sobre el papel, como el espíritu del hombre se levanta del lecho mortal obedeciendo a las leyes que rigen los movimientos de traslación de las almas.  Enseñó también, cómo la "letra muerta" puede llamarse a- la vida y hacer que las palabras se transformen, evocando otras que acuden tan pronto los ojos están preparados para ver y los oídos para oír.

Cada palabra tiene su luz y su sombra según quien las pronuncie, reza el aforismo.

En este lenguaje hay expresiones que contienen multitud de palabras, y también palabras que contienen multitud de expresiones.

Hay palabras visibles e invisibles, y las hay de aquéllas cuyo significado esencial se encuentra uniéndolas entre sí.

El eco, según la ciencia oficial, se produce por un fenómeno de acústica.  El eco en el mundo mental, se produce siguiendo la ley de afinidad.

Debo prevenir, antes de entrar de lleno en el que no sin alguna razón los profanos podrían muy bien llamar "el laberinto de las palabras", que, sin dejar de tener en cuenta el significado que ellas expresan de por sí, se hará por momentos abstracción del mismo, para poder verificar las operaciones de desdoblamientos que necesariamente deben implicar para las palabras un cambio-de expresión, de lugar o--de tiempo, no siendo de ningún modo indispensable que ellas representen verbos, pues ya he anticipado que este lenguaje tiene un solo Verbo.

Explicado esto, fácilmente se comprenderá que el idioma común nada tiene que ver con el divino, -aunque para ser pronunciado o escrito se utilicen palabras de varios idiomas, siendo muy lógico que -partiendo la voz de un punto geográfico de habla castellana, sea éste el que se emplee en primer término.

Otra cosa que veo necesario advertir, previendo la natural predisposición instintiva de lo, imaginación de querer aplicar luego a todo cuanto se lea el prurito de develar las palabras, es que con ello sólo se conseguira infringir hasta cierto punto un agravio al idioma sobre el cual se deseare ensayar, pues es bien sabido que para todo aquello que el ser se proponga realizar, se requiere el conocimiento previo.

Para que produzca mejor efecto en el entendimiento y favorables reacciones en el espíritu, presentaré las imágenes mentales que se avienen más a la expresión de las palabras, en forma de diálogos, los que compondrán la segunda serie de los publicados en el número anterior.

Hago notar que las contestaciones de discípulos corresponden a diversos grados de comprensión y evolución en el conocimiento de las tablas axiomáticas.

NOTA DEL COPISTA : INCLUYO ESTE MATERIAL,DE RAUMSOL,CREADOR DE LA LOGOSOFIA,DISCIPLINA QUE ESTUDIA LA RELACION ENTRE LAS PALABRAS Y LA EVOLUCION DEL ALMA,ESTOS DIALOGOS SON EXTRAORDINARIOS Y ES PARTE DE UN MATERIAL DE PRINCIPIO DE SIGLO,HACIA 1935,Y QUE NO ESTA DISPONIBLE EN LIBROS CONSEGUIBLES O SITIOS DE INTERNET Y QUE ES INEDITO Y EXCLUSIVO DE ESTE GRUPO Y QUE SEGUIRE DIFUNDIENDO EN PROXIMAS ENTREGAS; 
 

DIALOGOS INICIATICOS DE RAUMSOL

          Como habia anunciado, en este primer numero de AQUARIUS una serie de dialogos que serasn de suma importancia para la vida del discipulo. 
A modo de leyenda, sobre motivos iniciaticos que siempre despertaron a traves de las edades el mismo sentimiento de belleza y candor espiritual,dejo que las palabras se ubiquen libremente en los tiempos que mas se avengan a las narraciones que siguen, ya que los pensamientos que surgiran de cada dialogo no cambiaran de ningun modo sus virtudes ni la esencia de los mismos.

                                   RAUMSOL. 
 

     El Hierofante llamaba todos los dias a sus discipulos y a aquellos que 
olan sus palabras y acudian a la santa cita, les era dado conocer los misterios 
del Libro de la Ley. Los que distraian su mente y no le oian, permanecian 
abstraidos de todo contacto con la luz de la sabiduria. Empero, a todos su 
palabra era llegada, bien que fuera en diferentes tonos.

     La palabra "amor" desvaneceria su sublime significado si se pronunciara 
a gritos, violentamente. Ella requiere suavidad, dulzura y tanta candorosidad 
y sutileza, que cuanto m s imperceptible sea su pronunciacion, m s fuerza 
tendr  y mayor ser  el afecto que expresa. 
 

                 DIALOGO 1

          D.- ¨Por que, oh augusto Hierofante, no vemos a tu lado a 
aquellosque en el mundo hacen gala de sus conocimientos y son los 
primerosinteresados en adueiiarse de todo lo nuevo?

         H.     - Porque consider ndose aptos para todo, desechan el Sen- 
dero que les ofrece la obtencion de aptitudes superiores. El que se siente 
a mi mesa disfrutar  del manjar que le sirvo y conocer  como son pre- 
parados los alimentos, mas el que intente adquirir la merienda por otros 
medios y saber de que est  hecha, perder  el tiempo y en las horas pos- 
treras no tendr  sustento.

     -Son como aquellos que faltos de edad por no conocer los tiem- 
pos, intentaron en su necedad agredir al Sol-Padre e introducir en la 
tienda de Aaron el cieno de su saber humano, oscureciendo la mente- 
espiritu que pugnaba por ma -nifestarse Pretendiendo defraudar al que 
preside la formacion de los huesos -Saturno-tiempo-meditacion- y fija 
lo vol til en verdadera evolucion consciente.

     No pudieron ver que la sabiduria del Sol-Padre es la unica ver-, 
dad, y si la vieron, no pudieron resistir sus rayos de potencial lumi- 
nosidad que penetraban en sus vidas y amenazaban destruir todas las 
debilidades que bordean el corazon humano. Prefirieron m s bien con- 
servar por el temor absurdo, las causantes de sus quebrantos, olvidan- 
do que El es el Cid del verdadero corazon en el cual reina la Ley. 
 

DIALOGO II

     D.     - Oi,go tus palabras ! oh gran Hierofante! y siento que ellas, 
desde la penumbra de ignotos recuerdos, vuelan hacia el presente, in- 
tornandose en las profundidades de mi ser para luego aparecer en mi 
mente impregnadas de un aroma delicioso y puro.

     Pero si yo vivo de esa vida con que tu generosamente me nutres 
y recibo tanta gracia de ti, ¨como hacer para atraer a aquellos que cie- 
gamente se obstinaron en apartarse de la luz para vivir en la ignorancia?

     H.     - No esta en ti el volver las ovejas al redil o unir la piel que 
ha sido arrancada al cuerpo.

     Cuando en la mente no existen ya vestigios de aquellos pensa- 
mientos divinos que fueron los agentes auxiliares del hombre en sus 
primeras edades, el ser ha olvidado al Señor de la sabiduria, que como 
Padre le vestia del blanco lino de su santidad, que ayer como hoy y 
manana es la Ley Divina expresada por su Verbo, manantial, rio de 
maravillas por el cual los dioses prestan el sacro juramento que es ir 
violable. Ley cuya realizacion implica la divinizacion del ser a fe di 
poder regenerador de la fuerza solar manifestada por la sabiduria del 
Dador de Luz. 
 

     Adiestrate tu primero en el conocimiento de los signos y las 
palabras, y te sera  mas facil comprender cual es la linea que separa las 
sombras de la luz.

DIALOGO III

     D.     - ¨Por que el Maestro se transforma y transfigura a nuestra 
vista y sentir, apareciendo a sus discipulos en diversos aspectos y adop- 
tando en cada circunstancia una actitud diferente?

     H.     - El padre que juega con sus hijitos, mezclandose en sus 
juegos, adopta el mismo lenguaje que los ni¤os, imitando sus gestos y 
ocurrencias para amenizar esos momentos de expansion en que el disipa 
su seriedad habitual para acercarse mas a sus hijos y concederles la 
libertad de que jueguen y le acaricien llenos de infantil alegria. 
     Cuando les da sus consejos y les instruye, su semblante y actitud 
revelan un aspecto de serena dulzura y seriedacl; cuando les debe re- 
prender, muestra una fisonomia energica en la que es visible observar 
la contrariedad y el disgusto; cuando celebra algun buen gesto o acto 
de sus hijos, su rostro se enciende de alegria y satisfaccion. 
     Si comprendes esto veras que las transfiguraciones del Maestro 
obedecen mas o menos a analogas causas, con la diferencia que la mul- 
tiplicidad de los aspectos que reviste, depende siempre del grado de 
evolucion que haya logrado el discipulo para verle y sentirle sin equi- 
vocar el significado de su apreciacion.

DIALOGO IV

     D.     - Yo quisiera eliminar todas mis preocupaciones materiales 
y morales y alcanzar r pidamente esos sublimes estados a los que haces 
alusion cuando nos conduces por el Sendero en busca de la:,, letras per- 
didas. 
     A veces, cuando vislumbro la proximidad de algo que antes me 
parecia inalcanzable, siento indescriptible alegria; en cambio, en otros 
momentos parece que la nostalgia me arrebatara el entusiasmo y pron- 
to me invade un decaimiento que no siempre puedo vencer.

     H.     Oh, indefensa criatura que aun vives a merced de las 
fluctuaciones del ambiente mental externo! ¨ Olvidas acaso que antes 
de haber alcanzado el elixir de la sabiduria es Menester haber sentido 
las amarguras de la ignorancia y que nunca se llega a ser fuerte sin 
antes haber experimentado las angustias de la debilidad?

     Organiza las actividades de tu mente y da prenda al Justo dis- 
poniendo tus pensamientos en modo que las horas te sean benignas.

     No cedas nunca al dolor o la tristeza el lugar que ocupa la alegria.

     Estabiliza tus estados a medida que los cambios te adviertan 
la necesidad de adaptarte a ellos.

     Que tu razon te aconseje no distraer tu mente para que no sea-,- 
sorprendido por pensamientos de viejos habitos.

     Ponte la armadura de la fe consciente y luminosa, y rasga con 
tu espada la sombra perniciosa que pretende desviarte del camino.

     Que tus esfuerzos no dependan nunca tan solo de un fragmento 
de entusiasmo o de un instante de vehemencia.

     Se mesurado en el empleo de tus energias internas y haz que 
actue tu voluntad inteligentemente dirigida.

     D.     - Pienso, oh sabio Hierofante!, que el Maestro nos da el 
oro potable de su sabiduria, agua lustral que calma nuestras inquietu- 
des y es a la vez el bautismo solar de renovacion por la verdad en el 
amor y el amor a la verdad. Su palabra es nuestro alimento,--Comprendo 
que debemos hacer nuestro su soplo que es el elixir de eterna juventud. 
Solo asi podremos dar al cuerpo esa frescura infantil incorruptible y 
al espiritu esa virilidad que tanto necesita para triunfar siempre 
contra el mal.

     H.     - Es verdad; pero atiende sin desoir jamas las palabras que 
hallaras presto en la Senda cada vez que invoques un consejo. Recuerda 
que los que pretenden hallar el Santo Graal, acometiendo con las armas 
teñidas de colores artificiales y sin antes haber limpiado la tiña de sus 
defectos personales, ser n anotados en el libro de las ignominias y ten- 
dran que levantar del suelo las huellas de sus pasos.

     si tu enriqueces el corazon con ese oro potable que es haya per- 
fumada de bellezas sin igual, podras convertirlo en un templo de 
siego y ternuras infinitas.

     Podras oficiar con tus pensamientos ma s intimos y familiares, 
el verdadero culto que es agradable a Dios porque es ofrenda purifica- 
da en el sacro oficio de la realizacion.

******************************************************************** 
DIALOGOS INICIATICOS RAUMSOL (7 Y 8)

H ES HIEROFANTE (MAESTRO INICIATICO O EL YO SUPERIOR) 
D ES DISCIPULO O EL ALMA HUMANA;

DIALOGO VII

H. He visto tus últimos trabajos, y no deja de llamarme la atención, aparte de la comprensión que expones sobre la enseñanza que se vincula al modo de considerar las mitades de tiempo, el despliegue rítmico de tus pensamientos que combinan las frases en hermosas poesías.

Esto que antes no era tuyo y hoy es de tu propiedad, lo has adquirido por tu obediencia, tu tesonero trabajo y tu amor lleno de gratitud al Maestro.

D.-Es verdad, ¡oh, sublime Hierofante! 
Bien me dices que el trabajo se acrecienta día a día, 
Y es que vamos poco a poco realizando su valor 
Pues el Maestro nos lo enseña.  Y en su Senda, con su guía, 
Un minuto en su presencia vale siglos de labor. 
Si contamos los minutos con los dedos de las manos, 
Es que de obras nuestra esfera graba el canto que persiste, 
De deseos, que no duran, el reloj de los profanos 
Marca un tiempo que ilusorio, no bien dicho ya no existe. 
Son las obras que lo ocupan que el progreso van diciendo 
De ese tiempo que en la Senda no se mide en duración; 
Y en las áureas manecillas que se impulsan comprendiendo, 
Cada hora es una vida, y cada día una ascensión.

H. - La realidad de las cosas que hoy ves sin la apariencia de antes, te dan en su conjunto un material de estudio inagotable.  Ya dijo el Maestra un día: Cuanto más sutil y veloz es la vibración alcanzada, mayor es la serenidad y el sosiego.  Y también: La vibración mental del hombre es tan lenta y tardía como la de la tierra con relación a la del sol.

No olvides que la vibración debe ir gradualmente elevándose para dar lugar a que penetren en el interior del ser corrientes de energía más potentes.

D. - Entiendo todo cuanto en mi ayuda expone tu augusto y vere,-ada mente, y no ha pasado desapercibido a mis ojos lo que quieres que comprenda al desdoblar tus palabras.  Recuerdo que en las parábolas dadas por el Maestro, el discípulo sigue un curso análogo al del feto y también al de la crisálida.  En el feto o ser en gestación hay ciertas épocas en que se producen cambios de posición los cuales hacen variar la posición de los ojos, es decir, de sus posibilidades de ver.

Por ello será también, que el Maestro nos dijo: "Cuando los ojos físicos miran las cosas físicas, el ojo oculto de proyección interna se apaga en la sombra material, y la inteligencia circunscribe su radio de acción a una esfera mental que no trasciende el plano físico porque los modos vibratorios de otros planos la harían sucumbir en ese desequilibrio que todos conocen por locura". 
 

DIALOGO VIII

H. - En los preceptos herméticos existe una exhortación axiomática que dice: Debéis osar discretamente.  Dadme pues, una definición de acuerdo a las clases logos-óficas y acorde con las enseñanzas iniciáticas que ilustran vuestros primeros trabajos sobre el lenguaje y el pensamiento.

D. - Interpreto que no debo usar jamás la violencia en mis palabras o en mis acciones.  Y si miro a través de las palabras que forman aquella frase, veré que dicen: De-beso-sar dis-creta-mente y entenderé que debo besar a mi Rey con la mente blanca; pero si ausculto más su significado interno aparecerán a mis ojos estas palabras: Que tu beso no sea el de Judas.

Deben, en consecuencia, ser mis pensamientos blancos, llenos de pureza, no pe rmitiendo que mi mente sea jamás ensombrecida por pensamientos perniciosos o mal intencionados.

H. - Muy bien, discípulo; observo en principio que sois materia y habéis utilizado inteligentemente las claves del Arcano  N: 10 
para descifrar la parte jeroglífico del pensamiento substancial.

D. - Debo confesar no obstante, amado Instructor, que tuve en 
los comieenzos de estos profundos estudios muchas decepciones y experimenté rudas angustias que me hicieron en verdad vivir el inexorable axioma del Maestro: "Para llegar al-conocimiento debéis experimentar primero las amarguras de la ignorancia'.  Desde entonces comprendí el valor de la evolución y cuánto representa para nuestra vida el reconocer que debemos principiar nuestra ascensión desde los primeros escalones.

H. - En cuanto a lo que atañe a la evolución en sí, i oh discípulo! sólo habéis comprendido una parte y no todo, desde que aun sentís los efectos de vuestras imprevisiones y distraéis de vez en vez la mirada en cosas pueriles.  Si colocáis sobre un cristal la palabra evolución, veréis transparentarse el alma de la misma en la triple esencia oculta evo-luz-ion, 
representando en términos ini-ciáticos: el hvevo donde se encuentra el íon de la luz.

D. - ¿Quién no se siente anonadado al contemplar las maravillas que nos ofrece tan sólo uno de los grandes capítulos de la Logosofía?  He ahí como vos me decís materialista significándome que soy materia-lista para ser modelada en el augusto taller de las realizaciones; y si recuerdo que -el, Maestro una vez dijo que la materia era la mater-ya, comprenderé que soy una partícula de la madre que es ya la que ha dado a la luz el hijo.

********************************************************** 
DIALOGOS INICIATICOS RAUMSOL (9 Y 10)

H ES HIEROFANTE (MAESTRO INICIATICO O EL YO SUPERIOR) 
D ES DISCIPULO O EL ALMA HUMANA;

DIALOGO IX

H. - Procura, discípulo, no encandilarle con los diurnos reflejos de la luz de Sión, pues la I te hará volver muchas veces la vista para que tu pupila no sea herida con los potentes y fulgurantes rayos que despide el centelleo solar.

D. - Entiendo y es ya de mi convicción, que no debo alimentar ninguna ilusión, sino que mis pasos han de ser precedidos de un seguro cálculo -para evitar un traspiés, o lo que sería peor, que al saltar sobre un obstáculo, por no medir bien la distancia, no pueda detener a tiempo el impulso y me deslíce por alguna pendiente.  Así, la ilusión debe representarme, al mirar esta palabra con un poco de luz azul, que la I-luz-sion, o sea la sabia luz de Sión, me garantiza la eficacia del proceso, pero está en mi fuero interno el aplicar con exacta precisión las enseñanzas que intervienen en el mismo.

H. - El Maestro dijo un día que cuando llegues a realizar la felicidad te será permitido irradiar con esplendor sus enseñanzas, y viendo esa palabra de triple aspecto transformarse en Fe-elixir-dad comprenderás que ya puedes suministrar el elixir de la fe a los desvaliclos y extraviados en el laberinto de las mezquindades humanas del mundo común.

Pero no olvides que uno de los mandamientos solares es obrar con cautela, callando el intento en modo que tus acciones buenas no impliquen repiques, lo cual es norma común entre las gentes, por ello fué dicho que el que sólo es boca es hallado falto".

El Maestro, señalando una vez a varios discípulos que con él estaban la palabra silencio, les dijo llevando sus dedos al signo que indica 
callar: Esta palabra es tapa labios; y acto seguido escribió en gruesas

.¿estas p-ala-abras y dirigiéndose a uno de los discípulos le ofreció esta parábola: Cuando abras las alas de tu P, cuando eclosione tu mente superior y sientas iluminarse tus ámbitos oscuros, respirarás la luz de la sabidluría y te llenarás en verdad de salud y bienestar.

D. - Entiendo ¡oh, sabio Hierofante! lo que tú me dices.  Sé que mi fe debe ser luminosa y consciente y que con el altruismo propio del discípulo, debo hacer gustar a los demás. con moderación e inteligente sentido de la caridad, el elixir qué bebo en esta fuente selecta que es manantial divino de enseñanzas.  Sé que debo precaverme de los ojos simiescos de aquellos que sólo aprecian y juzgan las cosas que ven con los ojos de la cara; que debo guardar sigilosamente en el corazón lo que no corresponde mostrar hasta que los ojos del que mira no estén preparados para ver. 
 

DIALOGO X 
 

H. Discípulo, cuando os dije: Entráis en un período de gestacion mental-espiritual en el cual deberéis estar siempre alegre y contento, evitando toda perturbación originada por cosas externas, no lograstéis penetrar en su oculto signíficado y más bien tomasteis sobre lo dicho la parte externa.  Si miráis con la lupa logosófica veréis que entráis aparece desprendiéndose de sí mismo en-I-raíz en un período de gestaston en el cual D'Hebe Isis Star siempre alegre y contento evitando toda perturbación (per-turba-a-sión) originada (.origen de la nada) por cosas externas (porcos a sex ternas).

y cambiando un tanto más la posición del lente, veréis que dice: En vos como en todos mis discípulos está latente la raíz del Verbo Manantial, que ha de nutrir el árbol divino con la savia que os doy por heredad.  Recordad la historia heroica de Sión, y pensad que el manantial de aguas vivas en el cual bebéis la esencia de la vida, semeja a Hebe, la diosa de la juventud presentando el néctar y la ambrosía a los dioses, similar a Isis, la naturaleza siempre renovándose a sí misma cuando pronuncia el sacro juramento de su himeneo con Hércules victorioso.  Al gestarse en vos la menté superior despertado de su estático sueño por el flúido vital de las enseñanzas, sentiréis que los pensamientos de sana constitución se hermanan tratando de crucificar la mente inferior sobre la cruz de los cuatro elementos.

Sed vos, ¡oh discípulo! como Noé, que oyó y atendió al Verbo de vida divina del cual estaba separado por la vibración violenta y antagónica de la cruz humana; y por la Verdad id a la Sión de oro, germen y esencia de la perfecta belleza.  No empañéis su brillo con la turba de las torpes cosas externas.

D. - Aunque todas las cosas, ¡oh admirable Guía! estén al alcance de nuestras manos, bien sabemos que sólo podemos tocar aquellas que nos son advertidas por el entendimiento iluminado por los diáfanos resplandores del Verbo que sabiamente nos indica los estados y espacios de tiempo, dentro de los cuales ciertas cosas pueden tener contacto con los dedos, y al decir dedos significo los de-dos mentes.

De ahí que sin la protección y constante ayuda del Guía, no podríamos, en el estado preiniciático, dar un paso sin extraviarnos a poco de andar en la parte sombría y peligrosa de nuestro bosque mental.  Y por cierto que son muchos los troncos que debe talar el Maestro para que el Sol penetre en el interior y haga fértil la negra tierra que ha de recibir la semilla de las futuras plantaciones.

H. - Es verdad, pero todo requiere su tiempo y es necesario, como primera providencia, ejercitar la paciencia, paz-ciencia, y concentrar la atención en aquello que se va a realizar.  Pensad, discípulo, que el trabajo es el a-Job-art, o sea el arte de Job, de la paz-ciencia.  Es también el Bacoart, el arte del Baco espiritual que da el éxtasis por medio de la sangre. de la vid; y es, además, calcando la palabra sobre el lienzo transparente de la meditación,at-cobra, la lucha contra Naja, la culebra de anteojos o serpiente del misterio edénico, a la cual debéis hundir la cola en la garganta para que no os tiente con su ingeniosa malicia haciendo que perdáis la ventura de vivir en vuestro paraíso interno y cultivar con vuestras propias manos el árbol  de la ciencia, similar a aquel del cual Adán pretendo apoderarse y comer sus frutos, más bien que cuidar del germen que dentro de la semilla estaba esperando ser sembrado para convertirse en árbol.

No olvidéis que la impaciencia anula las posibilidades mentales del ser y ataca las virtudes que aconsejan esperar con quietud y benignidad.

********************************************************************** 
DIALOGOS INICIATICOS RAUMSOL (11 Y 12)

H ES HIEROFANTE (MAESTRO INICIATICO O EL YO SUPERIOR) 
D ES DISCIPULO O EL ALMA HUMANA;

DIALOGO XI 
 

H. - Ya ves," discípulo, cuánto subyugan y encantan, al espíritu investigador los misteriosos desdoblamientos de las palabras y los procesos psicológicos que experimentan dentro de su estructura común. 
Fijemos ahora lo que en cierto aspecto significa la palaba debilidad.  Si maldad, según lo has observado en el diccionario logosófico, implica el cíue mal-da, debilidad, en el caso de los que hacen muchas cosas malas por falta de voluntad, significaría, el que da de su bilis, o sea, producto de su mala digestión mental, y no debemos olvidar aquí, discípulo, que el Maestro muestra una nueva verdad que es la que da a ver y por ello su verdadero significado será para los discípulos el signo-fijado por Eros-Verdad o la Verdad en Eros, el amor, como lo establece simbólicamente la escala sefírica de la década al tomar sobre la potencia de los números, el elemento primordial de la manifestación divina.

D. - Me aterra el solo hecho de pensar que alguien pudiera profa- 
nar los misterios que tan generosa y delicadamente descubres a mis ojos,pero me alienta y fortalece el saber que nadie sería tan necio de perder este Sendero de maravillas aventurándose a satisfacer curiosidades profanas en su- propio perjuicio. 
Con las claves logosóficas se desentrañan los más ocultos significados de las antiguas escrituras y así vemos el porqué de los dioses familiares del Olimpo y la leyenda inmortal que aparecía tras el escudo de AQuiles trazada en signos jeroglíficos por la mano genial de la diosa al concederle el rango de los semidioses.

H. - Veo en tí, ¡oh discípulo! la fuerza de querer ahogar en tu corazón los vestigios de un sentimiento que pugnaba por manifestar viejos intentos de tu vida profana.  Busca de no herir la fina retina de tu mente con ideas parasitarias de antagónica vibración y trata de ir hallando lo que no puede representarse con cifras.  Liga tus nuevos sentímientos a los pensamientos de alta autoridad moral y espiritual, uniéndolos entre sí con los pensamientos que el Verbo Manantial te ha dado en custodia para que puedas formar el libro de la perfecta sabiduría y lograr ese oro flúido que es elixir de eterna juventud y,luz permanente en la inteligencia.

Haz que las áureas palabras del saber se reflejen en tu corazón y seas el E. C. O. perfecto del sublime tono que vibra en la Divinidad.

En ti están escondidas las divinas rosas de embriagántes perfumes que aun no puedes aspirar, porque es aroma de inocencia y de candor.

D. - ¡Oh, amado Hierofante!  Cuánta gratitud se condensa en mi corazon al vercomo prodigas a mi espíritu el bien que tanto le reconfor 
ta, inundándole con una ola de fuego y de sol para purificarle de toda 
adherencia profana.

Ahora conozco la espada del Maestro de triple filo, penetrante, potente e inflexible como la Ley, que impone silencio al idioma de maldad para que nuestra espada, recién imantada por su voluntad, no destemple el acero de la fina hoja al romper para siempre el eco de esas fatídicas palabras que tanto persiguen al hombre falto de defensas mentales y morales. 
 

DIALOGO XII 
 

D. Dice uno de los axiomas que sus sentencias son poderosas porque son las rosas del poder.  Rosas, expresión de gracia y de fuerza, que fueron en épocas pasadas el símbolo predilecto de los que empuñaron cetros de reyes o báculos de magos y profetas.  Y recuerdo que el Maestro dijo un día que quien persevera, persevera, es decir, verá por si mismo las maravillas de su profecía.

H. - El Maestro hablaba en cierta ocasión y los discípulos que con él estaban oyeron que decía: Cuando comienza a manifestarse la mente superior se sienten síntomas de inequivocable anuncio.  Y ellos entendieron que al mani- estarse o man-i-gestarse la áurea mente, comenzaba a gestarse en el hombre la nueva vida por la renovacióii de su entendimiento y la reforma de sus viejos hábitos.

D. - Entendí con buena comprensión que las palabras del Maestro son tónicas porque dan el tono rítmico y justo, y son a la vez ton-híjas, hijas del  tono único, hijas del Verbo que las crea y las aúna infundiéndoles la vida que ellas expresan en sus múltiples significados.

Mi mente recoge tus preciosas-enseñanzas que son otras tantas fuerzas iniciáticas con que el Maestro nos nutre; y revivo aquí la imagen que a tiempo se fijó en mi mente cuando cenando con él varios discípulos, alguien trajo en una fuente algo apetitoso y el Maestro, sin indicar que a él se refería, dijo: -Aquí está el manjar.  Y nosotros permanecimos en silencio hasta que un discípulo, mayor en edad, expresó: Man-heart, que en inglés quiere decir hombre-corazón.

H. - Todas las cosas viven y actúan dentro del círculo de sus posibilidades, pero aquel que entre de firme en la espiral cumpliendo los mandamientos, haciendo suyas las-palabras del Maestro -como el hijo que habla en el idioma del padre, o se da en pertenencia a sus palabrasdescubrirá a poco que ande cómo se ensancha el límite que antes era circular y sentirá que el bien que puede hacer no está restringido por la insuficiencia de sus fuerzas, pues advertirá que la fe en su ciencia le  otorga el derecho de asistir conscientemente a los que quiere ayudar. 
El Maestro ha enseñado que para descubrir ciertos misterios era necesario preparar bien los cimientos, en modo que pueda ser colocado el cono de la sabiduría y formar el conocimiento (cono-cimiento).

****************************************************************** 
DIALOGOS INICIATICOS RAUMSOL (13 Y 14)

H ES HIEROFANTE (MAESTRO INICIATICO O EL YO SUPERIOR) 
D ES DISCIPULO O EL ALMA HUMANA;

DIALOGO XIII 
 

D. - He leído no ha mucho, ciertos libros antiguos donde sus autores dejaron buenamente expuestos con su capacidad de historiadores, los diversos episodios y escenas cumplidas durante la transitoria permanencia de los grandes guías que tuvo la humanidad, y observo cuánta similitud hay en los pasajes vividos en cada una de esas épocas, sobre todo en lo que respecta a los que quisieron robar los vasos sagrados y usurpar prerrogativas que jarnás les asistieron.  Y bien claro se desprende al descifrar el lenguaje de las exhortaciones de aquellos padres de la humanidad, que los fariseos y las gentes que se creían sabias, prefirieron conformarse con su necedad antes de adquirir lo que con tanta compasión les era brindado.

H. - Es verdad, ellos no oyeron cuando les fué dicho que esos excelsos guías eran el centro de la fe de millares de seres que están en la Senda de los diez, y ya se ha visto cuántos se esforzaron por ocultar sus vehículos semidestrozados por sus locuras, los que semejaban restos de naufragios. 
El Maestro os da el principio de las palabras para que con vuestra red espiritual, adquiérais la verdadera sal y hagáis con ella todo el bien que podáis.  Entonces exclamaréis lleno de amor: ¡Ieve-Elohim!  Ordena mi caos para que pueda amarte,,ioh, sal misteriosa, que de tu esencia me creas! 
 

DIALOGO XIV

D. - Hierofante, ¡escúchame!  Yo que me esforcé, que luché sin tregua por descubrir ese contacto mágico que había de encender en mi mente -la luz que aclararía- la imagen de ese proceso tan íntimo y maravilloso que he vivido, conducido por la excelsa mano que me alistó en su Senda, ¿por qué no he logrado aún disipar las últimas conmociones que tan fuertemente sacudieron mi espíritu?

H. No reclames, discípulo, salario más alto que el que te está asignado, no sea que por exigir más, obtengas menos.

Dices que has luchado sin tregua y en ello tú evidencias que cesaste en el esfuerzo, pues no dices si del triunfo, una sospecha percibiste, Inalcanzable no te fuera deparado.  Mira el tiempo entre dos líneas del proceso que viviste y medita si el deleite y la belleza de esas horas de ventura no han dejado, en tu conciencia las palabras que tú pides de lo externo.

Si pronuncio en tus oídos el secreto que revela el episodio, ciertamente que tus ojos volverán a oscurecerse, pues hallada satisfecha, la mente se retrae y pierde brillo; el que no encuentre- no desmaye que muy cerca puede el alba despuntar.

Al olvido diste prenda lo que hoy yo te recuerdo, que si eras un cadáver, me expresaste, sólo había en tu aposento indiferencia, y en un cofre marchitadas ilusiones y ajadas esperanzas que otrora fueran dulces companeras; el amor de mis palabras dieron vida a tu existencia y en el fondo de tu alma se avivaron los carbones que cubiertos de ceniza sepultahan tus afectos.

Al contacto de mis fuerzas que animaron tu sentir, esa lumbre que moria consumiendo gota a gota el elixir de tus sueños, fueron brasas encendidas que quemaron tus desdenes y tus tibias aprehensiones,convirtiendo tu agonía en nueva vida de bellezas sin igual. ¿No es acaso, en ese fuego tan sagrado donde el fénix toma aliento y resucita revestido de pureza, divinizándose?

Piensa, entonces, que esa vida despertado que ha de fluir en tus arterias, no es la misma que viviste en tus momentos de profano.  Sé prudente en tus afanes y no gastes energías persiguiendo cosas vanas, que los tiempos son propicios, y si atiendes mis consejos y utilizas sabiamente esas fuerzas que ya sientes renacer en tu existencia, llegarás presto y seguro a conocer grandes verdades, pues lo has visto que sin ellas era vano todo intento de suplir las deficiencias psicológicas del ser.

Cuida mucho tus estados controlando tus impulsos, dirigiendo las corrientes naturales de tus nuevos sentimientos, hacia el punto en que convergen tus anhelos cristalinos que en un día no lejano presentiste realizar.

Si al árbol que ha secado ya sus ramas no le fuera injertada nueva vida, pronto el viento aflojarla las raíces y ese sitio que era suyo, otras plantas lo vendrían a ocupar. ¿Por qué, entonces, si en la savia de tu tallo ves correr nuevos efluvios que a tus flores y tus frutos dan donaires que embellecen tu figura de exquisita arquitectura, te entristeces impaciente cuando el sol en la penumbra de la tarde, aparente te abandona en el misterio de la noche?

Dime acaso si otras manos que no sean las solares podrán acariciarte con mayor delicadeza, si esas manos te han mecido tantas veces desde siglos en tu cuna de inocente.

Mira siempre y no se aparte de tu vista, ese dedo que señala las alturas.

El Maestro ya lo ha dicho: Tú sabrás en el Sendero cosas muchas, maravillas de la ciencia que confiere a los adeptos el poder de la Verdad.

*******************************************************************

Y el Verbo dijo: ¡Sea hecha luz! 
Y toda la creación respiró la luz del Verbo... 
 

Las áureas palabras de vibrante acento se pliegan dulcemente en un éxtasis de amor.

Y en el sueño plácido y sereno de ventura infinita, el alma escucha en sutil arrobamiento ese supremo canto de armonías sin igual, que infunde en el ánimo fuerzas titánicas y portentosas, sembrando el ambiente de prodigios y presencias que hablan de eternidad.

Voz que pronuncia excelsas verdades en sublimes tonos; que al mismo tiempo que castiga acaricia con la suavidad del deleite, modulando vibraciones de rítmicos compases; que convierte los sitios de tristeza en lugares de delicias y dulzuras inefables; que invita a la meditación y concluye en una emocionante oración que es un verdadero canto a la Divinidad.

Y las palabras, en la triple esencia de su composición mental se

abren en alas de luz para iluminar la inteligencia en un maravilloso 
despertar.

* CONTINUARA ... 
*************************************************************** 
DIALOGOS INICIATICOS RAUMSOL (15,16 y 17)

H ES HIEROFANTE (MAESTRO INICIATICO O EL YO SUPERIOR) 
D ES DISCIPULO O EL ALMA HUMANA;

DIALOGOS INICIATICOS 
DE RAUMSOL 
(Continuación) 
 

En tiempos de los Ramsés, cuando en Egipto la ley de la Iniciación al umbraba los santuarios y colocaba en el cetro de los reyes el inconfundible signo y sello de los elegidos, los preceptores reales, al acudir a las solemnes citas para tratar los elevados temas correspondientes a sus dignísimas jerarquías, presentaban siempre, como ratificación de una sublime ofrenda al Altísimo, sus sagrados papiros, en los que estaba escrito en caracteres imborrables, rubricado con sus firmas como testimonio de sus inalterables convicciones, el juramento de lealtad, fidelidad y acatamiento a los mandamientos de Dios a sus leyes inexorables, a la excelsa sabiduría de su Reino y a los soberanos depositarios de su Palabra.

Trasladémonos unos instantes hasta esos luminosos días, en medio de aquel ambiente dulce y plácido, donde ni un solo ruido extraño osaba perturbar el encanto de esa axmonía en que hombres y cosas disfrutaban de una paz risueña y feliz.

Allí llegaban, atraídos por los relatos que oían, gran cantidad de seres que venían de otros países para develar los misterios e iniciarse en el conocímiento de las leyes y las tablas de las revelaciones transhumanas.

Muchos comenzaban la preparación preliminar en los estudios y aun les era permitido conocer las primeras nociones de la sabiduría incipiente, con el objeto de que la realización interna de una vida superior, fuera consciente y no inspirada en la vehemencia de logros personales que podrían degenerar en el fanatismo o en la incomprensión de lo verdadero.  Pero en realidad, pocos eran los que llegaban a escalar la simbólica montaña del conocimiento.  Mas no por acontecer así, los demás se desanimaban, pues para todos había un grado máximo de realización, según fueran sus posibilidades y la capacidad de asimilar tan grandiosas enseñanzas.

No todos se hallan en el mismo nivel de evolución ni pueden sentir 
con igual intensidad la inmanencia divina de las verdades supremas.  En la 
enseñanza comun de las universidades sueced identica cosa; no todos los que se inscriben, llegan a recibirse en las diferentes ciencias; muchos fracasan y no por ello deja la cátedra de ser el gran auxiliar de los que triunfan y obtienen títulos que los habilitan para ejercer libremente una profesión.

En aquellas épocas, la vida tenía un ritmo particular y se desenvolvía en una plenitud de miras hacia el engrandecimiento de la civilización egipcia y el mayor embellecimiento de sus originales concepciones edilicias que hacian de las construcciones verdaderas obras de arte que aun no han sido superadas. 
Por la mañana se oían los cánticos de los obreros que iban a sus quehaceres.  Era el saludo al alba con que daban la bienvenida al nuevo día mientras llenos de alegría y entusiasmo unos escalaban los montes y otros marchaban en diferentes -direcciones a ocupar sus puestos de trabajo.  Al enco ntrarse durante las actividades del día dialogaban sobre lo que le s había sido instruido por los hierofantes, hasta que los últimos resplandores del sol les indicaba el momento de terminar las faenas y volver a sus respectivos hogares.

*************************************************************************** 
 

-Alto! ¿ Quién vive?...

-La Verdad que respira la luz perenne de la sabiduría solar, inmortalizada en el tiempo que no expira nunca para los que viven en ella y se amparan en las leyes que rigen sus fechas gloriosas.

-¿Qué os trae por aquí?

-Un anhelo -Profundo de saber, de identificarme con el sentir divino de los profetas, que palpitan al ritmo de una naturaleza superior que trasciende el alcance de nuestras percepciones y eleva el espíritu a las más excelsas regiones de la existencia cósmica.

-¿Vuestras señas?...

-Soy un hijo perdido en la orfandad de esta vida terrena, que busca ansiosamente al Padre querido que su corazón reclama desde su rna niñez.  El dolor implacable de mis días oscuros muestra las señas de mis sufrimientos y la congoja de mi alma apesadumbrada. 
-¿ Cómo pensais reconocer la voz del que buscáis? ... 
-No lo sé, pero algo me dice que cuando la escuche se ha de 
confundir con la mía en una explosión de júbilo y un llanto de alegría. 
Me asegura una convicción interna que cuando él me llame, su voz ¿le 
Padre penetrará en mí tan hondamente, que a sus oídos llegará el eco 
casi apagado de mis llamados de hijo.

-Tomad esta merienda y descansad, hermano mío.  Luego alzad la vista por entre esos valles que véis allá a lo lejos y encontraréis un Sendero; seguidlo y no os detengáis para que sean vuestros anhelos cumplidos y benigna vuestra marcha... 
Así hablaron el que vivía en la paz de los valles y el que venía huyendo de las sombras.

El Hierofante hace llamar a varios de los discípulos más aplicados y sostiene con ellos los siguientes diálogos:

DIALOGO XV 
 

H. - Habéis conocido, merced a vuestros continuados esfuerzos, otro aspecto de suma importancia sobre los puntos maravillosos que se entretejen en el lenguaje de los misterios iniciáticos. 
Ya os dije al comenzar: Liberáos de ese aturdimiento propio de la ignorancia, que ella perpetuó en vuestras mentes haciendo que fuérais esclavos del temor y de la duda. 
A la luz no pueden oponerse las sombras por más espesas que sean. 
Vosotros ya sabéis lo que es el mundo de los profanos.  Una ficción permanente; un manicomio vivo donde los cuerdos sufren el contagio, aunque no lo quieran, de las desviaciones mentales de los demás.  Y si ello no fuera suficiente, ahí están las guerras, con todas sus monstruosidades, como consecuencia de tanto furor desencadenado en las mentes humanas.

D. - Es verdad, ¡oh Hierofante!, lo que nos decís. ¿Quién puede, después de gustar el néctar de la sabiduría, preferir el amargo áloe de la 
ignorancia? 
¿Quién puede dejar estos valles de ensueño y de infinitas dulzuras, por las torturantes pesadillas del mundo, con sus noches tétricas y llenas de fantasmas? ¡Oh, aquellos pensamientos monstruos que se agitaban en torno nuestro cuando la adversidad, aguijoneando nuestra mente profana, hacía que pensáramos con Belcebú y los pensamientos rojos nos acosaban seduciéndonos y ofreciéndonos fáciles triunfos, si nos entregabamos a merced de sus infernales intentos, llenos de seductoras promesas y falaces artificios!

H. - Cuántos en ese mundo, pretendiendo escapar a las persecuciones de pensamientos nefastos que atenazan sus mentes, recurren al suicidio.  Grave error, desde que esos monstruos mentales continuarán su obra destructiva , si una luz piadosa no los ahuyenta y aleja de la victima inocente.

También aquí suelen haber, pero en casos muy excepcionales, los suicidas, los que no vinieron por la Verdad, sino buscando conocimientos ara volver al mundo y utilizarlos egoístamente en exclusivo beneficio. 
Como son vistos sus intentos, se les hace seguir una ruta, que pareciendo mas rapida para llegar a los objetivos deseados, da la vuelta al círculo conduciéndolos al punto de partida.  Un solo gesto de furor los vuelve al mundo.  Nada pueden llevar porque nada realizaron con el propósito de permanecer en el Reino, y sienten la congoja del rico que tampoco lleva nada cuando pliega su alma en el suspiro mortal.  Y he dicho suicidas, porque también esos seres al no poder lograr sus preconcebidos propósitos, se entregan a merced de pensamientos negativos que más y más perturhan sus mentes hasta optar por volver al mundo de sus ilusiones, de sus engaños y de sus pasiones.

DIALOGO XVI

D. - Es verdad; la voz del espíritu señala que para conquistar estados superiores de conciencia, es necesario apartarse de los reflejos impuros de la imaginación común y establecer un contacto directo y permanente con la nueva corriente de vida que amamantará su ser con los conocimientos de la verdadera existencia.  Comprendo ahora que establecer es ser-estable en una vibración potencial de efectiva realización, y con-tacto debemos ir seleccionando lo que es menester a la nueva vida para que comience en nosotros una era de verdad y existamos en esencia, mas no ya aquellos que vivimos extraiíos a ese agente divino, que de conocerlo y utilizarlo en nuestra evolución puede cambiar en un instante la vida y permitirnos existir conscientemente en la diáfana claridad de un mundo lleno de presencias maravillosas que antes no veíamos, ni sabíamos que existían.

H. - Con cuánta pena observamos ese mundo enardecido por las pasiones y agitado por bastardas inclinaciones que son como han sido siempre, el origen de todas las destrucciones y las más atroces perversidades. 
Día llegará en que estos lugares dle paz, donde los espíritus selectos elaboran los arquetipos de las futuras generaciones, serán invadidos 
por esas turbas ignorantes e inconscientes, cometiendo sacrilegios y aten- 
tados contra la excelsitud de los más encumbrados genios del bien.  Y el espíritu una vez más tendrá que ceder a la barbarie humana el suelo de, su pertenencia para ausentarse hacia otros puntos, lejos de la profanación cruel y denigrante de los incultos, los renegados y los soberbios.

Quedará así abismado en las aguas del delta, Saís, la esplendoroso ciudad egipcia, al igual que Tebas, cuya tumba parece abrirse en las entrañas mismas del tiempo para sepultar sus maravillosos misterios y divinas reliquias. ¿Qué quedará de Naet, cuando estos lugares sean avasallados por el ímpetu de los conquistadores de la tierra?  Sólo ruinas miserables, escondrijos de aves malignas y hasta cabañas de felahs ignorantes y pretensiosos que llevan sobre la frente el estigma de la crueldad y del crimen.

 D. Oh, Hierofante! Con cuánto dolor escuchamos vuestras 
augustas palabras. ¿Acaso no podremos nosotros defender estos sitios 
sagrados donde tantos han encontrado el Sendero de la luz eterna?

 H.     - Vosotros no podréis luchar con las mortíferas y sanguinarias 
 armas de los hombres del mundo, porque ya no tenéis como ellos, esos 
monstruosos pensamientos de exterminio que infectan el ambiente profano.  Aconteciendo como dije, iremos en busca de otros parajes más apartados y sólo permanecerá aquí, lo material, lo inmóvil, lo inerte, y el Verbo, en su inexorable expresión de justicia, apagará las luces de los templos y reabsorberá del ambiente la substancia mental de las palabras.

DIALOGO XVII

D.- Bien se desprende de vuestras enseñanzas, que la fuerza ciega es agente de destrucción universal porque está imantada con las emanaciones terrestres, y que los hombres son presa del furor de esa fuerza y se agitan buscando desahogar los ímpetus de violencia destruyendo su propia especie y las cosas u objetos que eran de su uso o pertenencia.

H. - Esa vibración seductora que cual serpiente edénica turba el entendimiento y embriaga a los seres de ambiciones y frenéticas pasiones, es la que alimenta las fauces del monstruoso Moloch del deseo insaciable.

Vosotros que ya conocéis lo que ocurre en esos ámbitos de tinieblas, que elevasteis vuestra vibración a un plano superior, no seréis jamás dañados por esas corrientes, porque habéis hermanado vuestras almas en ese afecto indisoluble que os amparará siempre de todo mal.

(Contínuará) 
*********************************************************************** 
DIALOGOS INICIATICOS RAUMSOL (18)

H ES HIEROFANTE (MAESTRO INICIATICO O EL YO SUPERIOR) 
D ES DISCIPULO O EL ALMA HUMANA;

DIALOGOS INICIATICOS 
DE RAUMSOL

(Continuación) 
 

Habitualmente recibía el Hierofante a los discípulos que a él acudían para exponer sus conclusiones sobre cada una de las investigaciones a que se hallaban ocupados a fin de formular alguna consulta.

En esta ocasión habla un discípulo, quien relata sus sueños y anhela conocer el significado de los mismos.

DIALOGO XVIII

D. - ¡Señor, Señor! ¡Qué horrible sueño tuve anoche!  Cosas vi 
que a mi mente atormentaban.  Monstruos de fauces repugnantes y de 
miradas terribles, que semejaban sapos gigantescos, se acercaban para lamer mi cuerpo estremecido de espanto.  Y de pronto, internándome en oscuros montes o entre picados cerros, sentía que me perseguían fantasmas y demonios cuyos brazos descarnados parecían tocarme ya, mientras hacía inauditos esfuerzos por escapar, sin conseguirlo. ¡Oh Señor, sálvame!, atinaba a gemir a veces, en tanto que las tétricas sombras me interceptaban el paso diciéndome : No huyas; ven con nosotros que te divertirás asustando a los pobres espíritus que se extravían por estos lugares. 
De improviso sentí que me enlazaban un pie sujetándolo fuertemente; miré y vi una planta semejante a un pulpo, uno de cuyos tentáculos me tenía aprisionado y dos ojos fijos de irresistible mirada se clavaban en mi mientras experimentaba como si me estuvieran succionando la vida que sentía desfallecer. 
Volví en mí y me encontré paseando alegremente en un valle lleno de flores, respirando con profundo alivio como si lo otro hubiera siclo un sueño y esto verdad, y me decía: ¡Gracias, Dios mío, porque fué un sueño!  Pero apenas me disponía a descansar unos instantes sobre la florida y aromática hierba, tremendos vivorones con pescuezos de jirafas y con cabezas unos de machos cabríos de punteagudos cuernos y otros de jabalíes de afilados dientes Y encrespadas crines, aparecían como por encanto obedeciendo tal vez a algún conjuro maligno.

¡Mi Señor, qué sobresalto!  Todo se transformó al punto en un criadero infernal de bichos horripilantes que me rodeaban para devorarme.  Y lo peor, mis piernas estaban como entumecidas y no obedecían a fuertes deseos de correr.  Caminé, empero, como pude, unos pasos y mi pie derecho se hundió en un agujero que sería tal vez una cueva; en esos momentos corrió hacia mí lanzando gritos espantosos, toda aquella colección de es erpentos, como si se dispusieran a disputarse la presa que era yo, pero me hundía cada vez más hasta que cuerpo y todo se mezcló con la tierra floja que me cubrió íntegramente, y casi sin respirar aparecí en medio de una gran ciudad que me era familiar y recorría lugares donde había gente que hablaba de mí; y yo los oía, empero ellos no me veían.  Y oí que unos me recordaban con cariño y otros decían muchas cosas malas refiriéndose a mi persona, y vi los pensamientos que

iban de una mente a otra ocultándose en mantos sutiles que comprendí eran de hiprocresía y de mentira.

Rondando fui más luego por otros sitios y llegué a una casa vieja; en ella vi a un niño parecido a mí cuando era pequeño; enternecido me acerqué para abrazarlo, pero se asustó y comenzó a llorar, hasta que vinieron sus padres cuyos rostros no me fué dado ver, pues me sucedía lo que ocurre con aquellos rostros que a fuerza de verlos muy a menudo nunca  se fija la vista en ellos.

Y cuando el niño fué a su lecho y se durmió, vi que un ser parecido a un ángel se acercaba y ocultándolo a mi vista con sus tenues gasas, le hablaba cosas que eran para mi como reminiscencias de algo que hubiera oído o vivido hacía mucho tiempo, sin atinar a ubicar cuándo ni en qué circunstancias ocurrió.  Y noté que el niño se volvía resplandeciente, y que las cosas que decía no eran de las que corresponden a su edad, sino más bien de almas adultas, y esto Sentí que me llenaba de asombro y a la vez de temor.

Al marcharse el ángel me quedé contemplando al niiio hasta que sentí que su respiración era la mía y que yo mismo era ese niiío y cuando al fin abrió sus ojos, vi a través de ellos sus ropitas que reconocí como las que yo mismo había usado y vi muchas otras cosas que me fueron queridas, mas el llanto me turbó y experimenté gran desconsuelo.

Un movimiento brusco convulsionó todo mi ser y fui como con alas hasta un lugar que era una vasta posesión; había allí un castillo rodeado de parques y frondosos árboles.  Entré en él y vi que alrededor de una mesa merendaban muchas personas que parecían invitados, y aunque sabía que allí estaban los Dueños de casa no me fué posible descubrirlos.  Vagué de un punto a otro del palacio pareciéndome que hacía mucho que me encontraba allí.

Un gorjeo de risas infantiles me atrajo hasta unos originales arbustos, en torno de los cuales corrían graciosamente los niños entretenidos en sus juegos favoritos.

Me detuve unos instantes para observarlos, cuando sentí elevarme por una suave brisa hasta muy cerca de un banco en el que se hallaba sentada una joven pareja.  Ella como de unos diez y ocho años y él de unos veinte.

Acababan de jurarse amor eterno, y sobre las níveas y perfumadas manos de la joven posó sus labios tímidamente, el complacido y feliz pretendiente.  Tan embebidos estaban en ese tierno y dulce coloquio, que no advirtieron la presencia de una sefiora que llegándose a ellos, reprendió con bastante disgusto al joven imberbe.  Una corriente de extrema afinidad hizo que me indentifcara a su amargura y como si entrara dentro de él o fuera él mismo, me vi en preparativos de viaje.  Un intenso malestar se apoderó de mí, hasta que súbitamente todo empezó a oscurecer en torno mío.  Sólo un pensamiento se había fijado en mi mente: la idea de eliminarme.  Un estampido; manos que dejaron caer un arma; una carta escrita a los padres y otra al ser amado; luego un estado confuso, en el que el alma parecía oscilar entre, la conciencia y la inconsciencia.  Gritos de desesperación y de angustia.  Por doquier una voz de lacerante dolor hacía recrudecer mi arrepentimiento: 
-! Hijo mío !¡Hij o mío!  Por qué hiciste esto!  Y otra voz también en extremo dolorosa, clamaba desconsoladamente: -¡Amor mío !¡Qué será de mí 
Dios mío, llévame con él!

En un rincón solitario, compungido y lloroso, como temiendo que alguien le viera o que oyera su confesión, un hombre, ocultando la cara entre sus manos exclamaba en voz baja, con palabras entrecortadas y amargo acento: Yo soy el culpable! ¡Pobre hijo! ... Fui tan severo contigo, y tú, tan bueno y obediente, para no disgustarme preferiste deshojar ese tierno afecto que había nacido en tu corazón! ¡He leído tu carta, hijo mío!  La llevaré sobre el corazón mientras viva y haré lo que pides.  Pensé que el viaje te haría olvidar ese amor, pero tu juramento fué más fuerte que ti,, voluntad y junto e on él te fuiste' ... ¡Que Dios te bendiga y me perdone!

Y sobre un montículo de tierra creció una rosa de exquisita fragancia, tal vez porque era regada exclusivamente con las lágrimas de sus padres y de su novia amada...

!Oh Hierofante, de saber profundo y de mirada infinita !¡ Tú que sabes los secretos más recónditos de las cosas, descíframe estos sueños 
que acabo de narrarte.  Mientras estaba en ellos hube de sufrir como nunca hubiera pensado, tanto que al despertar tuve gran vacilación antes de convencerme que había sido en verdad un sueño.

H. - Te he escuchado oh discípulo! y veo cuán hondamente has sentido pasar por tu conciencia esos recuerdos y esas otras imágenes, que disfrazadas simbólicamente a tu inexperta visión, se te aparecían como una realidad.

 D. ¿Recuerdos? ¿Cómo?... ¿Cómo puede ser eso? ¿Es que 
acaso?...

 H. Tranquilízate, discípulo, y espera pacientemente que mis 
palabras te vayan revelando el misterio de esos sueños que tanto han 
de significar para tu evolución, ahora que no andas a tientas y tus pies no se hunden en terrenos falsos.

 D. - Atento estoy, ¡oh insigne Guía! que permites a los que a 
tu lado están, conocer tan recónditos enigmas. El solo hecho de pensar 
que fuera cierto lo que he soñado me aterra; mas,antes sea tu voluntad 
que la mía; sé que sólo me harás saber lo que sea digno de comprender.

H. - Para los hombres comunes existen ciertas acciones que al consumarse en hechos son causa de males irreparables.  El que pierde la vista no podrá jamás encontrar los objetos o las cosas perdidas.  Y si la culpa de su ceguera proviene de sus altas, ¿cómo podrá reparar los daños causados si sus ojos no ven?

En cambio, tú que vas recobrando la visión que un día comenzó a apagarse como se apagaran las luces de un astro si le faltaran las fuerzas que lo hacen luminoso, estás a tiempo de reparar tus errores y encauzar las corrientes de tu vida hacia un destino mejor y de más brillantes realizaciones.

D. - Sea ello siempre mi más ferviente anhelo, para poder alcanzar la tan ansiada felicidad de escalar las alturas de la Sabiduría y ayudar a todos mis hermanos del mundo, a aquellos que permaneciendo aún en él son predestinados a encontrar un día la Senda como yo.  Y si voy en,su auxilio, ¿cuántos dolores no les podré evitar?  Cuanto antes puedan emerger de las sombras, tanto más cosas podrán luego hacer por anticipado en bien de los demás, según la distancia que medie entre la fecha predestinada y la que con ayuda han de adelantar.

H. - De cierto que lo podrás hacer si te dispones a ello con buen ánimo y preparas tu mente en modo que con la luz que llevas, puedas iluminar los pasos de los demás sin que disminuye, su resplandor o peligren tus fuerzas, cuando las tinieblas pretendan invadir tus ámbitos internos.

D. - Tú nos has enseñado a inmunizarnos contra los agentes extraños a la naturaleza de nuestro pensar y sentir; nos has enseñado también a manejar las nobles armas de la Verdad.  Y si empuñamos la razón por égida y la sublime lógica por espada, ¿quién osará atacarnos sin exponerse a caer vencido por la fuerza titánica de nuestras inalterables convicciones.

H. - Tienes razón, hijo mío; he querido examinar el estado de tu ánimo y ahora comenzaré a explicarte, conforme a tus merecimientos parte por parte las imágenes que de tus sueños has diseñado.

Esos monstruos de tenebroso aspecto y de babeantes lenguas, son aquellos pensamientos de pervertido origen que ambulan por el mundo en busca de víctimas, a quienes convierten en instrumentos de sus más despiadadas e incalificables crueldades.  Los pensamientos del crimen, por ejemplo, después que han consumado los planes siniestros que elaboran en las mentes propicias para ello, las abandonan y van en busca de otras donde ubicar su ponzoña.  Y si al pasar encuentran a algún ser cue en esos instantes tiene un momento de debilidad, penetran de improviso en su mente y luchan hasta turbar su razón y adueñarse de la víctima para hacerle cometer un desatino cuyas proporciones no Siempre se pueden preveer o calcular.

Esos otros fantasmas o demonios cuyos brazos descarnados querían atraparte, son los pensamientos del vicio que persiguen por doquier a los seres interceptándoles el paso, a fin de atraer la atención de sus mentes hacia fines mezquinos y repudiables, tratando de subyugar su voluntad mientras avivan en la imaginación ideas fascinantes y de pasionales aspectos. 
La visión de la planta que semejaba u-i pulpo, simboliza aquellos pensamientos solapados que suelen introducirse en las mentes y trabajan hasta obsesionarías con alguna falsa idea, que, al fijarse junto a la imaginación, perturba de tal modo a los seres poseídos por la misma que no advierten la succión constante de ese engendro, que de no eliminarse concluye por consumirles la existencia.

El pasaje del paseo por el valle lleno de flores, representa al hombre en esos momentos de aparente tranquilidad en que sintiéndose confiado en sí mismo, deja vagar sus pensamientos favoritos y descuida su mente.  De, 
pronto le asaltan pensamientos de una u otra índole afines a sus preocupaciones cotidianas, que se entremezclan con otros de peor especie, amenazantes y ansiosos de embestir al ser desprevenido.  Así es 
como llegan a veces a cercar tanto la razón y la inteligencia, que el ser, puede decirse, se halla a merced de ellos y no atinan a a ir ni para atrás ni para adelante, hasta qlie, o logra zafarse de esa delicada y difícil situación o sobreviene su derrumbe moral y civil, figurado en tu sueño, por la caida en el agujero o cueva; una vez caído, todos se le echan encima como esa colección de bichos feroces que viste.  Luego, lo que ocurre siempre cuando desaparece una persona: sus deudos, relaciones y amigos se entregan a la mar de comentarios favorables o adversos, como los que te fuera dado escuchar en esa gran cilidad, y que parecieron ser de ti, a juzgar por las referencias que hacían, unos insensatamente y otros con sentido afecto.

Después fuiste a un lugar que te pareció familiar, donde había una casa vieja.  En ella viste a un niño semejante a ti cuando eras niño y que cuando le fuiste a abrazar se asustó y comenzó a llorar.  Oyéndole vinieron sus padres, cuyos rostros no pudiste ver porque no está permitido, pues el rostro del padre y de la madre es uno solo a través de todos los ciclos de la evolución humana.  Ese niño eras tú mismo reviviendo imágenes de la infancia, y el ser semejante a un ángel que le hablaba, es el mismo que ha estado a tu lado y te seguirá amparando a lo largo del Sendero, con sus sabias palabras y su paternal afecto.

También ese castillo que en sueños visitaste fué de tus padres en otras épocas, y te sucedió que tampoco pudiste ver sus rostros porque perdur-. el de los que lo fueron esta vez.  Y ese joven saicida era el hijo de los dueños de casa...

D. - Entonces, ¿fué verdad?  Fui yo el...

H. - Calla, discípulo.  Aquello pasó hace mucho tiempo.  No 
vuelvas nunca tu mirada hacia atrás y prosigue tu labor alegre y feliz.

Ya tendrás oportunidad de ir conociendo muchas cosas que te llenarán de admiración y gratitiid.

*************************************************************** 
DIALOGOS INICIATICOS RAUMSOL (19 Y 20)

H ES HIEROFANTE (MAESTRO INICIATICO O EL YO SUPERIOR) 
D ES DISCIPULO O EL ALMA HUMANA; 
 

DIALOGO XIX

H. - En vano intentarás, discípulo, doblegar tu materia rebelde, si antes no disciplinas los pensamientos que burlen en tu niente inferior.  Desecha la violencia en tus palabras y en tus actos, pues lo qué se logra con ella poco dura.  La naturaleza muestra la suavidad apacible y amorosa de sus procesos.  Todo debe ser hecho siguiendo el orden perfecto que establecen las leyes universales.

D. - Yo quiero llegar pronto a lo más alto de esta maravillosa ciencia del saber, penetrar sin limitaciones en todos los secretos y descubrir todos los misterios.

H. No piensas mal; y si ese es tu anhelo, hazlo ya. ¿Quién te lo impide?

D. Quise decir que tú me hicieras conocer todas esas cosas.

H. Esto ya cambia de aspecto.  Entonces debes aguardar el tiempo que es imprescindible; cumplir con todo lo que se te mande, y realizar cuanto sea menester.  Sólo así podrás llegar a obtener lo que hoy reclamas con Urgencia, sin comprender lo que dices; y si esto no te agrada, haz la prueba de alcanzarlo tú mismo, auxiliado por tus propias fuerzas.

D. - Comprendo, ¡oh Hierofante!, que he sido algo irreverente al manifestarte semejantes pretensiones, cuando no he dado casi los primeros pasos en esa dirección.  Tenía temor de morir sin haber logrado llegar a la meta y en mi rriente había muchos pensamientos que me tornaron el humor, inquietándome sobremanera..

H. - Aparta de tu mente inferior esos pensamientos que a nada conducen y apréstate a corregir una a una tus deficiencias y tus defectos.

Tu terror de morir proviene de que piensas que; la vida termina con el cuerpo.  Si así fuera, también comenzaría la vida con él, lo que en verdad no acontece, desde que antes del nacimiento empieza a formarse el cuerpo y en éste se enlaza la vida de una existencia que aparece antes de nacer, y después de la muerte del cuerpo.

Si la vida del hombre terminara con su aspecto físico, no tendría por qué comenzar con anterioridad a su nacimiento, por ,por cuanto antes de aparecer en su forma humana durante el período prenatal, se halla sujeto a otras influencias y otras leyes, que nada tienen que ver con el lapso comprendido o entre su primera respiración propia y la última.

Esta circunstancia bien pone de manifiesto que del mismo  modo qtie la vida aparece antes de nacer -como lo evidencia el proceso natural de gestación conocido- debe necesariamente prolongarse después que conciencia abandona el cuerpo habitado durante su permanencia en el mundo;

Cumplienndo un proceso similar, el hombre que decide transformar integramente su vida y encamina sus pasos por el Sendero, advierte que algo se gesta dentro de él mientras va despojándose de antiguos hábitos,y limpiándose de pensamientos estériles o de dudosa especie, hasta lograr 
un hermoso despertar, que vendría a representar como un nuevo nacimiento.  Fué dicho por el Gran Pastor de Galilea: "En verdad, en verdad os digo que sí no nacieres del agua y el espíritu no podréis entrar en el Reino de Dios".  Es ese despertar el principio de uno de los grandes ciclos de evolución que debe vivir el hombre, y la mente superior, al ser puesta en actividad, después de haber permanecido como en estático sueño, comienza su labor reparadora y fecunda en realizaciones para el ser, a quien depara los momentos dulces y felices que no pudo jamás brindarle la mente inferior, tan ligada a las cosas materiales y de tan escasa duración en la medida de sus eventuales satisfacciones.

D. - Con cuánta gratitud he escuchado tus luminosas palabras, i oh gran Hierofante!  Ellaq me han reconfortado de una manera absoluta.  Y hasta siento que durante estos momentos todo mi ser ha experimentado un,cambio que no podría definir, aun cuando tengo la sensación de algo tan real, que internamente percibo un íntimo regocijo y unas oanas irresistibles de trabajar, realizar y servir lealmente a la causa del bien y de la verdad.

H. - Veo que el influjo de mis palabras ha llenado de fuerzas tu espíritu y de vigor tu voluntad.  Conserva pues ese estado y en ello empeña todo tu entusiasmo, no sea que dejes trunca tu obra o malogres tu futuro.

DIALOGO XX

H. Debo comuinicarte que el Maestro se halla muy satisfecho de 
tus adelantos Tus últimos triunfos te han valido la adquisición de los 
cono-cimientos que señala el Arcano N: III, y ya puedes por tu sola cuenta 
tomar a cargo los estudios que corresponden a cada experiencia, para adiestrarte bien en tus actuaciones futuras, cuando debas ayudar a otros a trascender aquellos estados que se prolongan más de lo suficiente, por la tendencia en muchos pronunciada de acomodar su espíritu a los estados anteriores, cuyo alejamiento extrañan al par que demoran en adaptarse a su nuevo grado de evolución.

D. - Teniendo los principios, conociendo las alternativas de cada 
uno de esos procesos internos de transformación integral de la conformación psicológica y mental del ser, estamos ya en condiciones de asegurar los resultados cuando ellos se llevan a efecto normalmente.  No obstante, conociendo los agentes auxiliares que cooperan en el libre desarrollo de 
los mismos, podemos utilizar nuestros incipientes ', pero sólidos conocimientos, en ventaja de los que tras de nosotros se esfuerzan por 
vencer los obstáculos que lógicamente aparecen ante la vista de todo principiante inexperto.

H. - En verdad que esas dificultades a que hiciste referencia se presentan toda vez aue el ser descuida, aun por el más mínimo instante, la labor logosófica, pues de cierto que si distrae su atención en cosas 
ajenas al desarrollo de sus facultades y a las consiguientes incidencias internas con su mente inferior, le acontecerán muchos trastornos que empero habrán de servirle, si de cada experiencia extracta el súmum de consecuencias útiles para aplicarlas en sus futuras actuaciones.

D. - Comprendo lo que me dices, augusto Señor.  Bien lo expresa y con rebosante razón, aquella sentencia logosófica que dice: "La continua práctica de las enseñanzas limpia la inconsciencia, que no es más que un estado lógico del alma por falta de conocimientos, y si estimo que el conocimiento es la realización vital y consciente de la verdad, el estado de inconsciencia del ser -cuando ignora o es ajeno a algo que le pertenece o que -posee sin saberlo-, vendría a estar representado en aquellos casos en que, por ejemplo se ha asimilado alguna enseñanza de las múltiples que se procuran realizar, sin darse cuenta de ello por no haberla practicado o porque no hubo la oportunidad de poner de manifiesto la virtud de la misma a través de una actuación brillante o simplemente eficaz.  La fuerza de la enseñanza estaría, pienso, latente en él, en forma de un subronocimiento o de un conocimiento subconsciente.  Y aquí aparece con claridad el principio disciplinario de la Logosofía al establecer que a los altos conocimientos se llega por medio de los sucesivos subconocimientos.

H. - Es por ello que cuanto antes el discípulo se aleje de su existencia anterior, la que debe necesariamente- dejar de vivir para poder internarse de lleno en esta otra vida de esplendores, tanto más pronto se irán operando los cambios reales que requiere la nueva organización mental y psicológica de su ser, y apreciará con mayor lucidez y mas segura convicción, los estupendos resultados que le ofrece la evolución consciente. 
La progresión gradual de los sentidos hacia los nuevos órganos de sensación y percepción, complementada por la acción constante de las fuerzas vitales acumuladas en el recinto mental superior, determinarán las futuras funciones de su inteligencia y de su espíritu.

Y si el discípulo recuerda siempre el precepto logosófico tantas veces repetido, para que se grabe en la conciencia: "El discípulo es lo que es y lo que será", verá que a medida que se disipan las sombras de la ignorancia, más diáfano y cristalino aparece el firmamento de la Sabiduría, donde el Sol de la Verdad refleja en las almas los inexpresables encantos y bellezas de la creación.



EL RITUAL DEL KEMUR :

PROEMIO

          Cuando anuncie en la revista AQUARIUS del año 1935 que daria a conocer el Ritual del Kemur, algo ?Le contuvo, tal vez el eco sagrado de aquellas viejas letanias egipcias que tanto conmovieron el alma de los hombres al plasmarse en la esencia mental de esta dulce evocacion. Y las palabras que habrian de conjugar el divino verbo de las cuatro letras, prefiriendo aguar- 
dar el asentimiento de Osiris para expresar el pensamiento inefablemente hermoso que otrora asistiera a las grandes creaciones del Genio, poniendo en sus ceremonias de ardiente belleza v 
luminosidad, el augusto y sublime sello de la insignia solar.

          Hoy me llegan con insistencia de infinidad de puntos, los tiernos mensajes de multitud de corazones reclamando cariñosamente el cumplimiento de esa promesa que fue tan grata para 
el espiritu.

          ¡cumplir una promesa! Cudn dificil es para los que no poseen la fuerza y el poder para cumplirla! Y cuan dulce y pletorica de amor es la promesa cuando parte de los labios que 
saben pronunciarla con la seguridad de convertirla en realidad!

          Accedo pues a la Humilde y justa suplica y ordeno a la mano que de cuerpo a las palabras, trazando sobre el papel los signos alfabeticos que en frases de amor describir n el antiquisimo y sagrado Ritual de KEMUR ? no es sino un liquido brillante que fluye a traves de la pluma sembrando las blancas hojas de perlas iniciaticas.

                INTRODUCCION

     Prescindiendo de las tradiciones miticas que siempre aparecen en los comienzos de la historia de todos los pueblos para delinear el caracter que identifica la cultura de las pasadas civilizaciones, pero sin omitir la herencia que las primeras jerarquias trasmitieron a los vastagos que habrian de formar mas tarde las gloriosas castas de iniciados que habi- 
taron las tierras bañadas por el Nilo, invito a los que quieran disfrutar de una incursion a los lugares que fueron cuna de los mas grandes patriarcas y filosofos que tuvo la humanidad, a detener por un instante toda actividad mental, a fin de concentrar la atencion en los detalles mas preciosos del panorama iniciatico que surgir  no bien el pensamiento comience a internarse en los dominios de aquellas dinastias de iniciados que dieron al mundo sus mejores prendas en el arte, la ciencia y el culto.

     A quien quiera venir conmigo le llevare hasta esos remotos tiempos y le hare contemplar aquellas ceremonias en que los mismos Angeles parecian mezclarse con los hombres en Intima y sagrada comunion, para ayudarlos a realizar ese acto de supremo ofrecimiento a la divinidad.

     Veo a mi alrededor agolparse las multitudes para seguirme.. 
Quisieran todos asistir a esa sublime fiesta espiritual y se preparan ufanos y alegres a presenciar el misterioso Ritual del Kemur para experimentar los encantos de la influencia solar. 
..............................................................

     Silenciosamente ha comenzado la marcha hacia Egipto. La curiosidad, esa modalidad profana que tanto afecta al corazon humano por las zozobras que le depara la mente en trance de averiguar todo lo que al momento olvida, ha dejado atras a muchos. La impaciencia los ha fatigado; dejemoles descansar hasta que los demas vuelvan a contarles lo que han visto.

     Un poco mas y estaremos contemplando sus majestuosas monta¤as y sus terribles desfiladeros en un contraste tan sugestivo como impresionante. En verdad, la naturaleza egipcia, llena de extraordinaria belleza,ha influido singularmente en todas las manifestaciones del espiritu, siendo la fuente inagotable de inspiraciones que dieran a ese pueblo de potente civilizacion, un brillo tan deslumbrante que ni aun en nuestros dias,despues de varios milenios, ha dejado de resplandecer en la conciencia humana.

     Ya llegamos; traslademonos primeramente a orillas de ese venturoso rio en torno de cuyo cauce tantas leyendas tejio la mente de los hombres, ansiosa de trasponer los limites de ese mundo de maravillas que los iniciados se cuidaron muy bien de revelar a los profanos. Lecho de bendiciones, pareceria como si el Nilo emergiera del cielo mismo para llevar a aquel pais, como efluvio divino, algo de ese celeste brillantina que tanto ennoblecio el sentimiento de sus moradores.

     Contemplad. En medio de imponentes desfiladeros, entre montañas ya hendidas en originales contornos, ya alzandose en soberbias curvas sobre bosques y picados macizos, se divisa entre los huecos que se abren de tanto en tanto en las profundas y abruptas sinuosidades del terreno, la dilatada ribera de ese rio sin igual. Se diria que los hombres de aquel tiempo carecian de los principios generales de la arquitectura,pero ellos sabian a quien recurrir y por cierto no desoyeron jamas la sabia voz de la naturaleza cuando les hablaba desde los aposentos misteriosos de su divina mansion. Alli nacian y crecian las generaciones absortas en la contemplacion de aquellos lugares de ensueño, y el pensamiento corria tras la linea que las posiciones del sol dibujaban en la penumbra de los valles o en las encantadoras cimas de tinte a veces rojizo de sus montes gigantescos. Alli levantaron esos invencibles e infatigables labradores de la tierra egipcia, sus templos y sus panteones.

Alli afirmaron sus ciclopeas construcciones a prueba de siglos, reservandose para si el derecho de conservar intacto el secreto de sus creaciones. La incognita permanece aun indescifrable pese a los inauditos esfuerzos hechos para descubrir o explicar su misterio.

     Isis parecia haberles revelado el modelo de esa original arquitectura que escondia tras de sus muros de singular resistencia, el sublime y simblico pensamiento de su genial inspiradora. Pero, ante esa Promesa de fidelidad ofrecida por los iniciados de aquel tiempo en holocausto a la divinidad que tan prodigamente les brindo los tesoros de su sabiduria, pugnaban por manifestarse como en una piadosa expiacion,los sentimientos que hubieron de ser mas caros para el espiritu.

     No otra cosa parecia advertirse cuando afanosamente construian sus fastuosas tumbas y sus prominentes templos donde hacian vivir imagenes, pensamientos, recuerdos y esperanzas, pero en los que no podian vivir los hombres.

     Prefirieron confiar a las entrañas de la tierra, ya en sus cuencas naturales o socavando su superficie, los cuerpos queridos u objetos que fueron para sus sentimientos, motivo de los mas delicados afectos.

     Ya est is en los umbrales del Templo. Permitidme que desaparezca durante el tiempo que permanezcamos en estos valles. En tanto os dejo en manos del guia que os conducir  por los pasillos misteriosos y os har  franquear todas las puertas instruyendoos en la conducta que debeis adoptar y el lenguaje que debeis aprender para interpretar Y comprender las simbolicas expresiones del Ritual del Kemur.

     El guia guarda profundo silencio. Ha comenzado la ceremonia. 
Se oyen ya los finisimos acordes de una musica, por momentos suave,dulcisima y casi imperceptible, que aumenta luego en ritmicas armonias hasta adquirir una sonoridad atronadora y penetrante que pareceria envolver el alma en una ola de vibraciones, sin duda para inhibir los sentidos de todo contacto externo o para preservar la mente de todo pensamiento ajeno al ambiente placido y sereno de esos lugares de paz.

     Subterr neos oscuros, pasos en falso, continuos tropiezos enseñan a los neofitos a caminar con cautela y conservar clara la imagen de cada experiencia. El guia recomienda poner suma atencion en que se les instruye y no descuidar los detalles de la preparacion, para que el proceso iniciatico al cual van a asistir sea debidamente aprovechado, y de los diferentes aspectos que presente, extraer lo necesario para recibir la luz de un conocimiento. Cesa repentinamente la musica que deleitaba el espiritu y tras un breve y sugestivo silencio, una voz estruendoso e imponente hace vibrar en el espacio estas palabras: 
Deteneos impacientes e indiscretas citaturas! ¨Que buscais en esta sagrada mansion de luz y de amor?

     El guia responde por ellos y los recipiendarios avanzan un trecho mas hasta penetrar en un espacioso vestibulo donde deben esperar.

     En el interior del Templo prosigue el ceremonial. Esta oficiando el mas grande y poderoso de los Hierofantes. Le rodean los Hierofantes menores, que participan en esa funcion solemne segun las prerrogativas de su graduacion; siguen los iniciados de alta categoria que ocupan sus respectivos puestos despues de celebrar en las antecamaras una reunion secreta y los iniciados menores que van penetrando en discreta formacion. Los coros entonan los himnos y las letanias elegidas, mientras la vibracion musical acompaña el eco de los mantrams en medio de un diluvio de notas armonicas hasta extinguirse en las profundidades del ser. Luces fulgurantes cambiando sus diafanos colores semejan resplandores divinos que iluminan el Templo y llenan el ambiente de sublimes presencias.

     Tras de un portico aparece un oficiante que viste los mismos atavios que el guia; es el pastophoro que viene a relevarle y sin que apenas tengan tiempo de observarle hace unas señas misteriosas que el guia entiende, alejandose de alli.

     De pronto las luces se van extinguiendo hasta dejar el recinto en la mas completa penumbra. Se oye a lo lejos como un toque de clarin que luego acompaña un suave y l nguido sonar de campanas.

     -Seguidme -dice el pastphoro a media voz penetrando en un amplio corredor.

     Despues de recorrer un trecho aparece ante los sorprendidos ojos de los visitantes, con toda la magnificencia propia de esos solemnes ceremoniales, el Templo de esplendores que tanto habia estimulado el anhelo de conocerlo.

    -Sentaos aqu¡ -indica uno de los neocoros que en ese instante habla llegado empujando una espada en cuya reluciente cruz se ve¡an grabados los signos del Sol.

     A una pregunta de los presentes el neocoro responde prestamente: -No, no es este el famoso Templo de Karnac, aun cuando presente similitudes en la construccin de sus imponentes columnas, sus ornamentos y esculturas.

     -Ya os indico el gula -prosiguio el neocoro- que al pasar por entre esas hileras de obeliscos y monolitos gigantescos, fijarais vuestra vista en aquella inscripcion que dice: "III dinastia-Ramses II"; tambien habeis podido ver grabados en los muros interiores de este monumental y sagrado edificio, escenas y pasajes iniciaticos de epocas que se remontan a aquellos siglos en que fue instituido el culto solar entre los hombres de este mundo. Alli aparecen los primeros rudimentos de la enseñanza iniciatica y el sistema de sumo original que fue empleado para transmitir en toda su pureza el conocimiento de las leyes y las fuerzas cosmicas que operan incesantemente en la naturaleza.

     Varios neocoros precedidos del pastophoro se acercan lentamente a ellos, lo que por cierto les inspira algo de temor, pues en la semipenumbra, envueltos casi en el suave humo del incienso, parecen sombras o seres alados mas bien que seres vivientes de humana- naturaleza.

     Instantes despues el pastophoro lee las siete tablas, que eran las leyes o mandamientos de Amon-Ra, y les indica concentrarse.

     En la nave central del Templo, el Gran Hierofante imparte ya las ultimas enseñanzas sobre las imagenes que acaba de revelar. Las vibraciones aumentan el vedumen de las corrientes que ejercen una dulce presion atmosferica inundando el ambiente de una placidez y una 
paz tan inefable que es necesario estar bien despierto para no caer en un profundo sue¤o.

     -Ved -les dice uno de los neocoros- como las luces de los santuarios de Menfis y de Tebas se refunden en una apoteosis de grandeza en el espiritu de los hombres que han escalado los mas altos peldaños de la sabiduria. Ved como las palabras que han sido consagradas para expresar los pensamientos, muestran el brillo de la inteligencia y formando parte de un idioma comn ponen de manifiesto las excelencias de un lenguaje superior que se halla completamente desvinculado de las mentes del vulgo.

     El hombre, por lo general huye de la luz porque la teme y rie o se mofa de todo aquello que no comprende, refugiado en las sombras de su ignorancia. El iniciado, para quien podria decirse que cada palabra es un emblema, si bien atiende en principio lo que ella sugiere, no 
deja por ello de penetrar su triple sentido hieratico toda vez que las palabras indiquen un origen mas alla  de la expresion comun. Del mismo modo, observad los movimientos y ademanes y vereis que tambien encierran un triple significado.

     Las figuras jeroglificos y los signos cabalisticos que a vuestro paso veis, tienen estrecho parentesco con el Genesis de Henoch y los sabios preceptos de Hermes.

     Volviendo al siglo XX, solo se encuentran entre las ruinas y escombros de los famosos panteones de Psammetica y de Ramses los vestigios de estas realizaciones estupendas. 
     Pero los iniciados mayores saben evocar las escenas de sublime belleza que veis, tan solo pronunciando y haciendo vibrar en la esfera ambiente de esa alta camara los luminosos mantrams que en ese idioma expresan una ley ternaria de imponderables efectos para el espiritu que los escucha.

     Ved alli  -prosigue el neocoro señalando siete arcones que se distinguen por su tamaño y el color de su envoltura exterior. Representan los siete grandes arcanos de la sabiduria; cada uno tiene siete llaves y por la combinacion antagonica de siete resortes se logra abrirlos. Cada llave debe girar siete veces y siete son los secretos que contiene cada arcano.

     Los iniciados construyen ellos mismos las llaves que presentan luego al Hierofante que les asiste, quien despues de probarlas las devuelve a su dueño con las observaciones necesarias que ellos anotan culdadosamente en sus libros de apuntes.

-He leido -dijo timidamente uno de los visitantes despues de haber solicitado el asentimiento del guia- a raiz de los hallazgos arqueologicos que en cierto modo parecen coincidir con las narraciones de Herodoto, que en estos mismos templos se hallaban los sarcofagos de los ladrones.

     -No siendo Herodoto iniciado -respondiole el neocoro- sino historiador, sus conclusiones se basaban Unicamente en calculos, apreciaciones literales e investigaciones que no podian pasar mas alla de lo que le es permitido a un ser comun por ilustrado que sea.

     Siempre es prurito caracteristico del profano, inquirir sobre cuanto se vincula a lo que ve u Oye, sin detenerse primeramente a estudiar,investigar y conocer aquello que se ofrece generosamente a su contemplacion; de accederse a esa curiosidad, implicaria lo que ocurrio con los enigmaticos pasatiempos del observatorio del Templo de Tebas.

     Los oficiantes del alto ceremonial hacen cambiar de pronto la escena y aparecen ahora revestidos de una magnificencia extraordinaria, como si resplandecieran tras de cada uno de ellos diafanas luces de precioso colorido.

     Como el guia observa que los visitantes se hallan sumamente impresionados les invita a pasar a las camaras externas hasta tanto terminen los oficios divinos.

     No obstante, algunos obtienen un permiso especial y el guia, por indicacion del Gran Hierofante, les explica los detalles mas importantes de ese excelso arte que comprende las mas delicadas y elevadas manifestaciones del espiritu. Es alli, en esos momentos donde el alma siente como si se libertara de su envoltura corporal y henchida de un placer inexpresable suspira dulcemente entre las brisas perfumadas y las sua ves modulaciones de voces que entonan cantares; tiene la impresion de sumergirse en las inmensidades de su mundo y el contacto con el,le mantiene vivo el recuerdo de las promesas que debe cumplir.

     Las reliquias que se conservan en esos misteriosos sagrarios egipcios, testimoniaran la alta cultura y los conocimientos de aquellos hombres de sangre azul que modelaron el sello que fue para los profanos tan impenetrable como indescifrable.

... . .. ... ... ... ... . .. ... . .. . .. . .. . .. . .. . .. ... ... ... 
 

     Acabais de regresar con la seguridad de no haberos convencido de estar bien despiertos, pues las im genes que se sucedieron en torno del Ritual del Kemur fueron de tan deslumbrante luminosidad y cuanto sentisteis, de tan maravillosos efectos, que bien podeis pensar 
que todo fue y no paso de ser mas que un hermoso sueño.

     Para aquellos a quienes les fue concedido detenerse en la observacion ' de cuanto vieron y recibieron los conocimientos indispensables para comprender sin equivocarse las enseñanzas que encubrian los actos del Ritual, nada debo agregar, porque ellos saben lo que este relato 
significa y se guardar n muy bien de comunicar lo que cada uno debe descubrir a traves de las palabras escritas.

     No dejar  pues de ser ameno e interesante para todos, el haber escuchado algo relacionado con los ritos, los afanes y las preocupaciones de aquel pueblo que lego tan brillantes tradiciones.



LAS LEYES DE LA VIDA POR ZERION :

DULCE MINERVA 
  
 

Remontando el río está la barca,

donde viene el amor de mis amores;

es la dulce Minerva, Luz del Mundo,

Luz de hombres, de Universos y de Dioses. 
  
 

Aquí en el Cardiferous yo la espero,

en este puerto de Amor y de Belleza;

donde moran los divinos redentores,

donde quiero morar junto con ella. 
  
 

Y así en un éxtasis divino,

seguiremos a lo largo de ese río;

arribando a Daath superconsciencia

y llegando hasta el Kosmos infinito. 
  
 

Zerión 
  
 

IVAN DARIO QUINTERO

Zerión

ISSN 0123—2185 
  
 

" Todo en el Universo, en la Naturaleza y en el hombre, sigue un ritmo eterno de armonía, gracias a las leyes inmutables de evolución, causa y efecto y reincorporación." 
 

INTRODUCCION

Tanto en el Universo como en la Naturaleza y en el hombre, existen leyes inflexibles y eternas que rigen y dirigen la evolución, haciendo posible un lento pero progresivo perfeccionamiento en todo cuanto existe.

La evolución como Ley natural, se cumple tanto en el más pequeño de los microorganismos, como en el más ingente de los Sistemas de Mundos, pues todo está en cambio permanente. Por eso, evolución es ir de lo bueno a lo mejor, de lo mejor a lo óptimo y de lo óptimo a lo superior, siempre en perfeccionamiento progresivo.

Evolucionamos, gracias a las experiencias que adquirimos a lo largo de la vida obteniendo justamente lo que nos merecemos, porque existe la inflexible ley de Causa y efecto; y reincorporamos una y otra vez en este mundo tridimensional, presionados por la necesidad de adquirir experiencias.

Se habla de la lucha entre el bien y el mal, pero el mal no es más que error, el mal en sí no existe; el bien es andar por el sendero de lo correcto, por el sendero de la Senso-Consciencia. Realmente la lucha es entre la inconsciencia, la irresponsabilidad y el egotismo, antes de llegar a la Senso-Consciencia y al altruismo que es bondad, belleza y bien.

La persona que sufre es porque ha sido y es egotista, mientras que la persona que no sufre es porque ha aprendido a ser altruista. 
 

LAS LEYES DE LA VIDA

EVOLUCION

El ser humano como parte de la Naturaleza, está íntimamente ligado a la Ley de Evolución que señala un progreso permanente y efectivo de todo cuanto existe en el Universo.

Al observar la Naturaleza vemos que en los minerales se encuentra de una manera subjetiva la inteligencia Universal, permitiendo que ellos se amalgamen para hacer posible la existencia de la materia.

La materia que observamos en su complejidad y densidad para nuestros sentidos, no es más que la asociación o maridaje de los elementos químicos de Naturaleza polar contraria que al vincularse permiten que surja todo cuanto existe. Pero la materia no la podemos desligar completamente de la energía, porque energía y materia son los dos polos de la Causa Eterna del Universo permitiendo su existencia.

Quienes leen la Biblia no en su sentido esotérico sino dogmático, dicen que en el Génesis se hace referencia a la creación del hombre y no a la evolución del mismo. La Biblia es un libro escrito simbólicamente y así como todos los textos esotéricos hay que leerla "entre líneas". Los siete días (simbólicos) de la creación, son inmensos períodos de tiempo en relación con la evolución de nuestro Sistema Solar.

Según las enseñanzas esotéricas, de esos siete días de la creación, estamos promediando la mitad del cuarto día. Pero cada día tiene su noche; es un amanecer y un anochecer del Cosmos, que a través de miles de millones de años genera un Sistema Solar y todo lo que evoluciona en él, volviendo a reasimilarse toda aquella experiencia para que el Logos, Dios o el Gran Arquitecto del Universo —como dirían los masones— pueda crecer más en su infinita Consciencia aprovechando toda la experiencia de la evolución.

Pero así como sucede en nuestro Sistema Solar en esos ciclos de evolución, sucede en todos los Sistemas, Constelaciones, Galaxias y en el Universo, en el gran ciclo que es conocido en su inicio como el Big bang o gran explosión, para la adquisición de Consciencia del Absoluto, Eterno e Incognoscible Hacedor del Kosmos.

Si analizamos el camino de la evolución desde el mineral, pasando por el vegetal, luego el animal, hasta llegar al hombre, observamos que siempre un reino tiene que soportarse en el anterior, en un camino de perfeccionamiento progresivo.

El reino mineral con sus múltiples actividades químicas a través de enlaces iónicos, hace posible que los vegetales como alquimistas vivientes, transformen los elementos químicos en elementos coloidales que han de servir de base y nutrición al animal y al hombre. Por eso el vegetal es un eslabón que sirve para vincular el reino mineral con los reinos animal y humano.

El reino vegetal es inmensamente importante porque nos proporciona el oxígeno y la nutrición; además al reflejar el color verde, hace que nuestra salud física y emocional pueda mantenerse en armonía. Si no fuera por el color verde de los vegetales, no podríamos —en el estado actual de nuestra evolución— mantener la alegría, ni la cohesión molecular de nuestro organismo y muy rápidamente habríamos de fallecer.

Pero alguien dirá: ¿Y aquellos que viven en los desiertos? Ellos también se alimentan de vegetales; puede que la Naturaleza vegetal no los esté rodeando en un momento determinado, pero los están consumiendo. Y otros dirán: ¿Y los que consumen únicamente carne? Están consumiendo un alimento animal, pero los animales a su vez se han alimentado de vegetales.

En los animales comienza el proceso del movimiento independiente, de la emoción, del instinto y de la actividad permanente; es como si la vida que se encontraba relativamente estática en el vegetal, pudiera despertar en un momento determinado, emocionarse, desear y tener instintos, como objetivación del proceso evolutivo.

No pensemos que la materia tal como la conocemos hoy en día constituyendo a los minerales, vegetales, animales y al hombre, se originó al azar y que de la materia así formada, despertó la vida y comenzó a evolucionar.

La vida es preexistente. Ella es quien anima las formas para que éstas evolucionen; mientras que los cuerpos son moldes o arquetipos cósmicos hechos por la Inteligencia Universal.

Los arquetipos que van modelando la materia, son los Espíritus Virginales, Mónadas o chispas divinas, que han tenido la capacidad de ir atraer de la Naturaleza los elementos necesarios para su desarrollo y evolución.

Primero fue la vida y después la forma. La forma no es preexistente a la vida como lo afirma la ciencia; la materia perse no es la responsable de que hoy tengamos un cuerpo denso. Es la Vida interior, la Vida del Espíritu que gracias al proceso evolutivo, ha ido atrayendo elementos que han podido organizarse y coordinarse lentamente, modelando la materia hasta lograr la forma que conocemos en la actualidad.

Los Rosacruces, evolucionistas por excelencia, saben que la evolución jamás detiene. Observando objetivamente al parecer puede haber estancamiento, pero ese ser que para nuestra razón parece estar estancado, está aprendiendo alguna lección quizás subjetivamente a través del dolor, del sufrimiento, etc., y de esa manera evolucionar.

En algunas enseñanzas de índole orientalista debido a una inadecuada comprensión de estos temas, se dice equivocadamente que el ser humano puede regresar a la evolución animal, vegetal o mineral si no se porta bien o si no es discípulo de algún maestro. Eso sería retrogradación, lo que no es posible para el Espíritu que siendo de Naturaleza divina y habiendo alcanzado el nivel de consciencia que actualmente tiene como humano, no puede ir atrás porque la evolución es perfeccionamiento progresivo.

Al ser humano que parece rezagarse, la Ley Cósmica de Evolución le ha de ayudar a trascender las limitaciones que tiene, acelerando así su progreso.

La evolución es un cambio permanente que no podemos negar, porque lo estamos viendo a cada momento. El ser humano cada día aprende cosas nuevas, lo que demuestra que está evolucionando porque está adquiriendo experiencia. Cada día aprendemos más, debido a la resistencia que nos ofrece el mundo al proporcionarnos las lecciones que necesitamos para crecer en el campo de la consciencia.

Los niños están creciendo, es decir, están evolucionando en el desarrollo corporal. La humanidad como conjunto está progresando en el campo de la civilización, adquiriendo permanentemente nuevos conocimientos a través de las investigaciones científicas. Justamente todo ese crecimiento, todo ese cambio que vamos teniendo, es evolución.

La evolución es una ley absolutamente natural; por eso observamos al hombre luchando quizás desesperadamente, por la búsqueda del conocimiento. En ese deseo de conocer, estamos constantemente preguntando a los demás, ¿qué hay de nuevo?. Permanentemente estamos inquiriendo de los otros qué saben, qué conocen, qué pueden decirnos; es el deseo que tiene el alma de conocerlo todo y realmente ese es el deber que tenemos como humanos.

Pero no es creyendo, porque la creencia impide que nuestra consciencia pueda avanzar y perfeccionarse. Tenemos que llegar al conocimiento a través de la experimentación, de la observación, de la atención, de la percepción y de la interiorización, porque de esta manera, podemos tomar contacto con energías muy sutiles, que desconocemos y que suelen darnos con frecuencia, luminosas ideas que nos ayudan a mejorar nuestra existencia.

CAUSALIDAD

La materia tan despreciable para muchos, es en los actuales momentos de nuestro desarrollo lo más importante, porque gracias a la resistencia que nos ofrece, pueden nuestros sentidos adquirir la información que nos permite evolucionar.

Algunas escuelas filosóficas orientales enseñan que la materia no tiene importancia; que lo único importante es el aspecto sutil de la existencia, llegando incluso a olvidarse de la trascendencia de nuestro cuerpo como instrumento divino para la adquisición de experiencia. Esta es la razón de por qué se observan en el Oriente personas que se someten a ayuno riguroso y mortifican el cuerpo como lo hacen muchos faquires.

Así mismo, en la tradición religiosa occidental, los monjes y monjas se inflingían castigos, pensando que esto era grato a los ojos de Dios y que de este modo se elevarían a los mundos del Espíritu.

No alcanzamos a imaginar la trascendencia de nuestro cuerpo; es por eso que muchos suelen abandonarlo a su destino, abusando de él, maltratándolo y descuidándolo. Abusamos de él al excedernos en la alimentación, en el trabajo o con los placeres carnales y a través del licor, las drogas, el cigarrillo, etc.

El cuerpo es el templo de la Divinidad, como bien lo expresara san Pablo: "¿No sabéis que sois templos de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?". El cuerpo es el hogar en donde la chispa divina, el Espíritu, tiene su residencia y su centro de acción.

El Espíritu es nuestro centro de consciencia, lo que nos permite emocionarnos, pensar, discernir, amar, sentir, etc. El es de origen Cósmico; es una parte de la Vida Universal o Alma del Mundo evolucionante, que nos permite obtener las experiencias que la evolución nos ofrece.

Debemos cuidar el cuerpo templo del Espíritu, y dependiendo de cómo lo hayamos cuidado en la juventud y estado adulto, sabremos cómo será la salud que tendremos en los últimos años de nuestra encarnación.

Si hemos de vivir en el cuerpo durante 70, 80, 90 años, ¿por qué no cuidarlo desde un principio para que cuando lleguemos a ser personas maduras y ancianas, podamos tener una mejor salud y sufrir menos dentro de ese cuerpo que muchas veces suele ser una cárcel para el Espíritu?

Debiéramos meditar en la importancia incalculable que nos ofrece el cuerpo para que el Espíritu pueda evolucionar, creciendo en consciencia y en amor.

Como somos parte de la Divinidad, del Espíritu Universal y nuestra esencia es divina, tenemos latentes todas las facultades o cualidades de Dios. Esas cualidades pueden irse desarrollando y eso es lo que enseña la escuela iniciática Rosacruz.

En el ser humano se encuentra la maestría en el arte, la arquitectura, la escultura, la genialidad en la ciencia y la investigación, el virtuosismo en la música, etc. Pero esas grandes capacidades que se encuentran latentes, no han entrado en actividad debido a la incapacidad que hemos tenido para desarrollarlas, porque nadie nos ha hablado de ellas y porque quizás no hemos meditado en el asunto.

Al ser humano se le enseña muy poco cómo mejorar su vida. Piensa que únicamente los que tienen derecho a la felicidad, a la salud, a la prosperidad, al éxito material y espiritual, al desarrollo de la consciencia, a ser sabios, a ser inteligentes, son unos pocos, a los cuales la Divinidad caprichosamente los puso en situaciones favorables, dotándolos de un cuerpo bello, sano y perfecto, con una inteligencia superior, y proporcionándoles un medio ambiente económico privilegiado para que pudieran satisfacer sus necesidades y deseos.

No es que haya una Divinidad injusta que a unos les de salud, belleza y felicidad y a otros los tenga miserables, enfermos, tristes e inconscientes, porque siendo nosotros los artífices de nuestro destino, tenemos lo que nos merecemos, y si alguien dice que existe la predestinación o la fatalidad, es un inconsciente, porque definitivamente no es así.

Decía el Sr. Jesús: "¿qué hacéis con decir Señor, Señor, si en cambio no hacéis lo que yo os digo?" El vino a enseñar cómo lograr obtener lo que queramos. Cuando él decía: "pedid y se os dará, tocad y se os abrirá", se refería a que debemos pedir conocimiento, bondad y sabiduría.

No nos debemos volver unos pedigüeños pensando que Dios nos va a dar todo lo que le pidamos, simulando fe. Si eso fuera así, nadie sufriría ningún tipo de privaciones y la gente no se la pasaría pidiendo:

—"Mi Dios, dame plata", pero mi Dios por supuesto no le da plata. Pero si trabaja y ahorra la consigue.

—"Ay, mi Dios, dame salud". Cuide el organismo y conseguirá salud.

Los milagros no son más que el movimiento de las energías internas a través de la imaginación y de la voluntad entrenadas. Nunca debemos pedir, sino imaginar. El que pide sigue pidiendo y se queda pidiendo; el que imagina mueve energías y obtiene lo que quiere.

Cuando alguien decide ir a tal parte "porque allá hacen milagros", esa persona por el sólo hecho de esforzarse en ir allá y tener la convicción, la confianza de que se va a obtener el resultado apetecido, mueve sus propias energías internas y puede llegar a obtener el resultado deseado. Es la fuerza interna de cada quien la que le ha sanado, como decía el Señor Jesús, al expresar que "la fe mueve montañas".

Fe es la confianza que debemos tener en nuestro interno ser, que es quien logra los milagros, y no personas externas, porque nuestro ser interno tiene la misma esencia de Dios.

No es pedir, es luchar por obtener lo que necesitamos e imaginar que lo vamos a lograr. Pero pedir ... Cualquiera puede observar que a las iglesias van miles de personas que no fallan todos los días o cada semana, pidiendo milagros. Y pasan veinte, treinta o más años, hasta que fallecen y el milagro jamás les llegó; pero si se hubieran esforzado por lograrlo, seguramente lo habrían obtenido.

Lo que pasa es que somos inconscientes, fanáticos, creyentes y con la consciencia totalmente endurecida por los dogmas, pensando que Dios va a hacer lo que le decimos, bien sea porque se le pide o porque se le ora para que eso ocurra ofreciendo a cambio una promesa.

Escuchamos decir: "Que Dios lo acompañe, que Dios se lo pague, que Dios lo bendiga", creyendo que si no se expresan esas palabras, a la persona le va a ir mal porque no han invocado a Dios para que haga lo que ellos desean.

¿Podemos imaginar a un dios pendiente de estas súplicas, que si no le dicen lo que debe hacer, no lo hace, como si fuera un chiquillo irresponsable?

Es la inconsciencia que solemos tener, pensando que Dios —la Consciencia Cósmica— es un ser que oye sólo a las personas de determinadas religiones, grupos, sectas, etc. Si Dios es la Omnisciencia del Universo, ¿cómo podemos pensar que El no sabe nuestras necesidades, urgencias y deseos más íntimos? El lo sabe, pero no puede inmiscuirse en nuestras cosas porque nos dio el libre albedrío para que a través este, actuando bien, mal o regular, dependiendo de nuestros actos, seamos los artífices de nuestro destino y obtengamos lo que nos merecemos.

El no interviene en nuestros asuntos; si así lo hiciera, sería el ser más injusto, premiando a algunos porque pertenecen a una u otra religión o porque le piden en grupos de oración, y castigando a los salvajes, los aborígenes, a los que pertenecen a otras religiones o a los que no quieren creer en El, teniendo que sufrir, sin poder tener las cosas que necesitan porque no han sabido de Dios, porque no creen en El o porque no se lo han pedido. Son los dogmas con los que se ha venido manipulando la conciencia de la humanidad.

El Sr. Jesús enseñó la Ley de Causalidad al decir: "con la vara que midiéreis seréis medido"; "no hagas a otro lo que no quieras que hagan contigo". Platón habló de esta Ley diciendo, "haz a otro lo quieras para ti".

Buda refiriéndose a la Ley de Causa y Efecto (karma), dijo: "el efecto sigue a la causa como la sombra sigue al cuerpo"; "el efecto sigue a la causa como la rueda del coche sigue al caballo que la tira".

En Egipto, Hermes Trimegisto habló de esta Ley diciendo: "con la fuerza que el péndulo se dirige hacia la derecha, con esa misma fuerza se regresa hacia la izquierda". Es la ley de acción y reacción como diría la ciencia. ¡Claro!, con la misma fuerza con la que yo presiono un resorte, con esa misma fuerza el resorte ha de saltar nuevamente. Es decir, lo que yo hago, lo voy a recibir inexorablemente.

Si me esfuerzo por estudiar para un examen, lo que puedo esperar, es sacar buena nota. Si me esfuerzo en tratar con cariño a los demás, lo mínimo que puede suceder es que los demás me traten con deferencia, con altura, con ese calor ideal que yo trato de entregar. Si me esfuerzo día tras día por aprender algo nuevo, lo más lógico es que poco a poco vaya adquiriendo conocimiento y que ese conocimiento vaya convirtiéndose en sabiduría.

La palabra karma tan mal entendida, creyendo que es todo lo malo que nos pasa, es una palabra sánscrita que significa acción; por eso toda actividad es karma. Si yo me esfuerzo en ir hacia algún sitio, el karma es que yo llegue allá.

—"Que me están dando palo, ¿eso es karma?" Posiblemente lo sea, pero es la secuencia de actos realizados en ésta o en otras encarnaciones.

—"Que me gané una platica, ¿eso es karma?"

—Si, karma positivo, que suelen llamar de una manera inadecuada dharma, mientras que todo lo malo lo quieren llamar karma. Es una mala interpretación de términos sánscritos. Por eso es mejor hablar de karma positivo y de karma negativo.

¿Cómo saber si estamos generando karma negativo? Nuestra propia consciencia nos lo dirá: Si miento, si robo, si abuso de mi organismo, si hago actos innobles, estaré generando karma negativo; pero si cumplo con mis deberes, con mi familia, con mis hijos, cuidando de mi cuerpo y procurando mejorar en todos los campos, estoy generando karma positivo.

¿Y cómo nos damos cuenta si estamos cancelando karma? Permanentemente lo estamos cancelando; lo sabemos, porque se manifiesta en lo negativo, como enfermedades y problemas de toda clase, y en lo positivo, como alegría, salud y progreso.

Por eso cada uno es arquitecto de su propio destino; todo lo que tenemos nos lo hemos merecido, para aprender las lecciones que la vida nos ofrece y así perfeccionarnos.

Karma no es que llegue una persona y mate a otra; es que esa persona abusando de su libre albedrío, en un estado de emocionalidad, de barbarie y de inconsciencia, le quitó la posibilidad de la vida física a otro. Ese no era el karma de la víctima. ¿Que se ganó un karma negativo el agresor? Sí, ¿y ese karma cómo lo va a cancelar? Analicemos la situación: Si por ejemplo el agredido tenía treinta años al momento de fallecer, con un futuro promisorio, exitoso, con esposa, madre, padre, hijos, deja una cantidad de gente sufriendo. La persona que cometió ese improperio (el agresor), en una futura encarnación, cuando esté en condiciones análogas a las que tenía la víctima, fallecerá violentamente por ley kármica inexorable, en lo que aparentemente será un accidente.

No es que otro le vaya a matar. Por ejemplo a la persona de pronto le da por subirse a un columpio, se cae y se desnuca o tiene un accidente automovilístico, justamente a los treinta años, estando felizmente casado, con hijos, con una madre y un padre que lo adoran y con un futuro promisorio. Los accidentes no existen. El azar y la casualidad no existen; lo que sí existe es la Causalidad.

En estos momentos cuando se habla tanto de astrología, se están enseñando cosas muy valiosas, pero les está faltando un fundamento muy importante, que es enseñarle a la humanidad que existen leyes cósmicas invariables: las Leyes de Evolución, Causalidad (Karma como dicen los orientales) y Renacimiento o Reencarnación, así como la sub-ley llamada Epigénesis.

Debido a la falta de información adecuada, las personas aficionadas a la astrología, piensan que porque su horóscopo muestra la tendencia a ser un inconsciente, un irresponsable y un vago, entonces su vida tiene que ser así porque eso le han marcado las estrellas.

Esto se debe a que los llamados astrólogos de esta ciencia maravillosa —por lo espiritual— no le han enseñado al mundo, que existen caminos para trascender esas tendencias que se traen al nacer, porque las estrellas inclinan pero no obligan.

La predestinaciónno existe. Sin embargo hay una serie de sucesos que deben de presentarse en determinados momentos de nuestra encarnación, pero son solamente los hechos principales que son ineludibles, dependiendo de cuáles son las cuentas que hemos generado en el pasado.

Hay determinadas deudas kármicas que solamente se pueden pagar en el momento preciso y no antes; por ejemplo, si en otras encarnaciones yo le he hecho daño a determinada persona, y esa persona todavía no ha nacido, sino que va a nacer dentro de quince años y va a ser adulta veinte años después, entonces, solamente en esa época podré cancelar la deuda.

Las deudas grandes, graves, que se llaman karma maduro, no se pueden adelantar ni aplazar. Por ejemplo, si una persona tiene que fallecer violentamente a tal edad, eso tiene que ser en el momento y en el sitio exactos, eso no se puede acelerar ni se puede retardar. En cambio, hay una cantidad de deudas menores que las puedo cancelar en cualquier momento de mi vida cósmica, bien sea en ésta o en otra encarnación, a través del servicio desinteresado, de la bondad, del amor, de la armonía.

Podemos trascenderlas con inteligencia, con conocimiento, con estética, con una vida espiritual. Si nos ayudamos inteligentemente, nuestra vida tiene que cambiar; no tenemos por qué seguir sufriendo, ni por qué ser unos fracasados, así como tampoco tenemos por qué ser unos inconscientes, irresponsables e ignorantes.

Hay personas que creen que no pueden dejar el aguardiente, la emocionalidad y los vicios, diciendo simplemente, —"es que yo soy así". ¡No! Tenemos el poder de la voluntad que es omnipotencia en el hombre y debemos cultivarlo como atributo del Espíritu. Inicialmente debemos realizar actos sencillos, para canalizar nuestra fuerza volitiva, hasta que esos pequeños actos se conviertan en grandes actos y nuestra fuerza de voluntad sea superior.

Muchos se quejan de todo lo que sufren, diciendo: "por qué sufro tanto, por qué, si yo jamás le he hecho daño a nadie, si lo único que he hecho es servirle a la gente". Es la Ley cósmica del Karma que se manifiesta. Ahora quizás sea una persona buena, pero trae de otras vidas una carga tan pesada, que le está generando toda esa cantidad de sufrimiento y debido a ese dolor, la persona se ha ablandado y ya no es mala; quiere ser buena.

Muchos se preguntarán:

—¿Para qué nos hizo Dios y nos mandó a este valle de lágrimas?

Para finalmente ser otra vez perfectos. Esa es la finalidad de la eterna Ley, de la única Ley: el perfeccionamiento sucesivo y eterno.

¿Y para qué queremos perfeccionarnos? Para ayudar y guiar a los que vienen atrás de nosotros, para que el creador, el Logos —del cual dependemos— continúe también su derrotero evolutivo y llegado el momento, convertirnos también en creadores, en Logos, que emanen de sí chispas divinas evolucionantes.

El Logos, (palabra griega que se refiere al Creador), emanó parte de su vida, las Mónadas, como chispas de la gran llama o como gotas del océano de la Vida Cósmica. Como tenemos la misma esencia del Creador, la chispa puede llegar a ser una llama como el fuego original, y así como una gota del mar tiene los mismos elementos químicos del océano. Así es nuestro Espíritu, nuestro interno ser; es perfecto, tiene todos los poderes de la Divinidad, pero los vehículos o cuerpos que utiliza para manifestar esos poderes son todavía muy deficientes.

Nuestro Espíritu está perfeccionando los vehículos que le sirven para adquirir mayores capacidades a través de la evolución, hasta llegar a convertirse en Creador, como el Logos del cual fue emanado.

Aquellos que han logrado perfeccionar sus vehículos, han mostrado grados superiores de evolución, aunque no la perfección total.

El Sr. Jesús había llegado a refinar tanto su vitalidad (su cuerpo vital), que él podía con su energía sanar instantáneamente a quien se lo pidiera, incluso sin siquiera pedírselo, como la mujer enferma que se le acercó mientras decía: "con que yo solamente toque la punta de su manto, quedaré curada". Era tanta la fe (palabra del latín fides que significa confianza, porque fe no es creencia) que tenía al pensar que con sólo tocar la punta del manto del Sr. Jesús se iba a curar, que al acercarse a él logró formar un canal de energía por el cual salió la fuerza tremenda de su vida crística, quedando sanada instantáneamente. El Maestro en ese momento dice: "¿quién ha tocado mi vestido?" Si lo estaba empujando una multitud, cómo iba a decir, "¿quién tocó mi vestido ?" Se refería era a quién había tenido tanta confianza en que podía sanarle con el sólo hecho de desearlo tan fervientemente que al acercarse a su aura canalizó su energía de esa manera.

REENCARNACION

La Mónada, la chispa divina, es la esencia misma de Dios en nosotros que no está activa aún; se encuentra latente; ella pende sobre la cabeza de cada uno de nosotros, pero todavía no hemos tomado contacto con ella. El día que por evolución lleguemos a tal grado de perfeccionamiento como llegó el Sr. Jesús y tomemos contacto con ella, podremos exclamar también: "Yo y mi Padre somos uno". "Mi Padre", es la Mónada. El no se refería a una inteligencia extracósmica, sino a su Mónada, por eso él decía, "mi Padre y vuestro Padre", "tu Padre y mi Padre".

Para poder explicar la Ley de Evolución, tenemos que analizar otra ley, que se llama la Ley de Reencarnación o Ley del Renacimiento. La palabra adecuada es reincorporación, porque no es únicamente carne lo que nuestro Espíritu toma al momento de renacer. El Espíritu se envuelve en una serie de vehículos o niveles de energía y de consciencia, los cuales en su actividad, hacen del ser humano lo que es. Esos vehículos o cuerpos son:

—Consciencia o Espíritu divino.

—Sensibilidad o vehículo Crístico.

—Imaginación creadora o mente abstracta.

—Mente concreta o vehículo de la razón.

—Cuerpo de deseo o vehículo de las emociones.

—Cuerpo vital.

—Cuerpo denso.

La ciencia médica habla de la dualidad mente cuerpo; pero somos mucho más que eso. Tenemos un cuerpo denso, interpenetrado por el cuerpo vital, que es el responsable de nuestra salud. El cuerpo o vehículo vital, forma parte de la vitalidad Universal que recibimos del sol directamente cuando estamos bajo sus rayos, e indirectamente a través de los alimentos, del agua y de la respiración, porque la atmósfera luego de saturarse de la vitalidad solar, la entrega a todo ser viviente e incluso a la materia aunque en menor proporción.

Además de tener un cuerpo físico y vitalidad, tenemos también emociones, que tienen que ver con nuestro cuerpo emocional, un cuerpo totalmente independiente en relación con el cuerpo físico, la mente o el Espíritu. Cuando la emoción domina a una persona en un momento determinado, la impulsa con la fuerza del deseo, hacia la satisfacción del hambre o del instinto o bien, a llenarse de ira y pelearse con otros. Son simplemente fuerzas, energías tremendas que actúan en nosotros y que al no conocerlas, no las sabemos manejar adecuadamente.

Otro cuerpo o vehículo que tenemos es la mente. Ella nos permite aprender, pensar y discernir, pero la mente puede ser dirigida y la dirección que le demos, depende del conocimiento aplicado. Quien tenga el conocimiento de las leyes que rigen la vida y la evolución, podrá utilizar su mente, como un aparato a través del cual su Espíritu, desarrolla pensamientos superiores y dirige mejor su vida.

Además de la mente o cuerpo mental, el Espíritu se manifiesta a través de imágenes, (mediante el cuerpo imaginal o mente abstracta), de los sentimientos (a través del vehículo Crístico) y mediante actos de consciencia (gracias a la acción del Ego o vehículo de la consciencia).

Las imágenes resultado de la mente abstracta, son poderosas herramientas que nos permiten ver en nuestro interno ser aquello que aún no hemos visto físicamente. Es el poder de la imagen. Todo el que aprenda a utilizar adecuadamente ésta cualidad, puede convertirse en un mago, porque el que imagina, puede sanar a los demás, obtener beneficios económicos y tener éxito material en cualquiera de sus actividades.

Para comprender mejor lo que es la imaginación, analicemos al artista, al arquitecto, al ingeniero, al inventor; estas personas utilizan la imaginación formando un cuadro interior en el cual observan aquello que quieren plasmar, que quieren realizar, que quieren obtener. A través de ese cuadro interior, canalizando esa energía, logran mostrarle al mundo la pintura, la escultura, la arquitectura, los inventos (que son un nuevo descubrimiento), etc.

¿Por qué aparentemente sólo algunos tienen esas capacidades? Porque no nos hemos entrenado, porque nadie nos han enseñado a imaginar, sólo nos han enseñado a pensar. La manera de diferenciar lo que es la mente, de la imaginación, es que quien imagina, ve, mientras que quien piensa compara. El que imagina es inteligente, en cambio, el que piensa solamente es un intelectual y como intelectual puede ser muy brillante, pero esa brillantez del intelecto, rápidamente es opacada ante aquél que realmente sabe imaginar.

La sensibilidad es otro vehículo o cuerpo que nuestro Espíritu utiliza para relacionarse con los demás; todo lo que afecta nuestro sentir tiene la posibilidad —como experiencia— de convertirse en consciencia.

Las cosas que más nos duelen, física o moralmente, son aquellas que no olvidamos. No se olvida el dolor que produjo un accidente o una lesión física, porque se laceró de alguna manera la sensibilidad, aunque solamente fuera en la parte fisiológica, pero la consciencia, aprendió de ese dolor que afectó la sensibilidad.

Cuando es un dolor moral, cuando se ha lacerado nuestro sensorium, nuestra interna sensibilidad, bien sea por un desaire, por un maltrato en el campo anímico, intelectual o emocional, tampoco lo olvidamos y nuestro Ego aprende.

En cambio, todo lo que fugazmente llega a nuestra mente, es evanescente, se va; prueba de ello, es que esa gran cantidad de información que aprendimos en el colegio y en la Universidad, no se encuentra hoy en día en nuestra mente racional. Nuestro ser interno, nuestro Ego —el centro de consciencia— no olvida jamás, guarda esa información aunque sea en la esfera subconsciente o mejor diríamos endoconsciente, porque es una consciencia interna.

La mente es evanescente; en ella los conocimientos que no utilizamos frecuentemente se olvidan, debido a que sirve solamente para utilizar la lógica y para comparar las cosas que vamos aprendiendo con otras ya conocidas; mientras que el que imagina y siente, jamás olvida, porque se está elevando a las regiones del Espíritu, en donde la consciencia tiene su morada.

Cuando aprendemos algo imaginando primero, es decir, visualizando lo que queremos saber y a través de la sensibilidad llegamos a intuir todos los mecanismos relacionados con aquello, lo así aprendido permanece. Este mecanismo psicoanímico proporciona sabiduría, porque saber, es sentir la vida interior, dirigiendo la vida interna a través de la imaginación y de la sensibilidad.

Los sabios, es decir, los seres que han sentido su vida interior y se han dedicado a amar y servir al mundo, han sido muy pocos. Entre los que han descollado en la historia, están: Jesús, Platón, Buda, Hermes, Pitágoras, Rama, Krishna, que fueron prohombres de la humanidad, porque se elevaron por encima de la mente y de la emoción, viviendo en el mundo de la imaginación y de la sensibilidad, en divina comunión con la consciencia.

La consciencia es la razón de ser del conocimiento; es conocer las cosas per sé en un momento determinado.

Mientras la Consciencia Absoluta se refiere al Hacedor de todo el Universo, a Lo Absoluto, a la Consciencia total, la consciencia relativa es la consciencia de la evolución del ser humano como tal en su momentum de evolución.

Para nosotros la consciencia total o absoluta es imposible de obtener, más no así, la consciencia relativa.

Vivimos en el mundo de la emoción y de la mente; prueba de ello es que nos enojamos por cualquier bagatela y estamos pensando siempre en tonterías, no imaginamos cosas superiores, ni nos esforzamos por superarnos en algún campo del humano existir. Es por eso que nuestra vida es trivial, intrascendente.

Aquellos que desde niños muestran la grandeza, la trascendencia de un ser que se ha esforzado por trabajar en un sendero especial, decimos que son genios; niños que desde muy corta edad conocen alta matemática, alta física, alta química, que son directores de orquesta, ejecutando prácticamente cualquier instrumento musical con la mayor maestría, sin que nadie les haya enseñado todas las cosas que saben.

En países desarrollados, niños, de 5 y 6 años, son profesores a nivel de P.H.D., es decir, de doctorado en las Universidades. A esos niños ¿quién les enseñó tantas cosas? ¿Capricho de Dios que hizo que ellos trajeran tal capacidad y conocimiento y los demás fuéramos unos ignorantes? No. Son las eternas Leyes de Evolución y de Causalidad, expresándose a través del Renacimiento o Reencarnación. El renacimiento es lo único que puede explicar el por qué de las diferencias humanas, el por qué cada ser tiene exactamente lo que se merece.

El divino rabí de Galilea, fue un Adepto que vino a entregarle al mundo el conocimiento Rosacruz. El no había logrado el perfeccionamiento total, por eso dijo: "cosas que yo hago haréis vosotros y cosas más grandes haréis". Es decir, prometió como sabio que era, que nosotros habremos de alcanzar su talla espiritual y mucho más. El no podía mentirle a la humanidad y tampoco podía dejar que la humanidad estuviera en errores, porque era un instructor.

Cuando le preguntó a sus discípulos, ¿quién creéis que soy yo? Una pregunta aparentemente obvia, respondieron: "creemos que eres Elías o Juan el Bautista o algún otro profeta que ha regresado".

Si Elías había fallecido largo tiempo atrás, ¿cómo iba a regresar si no fuera a través de la reencarnación?. Si eso no fuera posible, él lo habría aclarado. Al aceptarlo implicaba que ellos podían estar en lo cierto con respecto de la reencarnación.

El Sr. Jesús, enseñando la doctrina de la reencarnación dijo a sus discípulos: "Elías vino, pero hicieron con él lo que quisieron y le cortaron la cabeza", y dice el texto bíblico que sus discípulos entendieron que estaba hablando de Juan el Bautista. De manera que él estaba enseñando la Ley de la Reencarnación.

Cuando se acercaron a un ciego de nacimiento y le preguntaron a Jesús, "¿quien pecó, éste o sus padres"? El respondió: "ni este ni sus padres, más para que la gloria de Dios se manifieste en él". No era el cuerpo que tenía el ciego en ese momento; era el Ego de ese ser que a través de su nacimiento como un ciego, permitía que la Ley divina de Causa y Efecto pudiera manifestarse en él.

Esa es la Ley maravillosa de la Evolución manifestándose a través de la reencarnación y de la Ley de Causa y Efecto. Ya conocemos entonces el por qué de las diferencias humanas y el por qué del sufrimiento. Si día tras día nuestras imágenes son negativas, morbosas, pesimistas y vivimos llenos de ira, odio, celos, pasiones, incertidumbre, eso será lo que cosechemos. Desafortunadamente es en ese aspecto en el que se desenvuelve el común de la humanidad; no podemos decir que todos, porque cada ser es un mundo. Pero, si vivimos en el mundo de la emoción y de la mente racional, si estamos constantemente peleando con nosotros mismos y con los demás, lo único que podemos cosechar es tristeza y dolor.

Aquellos de rostro luminoso, radiante, que siempre están alegres, felices, es porque ese es su mundo interior. Cada cual muestra únicamente lo que lleva dentro. Por eso hay un dicho popular que dice: "la procesión va por dentro". Lo que debemos llevar internamente debe ser espiritualidad y alegría, sin importar los problemas que tengamos; ya sabemos que los problemas son el resultado de nuestro errado modo de pensar, de vivir, de actuar, de hablar, de sentir.

Si me entusiasmo por mejorar mi salud y para ello madrugo todos los días a hacer ejercicio, estoy utilizando mi fuerza emocional de una manera constructiva para lograrlo.

Si utilizo la fuerza de la emoción y del deseo, emocionándome y apasionándome intensamente por el estudio de la matemática por ejemplo o de la filosofía o de cualquier rama del saber, estaré utilizando adecuadamente mis energías y obviamente eso me impulsará con una fuerza tremenda a estudiar, a comprender, a conocer, a saber.

Pero si únicamente me estoy emocionando y llenando de pasiones por satisfacer el instinto, la lujuria, por insultar a todos los que se atraviesan en mi camino, por estar deprimido, por estar aburrido, ¿qué puedo esperar? Exactamente el mismo estado interior. Esa la razón de que muchas personas vivan deprimidas y aburridas, sin encontrarle sentido a la existencia.

Hay quienes sufren disloque de su psique. Cuando se habla de disloque en psicología, se hace referencia a la locura. Esos disloques son rupturas entre nuestros diferentes vehículos y pueden ocurrir entre los cuerpos físico y vital, produciéndose la idiotez, bien sea congénita o adquirida. La idiotez se puede adquirir por accidente, por la masturbación exagerada o por el abuso de las drogas psicoactivas.

Cuando el disloque sucede entre los cuerpos vital y emocional, ocurre la locura no furiosa, mientras que la locura furiosa, violenta, ocurre por disloque entre los cuerpos emocional y mental.

Las enfermedades mentales no existen; los disloques que ocurren se deben a nuestras imágenes, emociones y pensamientos negativos. El Ego no se enloquece; él es perfecto, pero los vehículos que le sirven de expresión apenas están en evolución y distan mucho de ser herramientas completamente útiles para el Espíritu.

Hay personas que todos los días dicen:

—"Estoy aburrido, no le encuentran la razón a la vida".

—¡Qué valle de lágrimas tan tremendo!

Estas personas están generando un destino funesto; el día de mañana en esta o en futuras encarnaciones, se les verá llorar y llorar permanentemente, y habrá un desequilibrio en su ser psíquico y moral. Entonces tendremos todas las psicopatologías que la medicina y la psiquiatría tratan de curar inútilmente. La persona está aprendiendo una lección; está cosechando lo que sembró y hasta tanto esa persona no se esfuerce por cultivar voluntaria y conscientemente la alegría, por buscarle una razón a la vida sembrando un ideal, no podrá salir de ese estado negativo en el cual se encuentra.

Todas las alteraciones del ser anímico dependen de la forma errónea en que vivimos. Si esa es la razón de la dicha o de la tristeza, ¿por qué no cambiamos? Que nuestros pensamientos sean veraces, alegres y optimistas; que nuestras imágenes estén llenas de belleza, de salud, de progreso y de perfeccionamiento; que nuestras emociones sean puras, sanas, que nos emocionemos por lograr un ideal y no tengamos emociones negativas, personalistas, destructoras de la armonía interior.

Evolución, Causalidad y Renacimiento, son la razón de ser de todas las actividades del diario vivir.

EPIGÉNESIS

Esta palabra viene de epi, sobre y génesis, generar, construir. Eso significa que podemos construir un mundo superior, teniendo como base el que tenemos. Si quiero construir una casa, primero coloco los cimientos y luego la edifico; si quiero por ejemplo entender la matemática, tengo que comenzar con textos elementales de aritmética y hacer los ejercicios, hasta que los comprenda, para luego profundizar más.

Si no sé absolutamente nada de pulsar un instrumento musical y quiero ser músico, debo coger el instrumento musical, tratar de buscar quien me explique los mecanismos de ejecución del mismo y esforzarme día tras día por ejecutarlo. Si me esfuerzo intensamente, es inexorable que llegaré a tocar el instrumento con más o menos destreza y si sigo esforzándome, más y más, lo mínimo que puedo esperar es que en alguna futura encarnación llegue a ser un virtuoso en ese campo.

La Epigénesis nos permite llegar a obtener lo que queramos en cualquier campo del humano existir, si nos esforzamos diligentemente en ese camino. Pero para lograrlo tenemos primero que obtener el conocimiento, investigando, meditando, aprendiendo y trabajando internamente.

Por eso, debemos estudiar y analizar la vida; no creer, sino meditar y a través de la meditación, obtener sabiduría.

Newton logró el conocimiento de la física; posteriormente reencarnando como Einstein, logró convertirse en el más avanzado de los cerebros pensantes del planeta en el campo de la matemática y de la física. El había encontrado el conocimiento en la escuela de los Rosacruces, asi como Mozart, Haydn, Beethoven y Wagner, abrevaron también su conocimiento en el campo esotérico.

Estas son las enseñanzas que han practicado centenares de personas, quizás miles, a lo largo de la historia de la humanidad. Si estas personas que han derivado el conocimiento de los esoteristas de todos los tiempos han llegado a inmensas alturas en el campo moral, científico, artístico, filosófico y espiritual, ¿por qué no podemos hacerlo nosotros, si son las mismas enseñanzas que ellos siguieron?

Lo que determine nuestra conducta, no deben ser los dogmas que cristalizan nuestra consciencia, ni la creencia pasiva de lo que nos digan los demás. Depende únicamente de nosotros el objetivar los hechos, analizarlos adecuadamente, verificarlos en nuestras vidas, buscar el pro y el contra de las cosas, para llegar a conclusiones adecuadas y seguir el derrotero que nos hemos marcado.

--------------------------------------------------------------------------------

LIBROS QUE LE GUÍAN EN EL CAMINO

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS Max Heindel.

RECOLECCIONES DE UN MISTICO Max Heindel.

ENSEÑANZAS DE UN INICIADO Max Heindel.

MISTERIOS DE LAS GRANDES OPERAS Max Heindel.

EL VELO DEL DESTINO Max Heindel.

TEMAS ROSACRUCES (tomos 1 y 2) Max Heindel.

FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS

Y RESPUESTAS Max Heindel.

LA DOCTRINA SECRETA H. P. Blavatsky.

ISIS SIN VELO. H. P. Blavatsky.

LOGO-SOPHIA. Israel Rojas R.

EL SENTIDO IDEAL DE LA VIDA. Israel Rojas R.

EL SECRETO DE LA SALUD Y LA

CLAVE DE LA JUVENTUD. Israel Rojas R.

CÚRESE COMIENDO Y BEBIENDO Israel Rojas R.

VIVA SANO Israel Rojas R. 



  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
Palabras claves, , ,
publicado por masallaesoteric a las 16:25 · 5 Comentarios ·  Recomendar
 
Más sobre este tema · Participar
Comentarios (5) · Enviar comentario
Estimado Sr. Fabio Ramirez:
Quiero compartir con usted algunas páginas de nuestra mutua simpatía por la Logosofía.
Por favor, indiqueme a qué correo le puedo escribir.
Respetuosamente,
NC
publicado por Solcanario, el 30.11.2010 16:41
Caro
Como conseguir o livro Perlas Biblicas?
Tem pela internet?

Gracias
publicado por Elizabeth, el 19.02.2012 18:11
Olá, boa tarde! Muito obrigada pelo material recompilado. Você tem cópias digitalizadas da revista Aquarius ou mesmo do livro Perlas bíblicas para envio via e-mail? Grata, S.
publicado por Sara, el 18.06.2014 14:00
Olá como vai?
Sou estudante de logosofia no Brasil na cidade de São Bento do sul , e achei maravilhosos o seu blog, você sabe como poderia adquirir os livros de 1934 a 1940?
Abraços !
publicado por Fabricio escher, el 23.11.2014 12:54
Hola. Soy estudiante de Logosofia. Podria enviarme por email libros de Logosofia anteriores a 1950? Gracias
publicado por Pablo, el 07.07.2017 04:04
Enviar comentario
Nombre:
E-Mail (no será publicado):
Sitio Web (opcional):
Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagenEscriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>, <li>· Lista</li>
imgSobre mí
FOTO

Fabio Ramirez

hola soy Fabio Ramirez,Bienvenidos a este blog de novedades esotericas...

» Ver perfil

imgCalendario
Ver mes anteriorAgosto 2017Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031
imgBuscador
Blog  Web
imgTópicos
» General (21)
imgNube de tags [ ? ]
imgSecciones
» Inicio
imgEnlaces
 
FULLServices Network | Blogs | Privacidad